ESTUDIOS

SIGUIENDO SU PALABRA

"“Crisis espiritual en la IGLESIA”"

 

En esta ocasión sentí en mi corazón para compartirte algo que considero importante para todos nosotros, “Crisis espiritual en la IGLESIA”( Situación grave y difícil que pone en peligro la continuidad o el desarrollo de un proceso físico, histórico o espiritual) para muchos estas palabras pueden sonar muy trillada pero en ella se encuentra una realidad que nadie puede negar, la iglesia de Cristo en este tiempo está pasando por una tremenda crisis espiritual y tanto los pastores como los hermanos de las iglesias no hemos tomado cartas en el asunto, si pudiéramos evaluar nuestras propias vidas espirituales en una escala del 1 al 10 ¿qué calificación obtendríamos? Si somos honestos con nosotros mismos y delante de Dios creo que nadie alcanzaríamos el 10, la crisis espiritual es tan palpable en la iglesia que cada vez es menos importante la Palabra de Dios y si crees que estoy equivocado tan solo responde esta pregunta en tu corazón ¿cuántos capítulos de la Biblia has leído y en cuantos has meditado en lo que va de la semana? Oseas 5:15 “En su angustia madrugarán a mí”

 

Para superar la crisis necesito aprender de mis propios errores que me llevaron a crearla, tengo que enfrentar mis temores, el miedo y nosotros tenemos dos armas, una es el amor y la otra es la fe. Así que tú no estás desprovisto, tienes todo lo que necesitas para triunfar, lo que necesitas es compromiso contigo mismo. “¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos” Sal 19:12  Debes proponerte salir de la crisis y actuar, tus acciones tienen gran impacto en la vida que vives.

En estos tiempos para superar la crisis necesito desarrollar flexibilidad. Flexibilidad es igual a incertidumbre, cambio.

 ¿Cómo soy ante los cambios? Si tus pensamientos y emociones son rígidos como el bambú la tendencia es a romperse, pero si son flexibles como un bebe tu esquema te llevará a crecer. Si te lo digo en cristiano debes de ser como un niño para ir a la tierra de las oportunidades. Recuerdan a los que entraron a la tierra prometida, fueron los niños y adolescentes, excepto Josué y Caleb quienes pensaron positivamente y confiaron en Dios ante la crisis de los gigantes cananeos.

 

Lo que hoy MAS caracteriza LA CRISIS ESPIRITUAL  es al líder moderno en su arrogancia y total desinterés por los creyentes sobre todo si son humildes y no representan grandes ingresos a las arcas de la iglesia, los pastores teólogos se han tomado las congregaciones y con ellos la altivez de creerse superior en conocimiento sobre el resto despreciando la sabiduría del humilde corazón de muchos hermanos que si tienen verdadera sabiduría de Dios.

“En aquella ocasión Jesús exclamó: "Yo te alabo, Padre, Señor del Cielo y de la tierra, porque has mantenido ocultas estas cosas a los sabios y entendidos y las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, pues así fue de tu agrado”. Mateo 11.25

 Discursos llenos de teología y frases rebuscadas han reemplazado al sencillo pero poderoso llamado al arrepentimiento, discurso que van dirigidos en busca de admiración y del control de los oyentes en vez de aquel llamamiento a buscar al único y verdadero Dios a JESUS. Estas son las predicas ego centristas que se dejan escuchar en los grandes templos  que han reemplazado la adoración de Dios por la de un hombre y que hoy cautivan a multitudes y rinden culto a la bestia al interior del mismo templo en donde debería adorarse a Dios, esto es corrupción.

La Biblia es el manual por excelencia donde encontramos la pauta a seguir en los casos cuando nos vemos cayendo en el pozo de la crisis y no vemos como poder salir. “En las grandes crisis, el corazón se rompe o se curte”.  Honoré de Balzac (1799-1850) Escritor francés.

 

En el Primer Libro de Samuel Capitulo 30 encontramos a David experimentando una tremenda crisis pero gracias a Dios que él pudo vivir las grandezas en medio de la Crisis.

Veamos cada uno de estos poderes a medida que vamos leyendo el Pasaje.

LO PRIMERO QUE ENFRENTAMOS EN LA CRISIS ES EL PODER  DEL DESFALLECIMIENTO.

•Desfallecimiento es la pérdida de fuerza o energía.

•Es sentir que la tierra firme se convierte en pantano.

•Es sentir que el oxigeno falta a nuestros pulmones.

“Cuando David y sus hombres llegaron al tercer día a Siclag, los de Amalec habían invadido el Neguev y Siclag, habían asolado a Siclag y le habían prendido fuego. Se habían llevado cautivas a las mujeres y a todos los que estaban allí, del menor hasta el mayor, pero a nadie habían dado muerte, sino que se los llevaron y siguieron su camino. Llegó, pues, David con los suyos a la ciudad, y se encontró que estaba quemada, y que sus mujeres, sus hijos e hijas, habían sido llevados cautivos. Entonces David y la gente que lo acompañaba lloraron a voz en cuello, hasta que les faltaron las fuerzas para llorar “.  1 Samuel 30:1-4

 

•El Mayor Desfallecimiento de nuestra vida es cuando vemos a nuestros amados y cercanos afectados o cautivos.

•Alguien conoce el poder de la Familia y la amistad y no descansará hasta tratar de romperla.

•El Desfallecimiento tiene un poder capaz de aniquilar el último aliento de la vida.

•El único camino de expresar el desfallecimiento son las lágrimas. El llorar es el Río interno del alma que expele el fallecimiento. David y sus hombres, siendo hombres de guerra terminaron llorando desconsoladamente frente a la crisis de encontrar secuestradas sus familias

•Hay un Mito  que nos enseñado y es el mito de que  llorar es símbolo de debilidad o perdida de fe.  Llorar es humano. Las lágrimas las puso Dios con una finalidad, limpiar el espejo del alma.

•“Jesús lloró” Juan 11.35.

•Jesús lloro por la ciudad.

•David lloró a Voz en Cuello y hasta que le faltaron las fuerzas.

•El problema no llorar, el problema es si me ahogo con las lágrimas.

•Las Crisis ha veces se profundizan y nos llevan del Poder del desfallecimiento al Poder de la Angustia.

Es Dios quién nos ha regalado los sentimientos y estos se pueden y necesitar expresar.

 

SEGUNDO EL PODER DE LA ANGUSTIA.

“La angustia es la disposición fundamental que nos coloca ante la nada”. Martin Heidegger (1889-1976) Filósofo alemán.

La Biblia sigue narrando en el Capítulo 30 de 1 Samuel: “Las dos mujeres de David, Ahinoam jezreelita y Abigail  la que fue mujer de Nabal, el de Carmel, también habían sido llevadas cautivas. David se angustió mucho, porque el pueblo hablaba de apedrearlo, pues el alma de todo el pueblo estaba llena de amargura, cada uno por sus hijos y por sus hijas”. 1 Samuel 30:5,6.

•Que es Angustia? Es un estado afectivo de carácter penoso que se caracteriza por aparecer como reacción ante un peligro desconocido o impresión. Suele estar acompañado por intenso malestar psicológico y por pequeñas alteraciones en el organismo, tales como elevación del ritmo cardíaco, temblores, sudoración excesiva, sensación de opresión en el pecho o de falta de aire (de hecho, “angustia” se refiere a “angostamiento”). En el sentido y uso vulgares, se lo hace equivalente a ansiedad extrema o miedo.

•En las Crisis la mayor angustia se produce cuando los que están cerca en vez de entendernos o ayudarnos a buscar la solución nos culpan.

Es cierto que Siclag fue el lugar errado donde David huyó de Saúl. Siclag fue el “lugar” de asilo solicitado por David y asignado por el rey Aquís que bien podría vincularse con las “Ciudades de Refugio” mencionadas en Números 35 por su función humanitaria.

Se puso al servicio de un rey pagano: tu siervo.

David entró en yugo con el infiel. Hizo un mal negocio.

Aquís aprovechó la oportunidad para usar su talento militar.

Es la historia de un hombre dividido entre la pasión y su vocación. No hizo lo correcto, al poner sus fuerzas al servicio y en alianza de un rey pagano.

•Sin embargo este no era el momento para decirlo. La vida misma enseña y no necesita maestros de segunda que repitan lo que ya ella ha grabado dolorosamente en el corazón.

 

TERCERO El Poder De la Angustia dispara La Depresión. •David hubiera podido sentir la presión del desánimo y la desesperación en ese momento.

Sin embargo no todo es malo en la angustia. “Las ideologías nos separan, los sueños y la angustia nos unen. Eugene Ionesco (1912-1994) Dramaturgo francés de origen rumano.

•Cuando la ayuda humana desaparece solo me quedan dos caminos por tomar. Caer en la depresión o buscar el rostro del Señor. Es acá donde la mayoría de personas creyentes o no se quedan en el camino y no desarrollan los músculos del Espíritu lo cual les imposibilita para pasar a la gloriosa experiencia del Tercer Poder.

 

EL PODER DE LA FORTALEZA. “Ante el inminente peligro, la fortaleza es lo que cuenta”. Marco Anneo Lucano (39-65)

“Pero David halló fortaleza en el Señor, su Dios,“y dijo al sacerdote Abiatar hijo de Ahimelec: «Te ruego que me acerques el efod». Abiatar acercó el efod a David, y David consultó a Jehová diciendo: – ¿Perseguiré a esta banda de salteadores? ¿Los podré alcanzar? Él le dijo: –Síguelos, porque ciertamente los alcanzarás, y de cierto librarás a los cautivos”.  1 Samuel 30:7,8.

•La verdadera fortaleza del alma y el Espíritu viene de Dios, de ninguna otra parte. Cuando todo lo demás se cae, levanto la vista y lo veo a Él con toda su majestad, diciéndome: “No temáis, Yo he vencido al mundo”-

•Dios siempre tiene la respuesta precisa.

•“Nada es tan difícil que no pueda conseguir la fortaleza. Julio César (100 AC-44 AC) Emperador romano.

•David había aprendido la lección. El no consultó a Dios para ir a Siclac, ahora que perdió Siclac no quiere moverse sin dirección. Qué bueno es cuando aprendemos de los errores pasados. Muchas veces, como es el caso de David acá, las crisis vienen luego de una mala decisión.

• Jesús dijo. Sin Mi nada podéis hacer.

•David en el momento de la crisis ni siquiera consulta con Abiatar que era el sacerdote sino le dijo que le trajera el Efod.

•Qué era el Efod?  Vestidura tipo chaleco en el Sacerdote. El Efod tenía  varias piedras preciosas y entre ellas estaban dos que se llamaban el Urim y el Tummin. Significa “Luz y Perfección”. Cuando el Sacerdote o rey querían consultar a Dios lo hacían a través del Efod y Dios les contestaba y dirigía. En tiempo de Crisis necesitamos Luz y perfección.

•El Efod era la Lámina de Pecho de la Decisión.

•Las Piedras llamadas Urim y Tummin, se cree que una se iluminaba  significa Si y la otra No. NO sabemos con claridad cierta cómo funcionaban estas piedras pero acá lo importante es que David consultó y la Respuesta Vino.

•El Poder del desfallecimiento y la Angustia se desvanecen ante el Poder de la Fortaleza que viene de Dios. David halló fortaleza en Dios.

•“Lo que no me mata, me fortalece”. Friedrich Nietzsche (1844-1900) Filosofo alemán.

•Cuál es el Efod hoy?  Un Urim y un Tummin. Dos Piedras Preciosas. Estas piedras de consulta son La Palabra de Dios y el Espíritu Santo. La primera nos presenta la verdad que nos hará libres y el segundo nos guiará a toda Verdad. Y cuando nos sentimos fortalecidos por el Señor entonces pasamos al cuarto poder.

 

EL PODER DE LA VICTORIA.

 

“Partió, pues, David, junto a los seiscientos hombres que lo acompañaron, y llegaron hasta el torrente del Besor, donde se quedaron algunos. David siguió adelante con cuatrocientos hombres; pues se quedaron atrás doscientos que, cansados, no pudieron pasar el torrente del Besor. Hallaron en el campo a un egipcio, al cual trajeron ante David, le dieron pan y comió, y le dieron a beber agua. También le dieron un pedazo de masa de higos secos y dos racimos de pasas. Luego que comió, se sintió reanimado, pues no había comido pan ni bebido agua durante tres días y tres noches. Entonces le preguntó David: –¿A quién perteneces, y de dónde eres? El joven egipcio respondió: –Soy siervo de un amalecita, y mi amo me abandonó hace tres días porque estaba enfermo. Hicimos una incursión a la parte del Neguev que pertenece a los cereteos,[e] al de Judá, y al Neguev de Caleb. También incendiamos Siclag.  –¿Me llevarás tú adonde está esa tropa? –le preguntó David. –Júrame por Dios que no me matarás, ni me entregarás en manos de mi amo, y te llevaré adonde está esa gente –dijo él. Lo llevó, pues; y los encontraron desparramados sobre toda aquella tierra, comiendo, bebiendo y haciendo fiesta, por todo aquel gran botín que habían tomado de la tierra de los filisteos y de la tierra de Judá. Y David los batió desde aquella mañana hasta la tarde del día siguiente. Ninguno de ellos escapó, salvo cuatrocientos jóvenes que montaron sobre los camellos y huyeron. Rescató David todo lo que los amalecitas habían tomado, y libró asimismo a sus dos mujeres. No les faltó nadie, ni chico ni grande, así de hijos como de hijas, ni nada del robo, de todas las cosas que les habían tomado; todo lo recuperó David. Tomó también David todas las ovejas y el ganado mayor. Los que iban delante conduciendo aquel tropel decían: «Este es el botín de David”». 1 Samuel 30:9-20.

Qué tremenda Victoria Dios le concedió a David. Lo recuperó absolutamente todo. Dios le retornó todo lo que el enemigo le había robado y secuestrado.

•La Fortaleza del Señor siempre termina en Victoria.

•La Fortaleza del Señor siempre termina en Requerimiento.

•La Fortaleza del Señor nos devuelve todo lo perdido.

•La Fortaleza del Señor nos retorna la Alegría.

•La Fortaleza del Señor destruye lo que nos angustiaba.

•LA Fortaleza del Señor nos cambia la perspectiva de la vida.

•La Fortaleza del Señor repara relaciones rotas y nos recupera la Unidad.

•Recuerdan que querían apedrear a David? Acaso no era tiempo de Venganza?

•El corazón de David no se había contaminado en la crisis, sino que salió purificado.

• Cuanta gente luego de la crisis quedan solo envenenados en su propia amargura. Cuando llegamos al quinto Poder entonces podemos gritar y saltar de alegría porque el quinto poder nos demuestra que nuestro corazón no se daño en la crisis, sino que simplemente fue templado como las cuerdas del violín.

 

EL PODER DE LA UNIDAD.

“Llegó David a donde estaban los doscientos hombres que, muy cansados para seguirlo, se habían quedado en el torrente del Besor; y ellos salieron a recibir a David y al pueblo que con él estaba. Cuando David llegó, saludó a la gente en paz. Pero todos los malos y perversos que había entre los que iban con David, se pusieron a decir: «Puesto que no han ido con nosotros, no les daremos del botín que hemos recuperado; que cada uno tome a su mujer y a sus hijos y se vaya». Pero David dijo: –No hagáis eso, hermanos míos, con lo que nos ha dado Jehová. Nos ha guardado y ha entregado en nuestras manos a los salteadores que nos atacaron. ¿Quién os dará razón en este caso? Porque conforme a la parte del que desciende a la batalla, así ha de ser la parte del que se queda con el bagaje; les tocará por igual. Desde aquel día en adelante fue esto ley y norma en Israel, hasta hoy. Cuando David llegó a Siclag, envió parte del botín a los ancianos de Judá, sus amigos, diciendo: «Aquí tenéis un presente para vosotros del botín tomado a los enemigos de Jehová». Se lo envió a los de Bet-el, Ramot del Neguev, Jatir, Aroer, Sifmot, Estemoa, Racal, a las ciudades de Jerameel, a las ciudades del ceneo, a los de Horma, Corasán, Atac, Hebrón, y a todos los lugares donde David había estado con sus hombres”. 1 Samuel 30:21-31

•Unidad es clave.

•“La reconciliación es más bella que la Victoria”. Violeta Chamorro (1929-?) Política y periodista nicaragüense.

•Las crisis resueltas nos devuelven la Unidad.

•“En la pelea, se conoce al soldado; sólo en la victoria, se conoce al caballero”. Jacinto Benavente (1866-1954) Dramaturgo español.

•Si luego de la crisis el hogar sigue dividido y las relaciones rotas entonces no se ha registrado Victoria alguna.

•La Fortaleza del Señor no solo disipa el Desfallecimiento y la Angustia, no solo nos da la Victoria, pero nos da la Unidad. “procurando mantener la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz”. Efesios 4:2

•David no solo le dio partes iguales a los que fueron a la pelea como a los que quedaron, sino que envió regalo a los ancianos y a los habitantes de otras poblaciones. Compartió la Victoria con otros demostrando así la calidad de su corazón.

• “Donde hay concordia siempre hay victoria. Publio Siro (Siglo I AC-?) Poeta dramático romano.

•El Corazón de estos Cinco Poderes esta en el centro.

•Desfallecimiento y Angustia en un lado.   FORTALEZA en el centro.  VICTORIA Y UNIDAD en el otro lado.

• Qué estas experimentando?. Cómo lo estás enfrentando?. Quizás hoy te encuentres en el desfallecimiento o en la angustia, no te quedes ahí, te quedan tres poderes más que te van a lanzar en el gran trampolín de la vida y te van a despertar tu destino dormido.

“En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”.  Albert Einstein (1879-1955) Científico alemán nacionalizado estadounidense.

Dios nos ha dado la habilidad para responder ante la crisis, pero es nuestro compromiso lo que nos llevará a un futuro extraordinario.

 

“Deseo que lo que estás leyendo no quede en tu mente si no que pase a una acción diaria, necesitamos que la iglesia de hoy sane, basta ya de tanta mediocridad en el cristianismo, basta ya de tanto conformismo y basta ya de tanto escuchar y no actuar, levantémonos y luchemos que la batalla aun no termina, empecemos a formarnos convicciones firmes de tal manera que cada persona que se acerque a la iglesia pueda notar en ella una iglesia sana, llena de amor y compasión por los perdidos, convicciones que glorifiquen a Dios donde quiera que nos paremos por lo que decimos y por lo que hacemos (Fil. 4:8, Col. 3:16-17). Es verdad vivir el cristianismo no es fácil y tratar de ganar el mundo nosotros solos es prácticamente imposible por eso para salir de esta crisis espiritual no solo tenemos que preocuparnos por los miembros de la iglesia, ni los miembros solo de los pastores de su iglesia, sino de todo cristiano que se encuentra en el mundo compartiendo de las maravillas de Dios, la crisis espiritual nos ha encerrado en nuestras denominaciones y no nos preocupamos por los demás miembros del cuerpo de Cristo, tal vez proponer que todas las denominaciones se unan y seamos de un mismo sentir sería muy complicado y tal vez muy difícil (pero no imposible) por lo menos aquí en este mundo pero podemos aportar bastante dejando de criticarnos los unos de los otros, de dividirnos y de pelearnos, más bien necesitamos estar en constante oración por las iglesias verdaderas UNICISTA de todo el mundo y por todos aquellos de una o de otra forma dan a conocer el amor de nuestro Dios por todo el mundo (Mar.16:15-16). Satanás no podrá vencer si nos decidimos a salir de esta crisis, hagámoslo ya y proclamemos al mundo entero que Jesús es el Señor. La crisis espiritual llegará hasta donde tú lo permitas pues la restauración de la IGLESIA tiene que hacerse rápidamente.

 

Más allá de hacer un descarnado análisis de la actual crisis. Se ha pretendido en destacar los pro y los contra de las CRISIS, cosa que hoy no se hace, no se necesita ser exegeta bíblico ni un teólogo para encontrar en la biblia la dirección que necesita la iglesia de Cristo para andar en la voluntad perfecta de Dios y en donde se guíe al verdadero creyente a vivir una real vida cristiana  y al incrédulo anunciarle el mensaje de salvación. Que Dios te fortalezca. Es la oración del Pastor Julio Hernández. Abril 2015.

 

 

 

 

 

MINISTERIO IGLESIA APOSTOLICA INTERNACIONAL.

MARZO 2015.

 

Cuéntanos que te pareció este estudio.

 

 

JULIO HERNANDEZ

PASTOR

"No está bien dejar de congregarse"

 “No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca”. (Hebreos 10:25).

 

¿Has notado en ti o en tus hermanos, que cuando dejan de congregarse o se alejan de Dios, la vida comienza a complicarse, parece como si todo se desordenara; como si de pronto, “alguien” decidiera pasar la factura por todos sus errores?

 

Que fácil nos olvidamos del bien que hemos recibido en la Casa de Dios…Sal.36:8 “Serán completamente saciados de la grosura de tu casa,  Y tú los abrevarás del torrente de tus delicias”.

 

No te ha acontecido a ti esto que cuando te alejas de Dios y no te congregas, te debilitas, pierdes fuerza, la fe comienza a fallar y comienzan a ganar fuerza algunas preocupaciones como: la necesidad del dinero, el bienestar, el éxito, el futuro, la educación, la política, la sociedad y otras que son temas mundanos. Sal.42: 4” Me acuerdo de estas cosas, y derramo mi alma dentro de mí;  De cómo yo fui con la multitud, y la conduje hasta la casa de Dios,  Entre voces de alegría y de alabanza del pueblo en fiesta”.

Es en estos momentos, cuando el enemigo sabe que eres vulnerable; frágil y débil, y entonces te ataca, en todas las aéreas de tu vida, sin misericordia, sin piedad: tu relación con Dios, tu familia, tus finanzas, tu fe, tu fuerza y es cuando él tiene más probabilidades de vencerte, de hacerte caer, de hacerte dudar; usando mentiras y engaños que parecen verdad; a tus amigos y parientes y aun hasta tu familia; desviándote hacia otros caminos, decepcionándote de Jesús.Sal.84:10” Porque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos.  Escogería antes estar a la puerta de la casa de mi Dios,  Que habitar en las moradas de maldad”.

Estos ataques no son físicos, nadie va a venir a pegarte o a agredirte directamente, por el simple hecho de que te cambiaste de religión, te convertiste o creíste en Jesús; la lucha es sutil, camuflada y el campo de batalla, es tu mente, es tu psiquis, en las regiones espirituales y en tu corazón (lo que tu amas, a quien tu amas y sigues)

 

Por tal razón y muchos motivos más queremos mostrarte la necesidad de estar siempre en la Casa de Dios.

Cuando el anciano Jacob, se juntó con su amado José, allá en Egipto, por el año 1689 a. C. este hombre de Dios ya estaba en sus últimos días, acostado en su lecho; se sentó en la cama con mucho esfuerzo, llamó a sus hijos y profetizó anuncio de Dios para todos ellos. De todas las palabras del longevo Israel nos llama la atención la profecía para Judá: “No será quitado el cetro de Judá, Ni el legislador de entre sus pies, Hasta que venga Siloh; y a él se congregarán los pueblos.” (Gn. 49:10). Al analizar el contexto de este verso podemos concluir que la extraña palabra “Siloh” se refiere al Mesías, es decir, a Cristo Jesús. Las palabras proféticas del moribundo anciano revelan las intenciones del corazón del Creador: que ante Jesucristo se congreguen (reúnan) todos los moradores de la tierra.

¿Qué propósitos tendrá el Señor de que los hombres se congreguen? Por qué el escritor de la carta a los Hebreos aconseja “no dejando de congregarnos”. Esperamos que esta lección sea de provecho a nuestra vida espiritual y arroje luz sobre este tema.

 

El Tabernáculo de reunión.

Antes del peregrinaje del pueblo de Israel por el desierto, en su salida de Egipto, Dios había tratado sólo con dos hombres de todo el pueblo: Moisés y Aarón; en el capítulo 36 del libro de Éxodo, desde del verso 8 se nos describe la construcción del tabernáculo que Jehová había mandado hacer, al cual Dios llama “Tabernáculo de reunión” (Ex. 27:21); el cual estaba en un recinto de 50 metros de largo por 27 metros de ancho, los límites de este recinto estaban recubiertos de cortinas de lino. El tabernáculo, que estaba en el extremo oeste del recinto, era una estructura de madera de 15 por 5 metros dividido en dos partes por un pesado velo: el lugar santo y el lugar santísimo (Ex. 26:15-25); estaba construido de tal manera que podía ser trasladado y reinstalado en cualquier lugar conforme avanzaban por las regiones desérticas.

“Hazte dos trompetas de plata; de obra de martillo las harás, las cuales te servirán para convocar la congregación, y para hacer mover los campamentos. Y cuando las tocaren, toda la congregación se reunirá ante ti a la puerta del tabernáculo de reunión.” (Nm. 10:2,3); el tabernáculo de reunión era el lugar que Dios había escogido para “manifestarse” al pueblo de Israel; por eso Dios mandaba que los hijos de Jacob se congregaran y se acercaran a aquel lugar que con tantos detalles mandó construir. Para el pueblo, el tabernáculo representaba la morada de Dios entre su pueblo (Ex. 25:8), el lugar donde Dios le hablaba a todo el pueblo.

 

¿Para qué se congregaban?

Ya siendo Moisés muy anciano (no podía más salir ni entrar) éste habla a Josué, en presencia de todo Israel, le informa que sería el joven sucesor que entregaría la tierra por herencia a los hijos de Jacob; que Jehová estaría con él, mas Josué debía hacer algo: “Harás congregar al pueblo, varones y mujeres y niños, y tus extranjeros que estuvieren en tus ciudades, para que oigan y aprendan, y teman a Jehová vuestro Dios, y cuiden de cumplir todas las palabras de esta ley; y los hijos de ellos que no supieron, oigan, y aprendan a temer a Jehová vuestro Dios todos los días que viviereis sobre la tierra adonde vais, pasando el Jordán, para tomar posesión de ella.” (Dt. 31:12, 13). Es cierto que el patriarca Moisés le está hablando al novicio discípulo de congregar al pueblo, en este caso, en el año de la remisión, en la fiesta de los tabernáculos; pero la enseñanza que queremos señalar aquí aplica en un sentido general y perenne.

En los pasajes presentados en el párrafo anterior podemos notar el propósito de congregar al pueblo; mas antes quisiéramos tomarnos un tiempo señalando quiénes eran los que debían congregarse: Los varones, las mujeres y los niños del pueblo, además, los extranjeros que vivieran entre el pueblo; y en el futuro debían congregarse los hijos de ellos que no supieron, es decir, que todos los que estaban y los que vendrían debían congregarse. ¿No podía Dios tratar con cada uno en forma individual? ¡Sí, pero Él mandó que se congregaran! ¿Para qué congregarse?

Para que oigan, era costumbre en los tiempos bíblicos que el pueblo se reúna en algún lugar, en este caso el tabernáculo, para escuchar lo que Dios quería decirle a través de algún sacerdote o profeta, o simplemente para que se leyera el libro de la ley cuando éste estuvo ya en el pueblo. Además, Dios puso maestros en la iglesia (1 Co. 12:28), para que estos enseñaran al pueblo congregado, para que los hermanos oigan las enseñanzas.

Y aprendan, Los jóvenes tenían que instruirse de los ancianos, los alumnos de los maestros, los hijos de los padres; debían aprender lo que Dios había hecho por su pueblo, las maravillas y la grandeza de aquel que creó los cielos y la tierra.

Y teman al Señor, he aquí el principio de la sabiduría, todo el pueblo debía tener conciencia del poder de Jehová; todos deben comprender que no hay otro camino de salvación.

Y cuiden de cumplir todas las palabras de esta ley, esta encomienda es la que más tiempo le ocuparía al pueblo, por eso tenía que congregarse con frecuencia, debía tener mucho cuidado en obedecer la Palabra de Dios.

 

1.-Para ver su poder y su gloria: “Envía, pues, ahora y congrégame a todo Israel en el monte Carmelo, y los cuatrocientos cincuenta profetas de Baal, y los cuatrocientos profetas de Asera, que comen de la mesa de Jezabel.” (1R. 18:19). La historia es muy conocida, el profeta Elías desafía a 850 profetas de dioses falsos (cuatrocientos cincuenta de Baal más cuatrocientos de Asera), los versos siguientes parecen sugerir que los cuatrocientos profetas de Asera lograron evadir el combate. Lo cierto es que el dios Baal quedó ridiculizado, y sus profetas también y todo Israel pudo ver el poder y la gloria de Jehová de los ejércitos. En Éxodo 40:34- vemos como “. . . una nube cubrió el tabernáculo de reunión, y la gloria de Jehová llenó el tabernáculo. Y no podía Moisés entrar en el tabernáculo de reunión, porque la nube estaba sobre él, y la gloria de Jehová lo llenaba. Y cuando la nube se alzaba del tabernáculo, los hijos de Israel se movían en todas sus jornadas; pero si la nube no se alzaba, no se movían hasta el día en que ella se alzaba. Porque la nube de Jehová estaba de día sobre el tabernáculo, y el fuego estaba de noche sobre él, a vista de toda la casa de Israel, en todas sus jornadas”.

Para publicar el Nombre de Dios: “Para que publique en Sión el nombre de Jehová, y su alabanza en Jerusalén, cuando los pueblos y los reinos se congreguen en uno para servir a Jehová.” (Sal. 102:21, 22); cómo podemos ver es importante congregarnos para publicar (anunciar) al pueblo el Nombre de Jehová (su Palabra); notemos que se nos dice que se congreguen para servir a Jehová, el texto sugiere que le podemos servir mejor si tenemos la costumbre de unirnos (congregarnos) para servirle.

Para servir a Dios: “Cuando los pueblos y los reinos se congreguen en uno para servir a Jehová.” (Salmos 102:22); el salmista habla de lo futuro, pero es notorio que se le sirve mejor a Dios cuando los creyentes se reúnen para organizar el servicio, así como lo hacían los levitas para ministrar en el tabernáculo y el templo que construyó Salomón.

 

2.-Para clamar a Dios: “Proclamad ayuno, convocad a asamblea; congregad a los ancianos y a todos los moradores de la tierra en la casa de Jehová vuestro Dios, y clamad a Jehová.” (Joel 1:14); el profeta habla Palabra de Dios a los ancianos de Israel y a los moradores de la tierra (v. 1), en tiempos difíciles para todas las naciones de los días del profeta (léase los versos 1 al 13). Había hambre en todas las regiones, los labradores estaban confundidos, la vid estaba seca, y pereció la higuera; había gran escasez y el pueblo sufría penurias. ¿Cuál es la respuesta, a esta situación, que da el profeta Joel: “Proclamad ayuno, convocad a asamblea; congregad a los ancianos y a todos los moradores de la tierra en la casa de Jehová vuestro Dios, y clamad a Jehová.”

Es necesario que comprendamos, pues, la necesidad de congregarnos (reunirnos); pareciera que el Señor desea que nos congreguemos, Jesús dijo: “Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.” (Mateo 18:19); otra vez os digo, pareciera que el Maestro está recalcando una enseñanza que había dado anteriormente la cual quiere que quede bien clara en sus discípulos. Pareciera que el clamor de muchos conmoviera más el corazón de Dios. Y luego el Maestro concluye: “Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.” (Mateo 18:20) el Señor desea que nos unamos (congreguemos) para que todos juntos clamemos a Él.

 

3.-Para pedir fortaleza espiritual: “Y puestos en libertad, vinieron a los suyos… Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios.” (Hechos 4:23-31). Todos nosotros conocemos la diferencia entre adoración en nuestros hogares y la adoración cuando estamos congregados, aunque en algunas ocasiones el Señor se ha manifestado en forma especial cuando adoramos solos en nuestros hogares; es bien sabido que si no fuéramos al templo a adorar junto a los santos de Dios, dejaríamos, tarde o temprano, nuestra adoración en el hogar. Es allí, en el templo, donde aparecen los tizones que aunque afligidos, dolidos y quebrados por el dolor, levantan su voz en clamor a Jehová… y de lo alto desciende fuego que enciende el altar; es cuando alguna chispa de aquel fuego nos toca y enciende nuestro tizón que antes estaba apagado. ¡Dios nos manda congregarnos para que nos ministremos los unos a los otros!

 

La Iglesia

Uno de los significados de la palabra Iglesia (Ek klesia) es congregación; viéndolo desde este concepto, nosotros individualmente no somos iglesia; sí somos templo del Dios viviente (2 Corintios 6:16); es decir, que somos lugar donde habita el Dios viviente; pero para que seamos iglesia es necesario, entre otras cosas, que nos congreguemos cuando las circunstancias lo permitan; si no nos congregamos entonces no somos iglesia; y recordemos que Cristo no viene a buscar a una persona individual, más bien vendrá por su iglesia, un pueblo que se congrega para alabar y glorificar su nombre. Si algún ser humano, por circunstancias ajenas a su voluntad (enfermedad, guerra, etc.) usted no puede reunirse con los santos para alabar a su Dios, es probable que tengamos una excusa; pero si no tenemos una excusa válida delante del Dios vivo, entonces si no nos congregamos no somos su iglesia. Pido al Señor que se nos permita comprender lo que estamos diciendo en este párrafo. Si no hay reunión o congregación para tratar y andar en los asuntos del Señor no estamos obedeciendo los que dice el Espíritu de Dios en Hebreos 10:25: “no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.” Y recordemos que no son los oidores sino los hacedores de la Palabra los que serán salvos.

 

La Iglesia es el Tabernáculo

En el Antiguo Testamento el pueblo se reunía en el Tabernáculo para escuchar la voz de Dios, para ver su poder y su gloria; luego en los días del rey Salomón es sustituido por el templo de Jerusalén (véase el capítulo 6 de 1ra. de Reyes); pero hoy en día no tenemos el templo de Jerusalén para reunirnos, luego esas edificaciones donde van todos los hermanos para alabar se constituye en casa de Dios, puerta del cielo (Génesis 28:17); más aun el apóstol Pablo nos dice: “¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?” (1 Co. 3:16). Es decir, que en el Nuevo Testamento aquel tabernáculo de reunión pasa a ser la congregación de los santos, es decir, la Iglesia de Cristo.

 

Razones que nos exigen congregarnos

Podríamos mencionar muchas razones bíblicas de por qué es necesario que nos congreguemos; pero queremos indicar que la razón más poderosa es que Dios lo manda en su Palabra Santa, no importa lo que el ser humano considere sobre este asunto, lo cierto es que Dios demanda que nos reunamos como creyentes: “no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis” (Hebreos 10:25); es muy fácil comprender lo que el Señor desea, según este texto: ¡que nos congreguemos! Pero ¿por qué quiere Dios que nos congreguemos? Si observamos el contexto de este pasaje bíblico, especialmente el verso 24 tomado de la versión Popular: “Busquemos la manera de ayudarnos unos a otros a tener más amor y a hacer el bien.” (He. 10:24 Versión Popular), y es después de estas palabras que nos manda a no dejar de congregarnos, es muy importante señalar el texto leído: “Ayudarnos unos a otros”; necesitamos la ayuda de los santos de Dios para poder llegar a la meta final; de otro modo nos sería casi imposible llegar firmes al día grande y temible del Señor. Es importante observar que la traducción del verso 25, en la versión Popular nos dice: “No dejemos de asistir a nuestras reuniones (cultos), como hacen algunos, sino démonos ánimo unos a otros; y tanto más cuanto que vemos que el día del Señor se acerca.” Debemos comprender que usted y yo necesitamos la ayuda espiritual, moral, emocional y material de los hermanos en Cristo; muchas veces hemos estados desanimados y esos hombres y mujeres de Dios nos han traído palabra de vida que ha reconfortado nuestra alma; cuántas veces hemos andado en falta delante de nuestro Señor, y algún hermano nos ha hecho la corrección necesaria. Cuando los tizones se separan poco a poco se van apagando, mas cuando se juntan uno a uno se calentaran, esto es también cierto con respecto a los creyentes, y tanto más cuanto que vemos que el día del Señor se acerca.

 

 

Conclusión

Debemos congregarnos, por fidelidad, por amor y obediencia a la palabra de Dios; si en verdad somos de Cristo, no podemos dejar de congregarnos.

Podemos ver las ventajas que obtiene el cristiano cuando se congrega con regularidad, las mismas que se pierde aquel que entiende que no es necesario congregarse en un lugar (llamado templo) para glorificar el nombre de Dios y ser ministrado a través de la adoración y de la Palabra predicada. Invitamos a los hermanos a rechazar esos argumentos del mismo Satanás de que no es necesario ir a la iglesia a todos los cultos para ser salvos; la verdad es muy diferente: “… en los negocios de mi Padre me es necesario estar”; el día en que no andemos en los negocios de nuestro Dios con regularidad, seremos presa fácil del enemigo de las almas, que “como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar”. Analice hasta qué punto puede haber experimentado un menguar en su vida espiritual. Es probable también que desee reunirse de nuevo. Le animamos a hacerlo. ¡Sin duda cada día avanzará más en su condición de fiel seguidor del Señor Jesús!

Vuelve a congregarte e invita a tus hermanos que han dejado de hacerlo y veras como Cristo se fortalece en ti y todo comienza a acomodarse en tu vida, a fortalecerte espiritualmente y a vivir de victoria en victoria, en Cristo.

SU SERVIDOR PASTOR EMANUEL ESPIÑO. ABRIL 2015.

 

 

 

 

MINISTERIO IGLESIA APOSTOLICA INTERNACIONAL.

MARZO 2015.

 

Cuéntanos que te pareció este estudio.

 

 

EMANUEL ESPIÑO

PASTOR

"Esclavos del celular"

 

¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?

Romanos 6:16.

 

Según el Diccionario Hispanoamericano: ESCLAVITUD.

Institución por la que un ser humano es propiedad de otro ser humano, es vendido y comprado como un animal, es manejado totalmente por la voluntad de su dueño y debe trabajar sin consentimiento propio y sin paga. La esclavitud fue abolida en todo el continente americano durante el s. XIX, pero todavía hay individuos en condiciones de esclavitud.

 

Quiero hablar sobre un tema que tal vez ya lo hayas pensado o si no lo has hecho, quiero que meditemos juntos sobre él. Hablemos de la esclavitud, pero más específicamente a lo que llamaremos LA NUEVA ESCLAVITUD. ¿Qué es esto, si la esclavitud no es nueva? La esclavitud ha sido uno de los males que a la humanidad le ha causado mucho daño durante siglos. Sin embargo, gracias a Dios el Evangelio ha contribuido muchísimo para abolir la esclavitud, fundando valores en la sociedad. En la actualidad aun hay muchas formas y medios de esclavitud de las cuales no hablaré,  por que son de todos ya conocidas.

 

Volviendo al punto, esta ¨nueva¨  esclavitud, es aquella que se está dando entre personas y redes sociales, ¡Sí!  Las benditas redes sociales, y me dirás, ¿Donde está la esclavitud ahí? Si ser parte de una red social es algo voluntario. Si, estas en lo cierto, pero es voluntario el suscribirte, el conectarte, a quien aceptas como amigo, etc. Pero qué me dices de frases como esta: “…tengo que estar Twitter porque si no, no estoy  en nada!”, o “…debo de tener mi cuenta en Facebook para mostrarle al mundo quien soy, a donde viajé este verano, qué hago, con quién ando….”

Eso es esclavitud,  imagínate vas manejando, vas twitteando, en el Mall (centro comercial), estas chateando, en la casa, en el cama, en el baño, en la universidad, en el colegio, en la iglesia, ¿En la iglesia? ¡Sí! también ahí, es que es algo que no lo puedes dejar, porque te vas a perder lo que dijo tu amiga, tu amigo, lo que dijo tu artista favorito.

 

Te sumerges en esto tanto, tanto, tanto que ya ni a tu familia le das el tiempo que necesita, solo falta que para poder hablar entre padres e hijos, esposos, lo hagan por medio del Messenger porque de lo contrario no se hablarían, a lo mejor y ya sucede en algunas familias.  Entonces te pregunto, ¿No ves que hay muchos esclavos en las redes sociales? Ya vistes lo que el diccionario dice del concepto de RED?

Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia:

RED: Aparejo de cuerdas o hilos utilizado en la caza de aves, peces, cuadrúpedos y personas.

Salmo 10:9   Cual león en su guarida se agazapa, listo para atrapar al indefenso; le cae encima y lo arrastra en su red.

Contéstame esta pregunta: ¿Qué caza una red social?

No es que me haya dado un ataque de legalismo (hipocresía disfrazada de santidad), ni estoy satanizando los medios de comunicación, sería un error, porque hoy mismo estoy utilizándolo para hablar sobre este tema. La tecnología es excelente y al utilizarla de la forma correcta se vuelve una excelente herramienta para anunciar el Evangelio, pero eso es nada más, una herramienta.

Hagamos un paréntesis, hace tiempos me preguntaba porqué al teléfono de la marca Blackberry se le dio ese nombre y encontré esta historia que me parece adecuada para el tema del que estamos conversando:

Le pusieron así, porque a los esclavos en Estados Unidos se les ataba una bola negra de hierro en el pie, irregular y cacariza (no era una bola perfecta), con una cadena y un grillete, para que no escaparan corriendo de los campos de algodón. Los Amos, para usar un eufemismo- reticencia (palabra políticamente más correcta que suena más bonito), la llamaban “Black Berry” (Fresa Negra), porque se asemejaban a dicha fruta. Ese era el símbolo de la antigua esclavitud, que decían que estarían forzados a dejar su vida hasta perecer sin poder escapar de esos campos de siembra.

En los tiempos modernos, a los  empleados, no se les puede amarrar una bola de hierro para que no escapen, en cambio, se les da un “Blackberry” y quedan inalámbricamente atados con ese grillete, que al igual que los esclavos, no pueden dejar de lado y que los tiene atados al trabajo todo el tiempo. Y ahí los ves, modernos ejecutivos que se sienten muy importantes, porque “el jefe” les dio su Blackberry” para que no escapen de los campos de trabajo.                                Prof. Ramón Anselmo Rengifo Avendaño

¡Yo soy el dueño de mi voluntad!

El diccionario dice: que el esclavo es manejado totalmente por la voluntad de su dueño, ¿Eres dueño de tu voluntad o las redes sociales te manejan? y sigue diciendo: debe trabajar sin consentimiento propio y sin paga. ¿Cuánto ganas por twittear?, ¿por mensajear?, por chatear? Al contrario tienes que pagar para hacer todo esto.

Recuerdo que años atrás un amigo muy cercano se volvió adicto al e-mail y al Messenger. Recuerdo que me comentaba que desde la computadora del lugar donde trabajaba, entraba a una sala de chat en algún lugar del mundo y ahí se conectaba con gente desconocida de otros países, para hablar ¿De qué? de nada importante claro, pero él  tenía que estar conectado porque a tales horas la “fulanita005″ o “amaranta2509″ se conecta y tengo que hablar con ella, o  porque tengo que hablar con alguien, y estoy hablando que esto era a la hora del trabajo. Enviaba miles de email al año, su rendimiento en sus labores bajo, ¿Como hacía para detenerlo?  Era algo que no podía evitar, porque no hay control, no era dueño de su voluntad. El Internet se volvió su amo que le hacía trabajar horas y horas extras,  pero sin recibir ningún salario, ¡Era esclavo!

Gálatas 5:1  Para libertad fue que Cristo nos hizo libres; por tanto, permaneced firmes, y no os sometáis otra vez al yugo de esclavitud.

Como cualquier persona normal que vive en este el siglo 21, está bien que tengas twitter, facebook, myspace, etc., yo al igual que tu tengo mis cuentas en dichos sitios, pero, que tú y yo seamos los que lo controla, y no otros a control remoto, te controlen a ti. Que no te cause ansiedad si no chateas, que no te cause stress si nadie se dio cuenta a donde fuiste o adonde irás en tus vacaciones.

Qué bueno es saber de amigos y familiares que hace mucho tiempo no les veíamos y nos alegramos al ver una foto suya y saber que están bien. Qué bueno que existen en nuestra era este tipo de medios, que permiten el reencuentro de amistades perdidas en el tiempo y la distancia. Pero recordemos que hay tantos peligros también, porque el mal siempre va a tomar lo bueno para torcerlo y pervertirlo.

Eduquémonos, investiguemos, aprendamos, conozcamos, saquemos  el máximo provecho al internet, estamos en la era de la información en donde contradictoriamente nadie se informa. Por todos es sabido que los excesos son malos, no estoy acusando a nadie, no es esa mi intensión sino, el de comentar esta situación para que no caigamos en la Red del enemigo.

Podemos mencionar muchos inventos tecnológicos después de estos hechos, un bien orientado y otros no.

-La torre de Babel fue un ambicioso proyecto tecnológico. Se pretendía a través del mismo, llegar “hasta el cielo” poniendo a Ninrod y su reinado en una posición arrogante delante del Creador, contrariando sus designios.

¡Cuántos inventos surgen por motivaciones incorrectas, derrochando soberbia, y redundando lógicamente en perjuicio para la humanidad.'

“Después dijeron: vengan, vamos a construir una ciudad y una torre que llegue hasta el cielo. De este modo nos haremos famosos, y no tendremos que dispersarnos por toda la tierra.” (11:4)

Quienes se unieron a este proyecto experimentaron la confusión, la cual les llevó a disgregarse y perder la fuerza de grupo.

“En ese lugar el Señor confundió el idioma de todos los habitantes de la tierra, y de allí los dispersó por todo el mundo. Por eso la ciudad se llamó Babel (confusión.)” (11:9)

Como cristianos e hijos de Dios debemos de utilizar estos medios para difundir pensamientos de paz, de bendición, de evangelización para que los que no conocen de Cristo  reciban palabra de Dios, claro que algunos te castigarán sacándote de su lista de amigos, ¡Qué importa!, cumpliste la gran comisión, de predicar el Evangelio a toda criatura.

Los medios de comunicación que sean solo eso, medios de comunicación, no cadenas, grilletes con una bola de hierro para atar nuestra vida.

Esto encierra una moraleja para nuestros tiempos también: Quien se une a un invento, o proyecto tecnológico contemplando aquello que agrada a Dios, se beneficiará notablemente; ocurriendo lo contrario con aquél que se sume a otro maquinado por el egoísmo y la maldad.

En 2ª Crónicas 26:15 se dice: “Además (Uzías) construyó en Jerusalén ingeniosas máquinas de guerra para colocarlas en las torres y en los puntos más altos de las murallas y disparar desde allí flechas y grandes piedras. Su fama se extendió hasta muy lejos, pues Dios le ayudó en forma tan extraordinaria que logró hacerse muy poderoso”.

Uzías era rey de Israel, y Dios le había dado inteligencia para defender a Su Pueblo de los enemigos.

Dios enseñó al hombre a hacer tecnología, pero para fines nobles y benignos. Y todo aquél invento o proyecto que Él aprueba, trasciende y logra resultados sorprendentes. Vea usted el caso de David y Goliat. David venció al gigante con solo una honda sencilla: “...con su honda en la mano, se enfrentó al filisteo...David le contestó: Tú vienes contra mí con espada, lanza y jabalina, pero yo voy contra ti en nombre del Señor Todopoderoso, el Dios de los ejércitos de Israel, a los que tú has desafiado.” (1ª Samuel 17:40,45)

 

 

¿Quién iba a decir que la simple bombita incandescente de Edison iluminaría el mundo?. ¿No parece un disparate?.

Autos, casas, calles, juguetes, etc., incluyeron su lamparita. Una lamparita alumbró el planeta, así como el pequeño pastorcito de ovejas, con su honda de cuero, derribó al gran gigante.

 

Cuando el pueblo de Israel caminaba por el desierto rumbo a la tierra de Canaán, tuvo sed...pero lo primero que halló fueron aguas amargas. El agua era potable pero amarga. Se planteó un problema, y Dios le dio sabiduría a Moisés (el líder) para aportar una solución. Había una planta dulce sobre la orilla, que sumergida en las aguas, logró endulzarlas. “...no pudieron beber el agua que allí había, porque era amarga...Entonces Moisés pidió al Señor y él le mostró un arbusto. Moisés echó el arbusto al agua, y el agua se volvió dulce.” (Éxodo 15:23,25)

 

Vemos una nueva lección del Maestro. Él “conocía” las propiedades de ese arbusto (sin duda porque es quien lo hizo). Por eso es muy importante “manejar información”, “conocer”, para resolver problemas.

 

También Dios le dio a David el diseño del templo, que más tarde construyó su hijo Salomón como le fue mostrado:

“Entonces David entregó a su hijo Salomón el plano del vestíbulo del templo, de sus edificios, de los almacenes, de las salas del piso alto, de los cuartos interiores y del Lugar Santísimo...Todo esto estaba en un escrito redactado por revelación del Señor a David, en el que se explicaban todos los trabajos que había que hacer de acuerdo con el plano.” (1ª Crónicas 28:11,19)

 

Se dice en Éxodo 31:2-5 acerca de la construcción del templo de Jerusalén:  “Mira (dice Dios), de la tribu de Judá he escogido a Bezaleel, hijo de Uri y nieto de Hur, y lo he llenado del Espíritu de Dios, y de sabiduría, entendimiento, conocimientos y CAPACIDAD CREATIVA, PARA HACER DISEÑOS Y TRABAJOS en oro, plata y bronce, para tallar y montar piedras preciosas, para tallar madera y para hacer cualquier trabajo artístico.”

 

Aquí se da una lista de condiciones muy importantes para que quien deba desarrollar proyectos y trabajos tecnológicos, tenga sumo éxito en su tarea:

-Tener el Espíritu de Dios. (Buena relación con Dios)

-Sabiduría.

-Entendimiento.

-Conocimientos.

-Capacidad creativa.

-Habilidad.

Todo esto provee Dios a quien lo busca con sinceridad, humildad y fe.

Amós 6:5 nombra a aquellos que querían imitar al rey David, inventando y construyendo instrumentos musicales.

Podríamos citar más ejemplos, pero ahora nos concentraremos en la relación que tiene la Biblia con avances tecnológicos de nuestra época.

 

¿Pueden acaso mencionarse productos modernos e inimaginables para los escritores de las Escrituras?. Veamos algunos ejemplos en el libro de Apocalipsis o Revelación:

Televisión y satélite:

“...se le dio poder de DAR VIDA A LA IMAGEN del primer monstruo, para que aquella IMAGEN HABLARA e hiciera matar a todos los que no la adorasen.” (13:15)

Control por computadora:

“...hizo que a todos... les pusieran una marca en la mano derecha o en la frente. Y nadie podía comprar ni vender, si no tenía la marca o el nombre del monstruo o el número de su nombre.” (13:16,17)

Helicópteros y tanques:

“Las langostas parecían caballos preparados para la guerra; en la cabeza llevaban algo semejante a una corona de oro, y su cara tenía apariencia humana. Tenían cabello como de mujer y sus dientes parecían de león. Sus cuerpos estaban protegidos con una especie de armadura de hierro, y el ruido de sus alas era como el de muchos carros tirados por caballos cuando entran en combate.

Sus colas armadas de aguijones, parecían de alacrán, y en ellas tenían poder para hacer daño a la gente...” (9:7-10)

“...Y los caballos tenían cabeza como de león, y de su boca salía fuego, humo y azufre... Porque el poder de los caballos estaba en su boca y en su cola; pues sus colas parecían serpientes y dañaban con sus cabezas.” (9:17-19)

El profeta Zacarías describe los efectos de la bomba atómica: “... a su gente se le pudrirá la carne en vida, y se le pudrirán los ojos en sus cuencas y la lengua en la boca”. (Zacarías 14:12)

 

La pasión por el materialismo, la codicia por la popularidad, placer, riqueza y poder, es lo que mueve a la humanidad.  Los medios noticiosos y Hollywood juegan un papel importante al incitar la codicia y la lujuria, con su tentador entretenimiento dirigido a la juventud, cuya única meta es hacer de cada generación más hijos de Satanás que sus padres antes que ellos.  Una y otra vez, la Palabra incambiable de Dios ha demostrado ser verdad, y ella dice: “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo.  Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.  Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.  Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre” (1 Jn. 2:15-17).

 

Cuando Dios eligió comunicarse con nosotros por medio de su Palabra, la dotó de todos sus atributos eternos. Si nosotros como cristianos reconocemos quién es Dios y lo que a Dios le interesa, entonces buscaremos que nuestro conocimiento sea agradable al Señor.

 

Lamentablemente tolo lo que Dios ha creado es bueno pero en nuestras manos se ha echado a perder. Verdad que la ciencia aumentaría, pero hoy esa misma ciencia que Pablo la llama falsa, nos ha cegado de tal manera que hoy no tenemos ningún respeto por la Casa de Dios. No solo se ha convertido en cueva de ladrones sino que en casa de comunicaciones. Desde el más grande hasta al más pequeño utilizan diferentes tipos de comunicaciones y lo más triste de todo “cuando la palabra de Dios es predicada”. Que haremos? Preocupados por la Iglesia Unicistas. Que sea lo que Él desea, para que comunique nuestra manera de vivir, nuestro carácter, qué creemos acerca de Dios, y lo que Él quiere que seamos. Su Hno. Desde el Cono Sur Josué Nayib . 1 Corintios 7:23  Comprados fuisteis por precio; no os hagáis esclavos de los hombres.

 

 

MINISTERIO IGLESIA APOSTOLICA INTERNACIONAL.

MARZO 2015.

 

Cuéntanos que te pareció este estudio.

 

 

JOSUE NAYIB

APOSTOL

"Habitando con el enemigo"

“…..Habitando con el enemigo”….(Jueces 1:1-3; 18-19; 27-29; 30-35).

 

INTRODUCCIÓN: La conquista de la tierra de Canaán tiene dos revelaciones sorprendentes. Por  un lado, la generación que salió de Egipto murió en el desierto, por lo tanto no supieron cómo era la tierra prometida. En segundo lugar, la generación  que sí entró en la tierra, pero  que no conquistó completamente sus territorios. La frase que distinguió ese tiempo fue: “No arrojaron a los que habitaban...”. Esta frase aparece trece veces y se ha constituido en la causa de todos los problemas que tiene el pueblo de Dios. ! Qué triste pero ahí está escrito en la Biblia ¡Dios mandó que destruyeran a los cananeos por completo, pero ellos, muy humanitarios y con sus criterios y seguramente elaborados razonamientos y consensos, decidieron perdonarles la vida. Deciden darles un hospedaje en su casa y no solo esto, andando el tiempo les parecía no suficiente lucimiento y decidieron casarse con ellos y hasta adorar sus dioses y como no, finalmente el Señor decidió darles una ocupación a los inquilinos que nunca debieron serlo. Tendrían la ocupación de ser literalmente “aguijón en los ojos” de los israelitas, y los dolores y sufrimientos que les vendrían como consecuencia no los vamos a mencionar.

 

No arrojaron a los que habitaban… Y que de nosotros, ¿revisamos a menudo con quien convivimos? ¿Sabemos bien si algún molesto invitado a quien toleramos mirando para otra parte cuando nos lo cruzamos en el pasillo, debería hace mucho ya, haberse ido? Analiza bien con quien vives, tu ya me entiendes, son esas flaquezas y debilidades, no siempre ni necesariamente muy grandes, al menos a nuestro criterio, pero que sabes que no deberían estar ahí, esas pequeñas zorras con las que no deberías compartir mesa y mantel. Desde luego hacerles la maleta nos va a suponer no poca pelea, una lucha sin cuartel que tememos afrontar, así que seguimos adelante pensando que la casa es suficientemente grande para todos; te equivocas, los que hoy comparten tu casa, mañana forman parte inseparable de ti, te casas con ellos, forman parte de tu vida y te traen complicaciones. Deut.7:26” y no traerás cosa abominable a tu casa, para que no seas anatema; del todo la aborrecerás y la abominarás, porque es anatema”.

Tu energía, esa que tendrías que estar empleando en tu servicio a Dios, está dedicada a mantener a raya a tu inquilino. Piénsalo bien, si hoy ordenas´, limpias y adecentas tu casa y mañana de nuevo a comenzar de cero porque tus compañero de piso campan a sus anchas te desmotivarás, llegará un día en que la indolencia y el desánimo harán mella, un día en el que ya “nada importe demasiado”, no tienes fuerzas para crecer, en el mejor de los casos para seguir como siempre, igual que siempre. Is.38:1”En aquellos días Ezequías enfermó de muerte. Y vino a él el profeta Isaías hijo de Amoz, y le dijo: Jehová dice así: Ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás”.

No lo olvides, es tu casa y esa casa no es una cualquiera, si está en orden, es la casa de Dios, pero Él es Santo, no la comparte con nadie más, no admite subarriendos. Sal.119:133”Ordena mis pasos con tu palabra,  Y ninguna iniquidad se enseñoree de mí”. Pero también tienes quien te ayude con la limpieza, solo déjale esas tareas domésticas a Él, ábrele todas las puertas y ventanas para que hasta los más oscuros rincones puedan ver la luz y déjale que pase su paño divino. Pro.22:11”El que ama la limpieza de corazón,  Por la gracia de sus labios tendrá la amistad del rey”.  Después, contempla la diferencia.

Entre las artimañas que emplea el enemigo de Dios, vemos que está la capacidad para transformase (como cuando lo hizo por medio de una serpiente en el Edén), pero hoy el Señor nos advierte que se está transformando en ángel de luz y en ministro de la Palabra ("pastores, profetas y apóstoles"). 2 Co 11:13-15 "Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras".

 

El libro de  Jueces debe ser estudiado con gran urgencia por la iglesia del Señor. Su historia es una de las más oscura del pueblo Israel, y bien pudiera representar el estado espiritual por el que muchos creyentes pasan cuando ya han pisado la “tierra prometida”.  Si el libro de Josué nos muestra  a un pueblo obediente, conquistando la tierra de la promesa, el de Jueces nos revela a un pueblo desobediente, idólatra, y en no pocas veces, derrotado por sus enemigos. El primer asunto que nos impacta del libro es que ninguna de las tribus pudo echar a todos sus enemigos de su territorio, y esto a la larga se convertiría en su propio azote.

 

En el libro podemos ver un  ciclo que tiene cuatro fases repetitivas:

1) Israel deja a Dios;

2) Dios los disciplinaba utilizando enemigos implacables;

3) Israel se arrepiente y ruega por liberación; y

4) Dios levanta jueces que vinieron para salvarles; y así siguen hasta que llegamos al final del libro con una nota sombría: “En estos días no había rey en Israel;  cada uno hacía lo que bien le parecía” (Jue. 21:25).  Cuando no arrojamos al “cananeo” de la vida,  damos cabida a  la ilegalidad espiritual. Si nuestro Dios y Rey no nos gobierna, quedamos a expensas de hacer lo que nos parezca. Consideremos las implicaciones de dejar al enemigo viviendo en nuestro territorio.

 

I. DIOS PROMETE SU ÉXITO MIENTRAS ESTAMOS  OBEDECIENDO

1. ¿Quién subirá primero? v. 1.  Fue un hecho notable que aunque Israel hizo grandes avances en la conquista de Canaán, con Josué al frente, hubo mucha tierra sin conquistar todavía. Así que, antes de seguir adelante, hicieron la pregunta correcta: “¿Quién subirá primero?”. Y es que nada le hace más bien a la vida que consultar el oráculo de Dios antes de seguir en la conquista. Nadie conoce mejor lo que nos conviene que aquel a quien llamamos “Padre nuestro”. Nadie conoce más a nuestros enemigos que aquel que ya les  venció en la cruz. Hacemos bien en consular antes de enfrentar al enemigo. Isa.8:19 “Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos?”  Esta pregunta está llena de obediencia. Eran doce tribus y necesitaban saber a quién asignaría Dios  en la conquista de la tierra que faltaba. ¡Qué lindo es la vida cristiana en esa primera etapa de obediencia al Señor en todo! Y en esto de la obediencia, lo primero que hizo Judá fue pedir ayuda a Simeón, la más débil de todas las tribus. Una de las características sobresalientes de la obediencia es saber que no somos autosuficientes. La obediencia genuina tiene el rostro de humildad. Las victorias espirituales son directamente proporcionales a nuestra obediencia. Los creyentes autosuficientes son seres solitarios. Por lo tanto, la obediencia debe ser la marca distintiva de un cristiano.

 

2. Una promesa de éxito. El acto de obediencia está respaldado por una promesa de éxito. Así le dijo Dios a Judá: “He aquí que yo he entregado la tierra en sus manos”. Esta solemne promesa les aseguraba  un  éxito en la medida que avanzaban en la conquista. De esta manera, cuando Judá salió confederado con Simeón a la batalla, “Jehová entregó en sus manos al cananeo y al ferezeo” (v. 4). Estas victorias se van a repetir hasta el v. 19. Todas fueron sin mucha oposición.

Las ciudades y los reyes derrotados fueron de granes renombres. Se destaca a Jerusalén y a Hebrón como ciudades que llegarían a ser parte de una gran historia. El rey capturado fue un tal Adoni-bezec, quien había dado muerte a setenta reyes, y llegó a pagar con la misma moneda con la que ajustició a los reyes vasallos (vv.  5-7). También se destaca la muerte de tres hijos del gigante Anac por parte de Caleb (v. 20). Los éxitos fueron arrolladores, sin embargo hay que leer el versículo 19. A partir de allí cambiará el asunto. ¿Qué pasó entonces? Hubo enemigos no derrotados. No pudieron arrojarlos a todos. La tribu de Judá comenzó a ver que aquella gente tenía “carros herrados” y se olvidaron que “los carros de Jehová se cuentan por veintenas de millares” (Sal 68:17). El éxito de Dios termina cuando falla nuestra fe. El coraje de la fe es frenado por temores inferiores. Elías después de haber derrotado a cuatrocientos profetas de Baal huyó de una mujer (1 Reyes 19:1-3).

 

II. HAY ENEMIGOS QUE PERSISTEN EN  VIVIR JUNTO CON NOSOTROS

1. La falta de resolución para arrojar al enemigo. Al parecer el resto de las tribus tomó el mal ejemplo de lo que Judá hizo al final (v. 19), más no lo que hizo al principio. La tribu de José no hizo muchos adelantos. A partir del (v. 27) comienza el descalabro. La frase que se repite varias veces es: “Mas al jebuseo que habitaba en Jerusalén no lo arrojaron los hijos de Benjamín v. 21ª… Tampoco Manasés arrojó v. 27ª… Tampoco Efraín arrojó v. 29ª…  Tampoco Zabulón arrojó v. 30… Tampoco Aser arrojó v. 31… Tampoco Neftalí arrojó v. 33…”. Y quien menos pudo avanzar fue Manasés, si se compara con la tribu de Judá. ¿Qué pasó con estas tribus? ¿Por qué no tuvieron las resoluciones de sus antiguos líderes para arrojar a sus enemigos? ¿Qué pasó con la fe de los ancianos en todas las promesas del Señor? ¿Qué tan real fue para ellos la presencia poderosa de Dios quien les había dado tantas victorias? Se puede inferir de esta condición de las tribus una especie de conformismo por lo que ya habían conquistado. Vea el caso de la tribu de Aser v. 32. No arrojaron a sus enemigos sino que vivieron con ellos. Este es uno de los grandes riesgos en la vida cristiana. Las victorias inconclusas a la larga son  crónicas de derrotas anunciadas.Gal.2: 18 “Porque si las cosas que destruí, las mismas vuelvo a edificar, transgresor me hago”. Cuando se dejan a los enemigos en el mismo territorio ellos van a estar allí y a la larga se manifestarán. Tome en cuenta su propia condición espiritual. Vea cómo aquellas cosas que no pudo eliminar desde el principio todavía están en su vida causándole daño. Considere algún vicio empedernido. ¿Por qué aun siendo creyente todavía hace malos negocios? ¿Por qué lo que hace no es igual a sus palabras?, etc… Lo siguiente es para todo verdadero hijo de Dios dispuesto a obedecer a Dios antes que los hombres. Por ejemplo: Hay trabajos que un cristiano no podrá desempeñar, actividades que no podrá desarrollar, y sitios que no podrá visitar. Hay palabras que no podrá decir, y comentarios que no podrá realizar. Los cristianos deben abstenerse de todo lo que los gentiles consideran impropio, y aun de lo que los cristianos más débiles consideran impropio. Pudiera ser que por causa de una determinada conducta se afecte la conciencia del hermano, y se ponga con ello tropiezo al hermano. Es importante que conozcamos la estrategia del enemigo para poder estar preparado en contra de sus ataques.

 

2. No hay que subestimar (rebajar) al enemigo. Hay dos notas distintivas en este pasaje. En lo poco que pudo avanzar Manasés, se añade esto: “…y el cananeo persistía en habitar en aquella tierra” (v.27). El otro texto dice: “Y el amorreo persistió en habitar en el monte de Heres…” v. 25. Aunado al hecho de unos conquistadores débiles, se planteó la feroz resistencia de los habitantes de Canaán. Ellos persistieron en habitar en su tierra. La verdad de aplicada acá es que, si los conquistados se consiguen con un conquistador conformista y sin voluntad, éstos se harán más fuertes y a la larga ganarán la batalla. ¿Por qué no puedo vencer a este enemigo del alma? Porque hay enemigos que son como una mala hierba; usted la arranca ahora y muy pronto volverá a nacer. Si no hacemos morir lo terrenal en nosotros, la presencia de ciertos pecados de la carne vendrá otra vez para combatir contra el Espíritu. Col.3:5-7”Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas”. Hay que matarlos o nos matan a nosotros.

 

III. SI NO SE EXPULSA AL ENEMIGO ELLOS  EXPULSARÁN  AL INVASOR

1. El peligro del desánimo v. 34.  La tribu de Dan nos muestra los efectos del desánimo en nuestras conquistas espirituales. Como no tuvieron ánimo para enfrentar al amorreo, fueron acosados hasta retirarse y vivir en las montañas, sin aventurarse a bajar al valle donde sabían que los enemigos tendrían poderosos carros herrados, muy difíciles de vencer.  En la vida espiritual si no expulsamos al enemigo de nuestras vidas, se convertirán en un azote continuo cuyo propósito principal será desanimarnos. Y cuando un creyente es acosado por el desánimo, lo invaden temores y un continuo sentido de derrota. ¿Puede usted imaginarse a la tribu de Dan, escogidos por Dios para habitar la tierra prometida, arrinconada en la montaña con el temor de ser derrotados? ¿Qué hace un hijo de Dios asediado, preso de múltiples temores, porque ha visto gigantes invencibles en lugar de ver el poder de Dios para vencerlos? Sobre este particular, Pablo dicho lo siguiente: “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino  de poder, de amor y de dominio propio” (2 Tim. 1:7). Con este recurso no hay  enemigo que pueda azotarnos porque: “Mas bien, en todas estas cosas somos mas que vencedores por medio de aquel que nos amó.”  (Ro. 8:37). No se deje acosar por el enemigo. Usted es más poderoso.

 

2. Deteniendo nuestro avance v. 34. El presente texto es muy revelador. Los amorreos no solo acosaron a los israelitas, sino que “no los dejaron descender”; no pudieron avanzar. ¡Qué atrevidos fueron estos habitantes que Dan quiso arrojar! Literalmente le pusieron límites a sus avances. Los mantuvieron en la  raya. Qué cuadro más triste es aquel donde los hijos de Dios son atrincherados por el enemigo. Cuando Jacob profetizó sobre sus hijos,  Judá fue identificado como “león”, mientras que a Dan se le conoce como “serpiente”. Y Judá como león prosperó y  mantiene su influencia hasta hoy. Pero Dan, ni siquiera con su astucia serpentina, pudo avanzar más. La vida espiritual que no enfrenta a sus enemigos, y los arroja, después se encargarán de expulsarnos de nuestros nobles y firmes propósitos. Tenemos que reconocer que lo primero que Satanás quiere hacer con un creyente es detenerlo en su avance. Si él lo neutraliza en su avance logrará su propósito de detener el evangelio. ¡Qué coraje el de los creyentes del primer siglo! Nada ni nadie les detuvo. Bienaventurado el creyente que ningún “amorreo” lo detiene.

 

IV. ALGUNAS VECES DIOS DEJA EL ENEMIGO PARA PROBARNOS

Dios conoce los corazones y sus tendencias. Él sabe cuán inclinado es el hombre a hacer el mal. Israel ha sido uno de los ejemplos más elocuentes sobre ese conocimiento divino. Ninguno como ese pueblo para haber visto la mano poderosa de Dios; sin embargo, nadie fue más desobediente como ellos. Y frente a la inclinación de abandonar a Dios por los ídolos de las tierras sin conquistar, Dios tomó la decisión de dejar a los enemigos que vivieran con ellos para probarles y ver hasta dónde llegaban en su condición espiritual (2: 20-22). ¿Sabes por qué Dios ha dejado alguna debilidad en tu vida? No es, por cierto, para que seas un continuo esclavo de ella, sino para que aprendas a depender y oír lo que el Señor le dijo a  Pablo: “Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo”. (2 Cor. 12:9).

 

CONCLUSIÓN: ¿Qué hacer frente a estas realidades? ¿Nos conformaremos  en vivir siempre con el enemigo? ¿Podemos vencerlos? El apóstol Pablo nos revela que en alguna etapa de su vida  vivió con un terrible enemigo; una especie de “amorreo persistente”. Lo llamó “el pecado que mora en mí” (Ro. 7:16-25). En su descripción nos deja ver la batalla que muchas veces libramos con ese enemigo, hasta decir como él: “¡Miserable de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?”v.24. Sin embargo, su grito de victoria  también debe ser el nuestro, pues aunque hayan enemigos que persisten en seguir viviendo, decimos: “Gracias doy a Dios, por Jesucristo señor nuestro” v. 25. Arrojemos a los enemigos de nuestras almas.

En el libro de Esdras se relata cómo el remanente fiel de Israel regresó a Jerusalén para reconstruir el templo, y los enemigos no decidieron enfrentarlos abiertamente con una guerra, sino que vinieron a ofrecer "su ayuda", a lo cual Zorobabel respondió con firmeza: (Esd.4:3) "No nos conviene edificar con vosotros casa a nuestro Dios, sino que nosotros solos la edificaremos a Jehová Dios de Israel".

Gracias a la valentía y santidad de los líderes de ese remanente fiel, en aquella oportunidad fracasó esa táctica de Satanás, pero ha insistido en la misma estrategia hasta nuestros días; solamente que hoy no contamos con líderes de la categoría de Zorobabel.

Si los líderes religiosos de nuestros días tuvieran ese grado de santidad y entereza, el pueblo no se corrompería, pero más bien se asemejan a la actitud de Balaán, porque por ambición han escogido el camino del lucro y del dinero fácil.

La Palabra de Dios los denuncia para el período de la iglesia, y mayormente en nuestros días, que nos encontramos en el avivamiento de la apostasía, que corresponde a los tiempos que el Señor describe para la última iglesia en la tierra, la de Laodicea, una iglesia que se cree rica porque maneja mucho dinero y que de nada tiene necesidad, aunque Dios la ve como una iglesia: "desventurada, miserable, pobre, ciega y desnuda" (Ap. 3:17).

A los líderes de estas iglesias "modernas" Dios les dice solemnemente: 2 Pe 2:15 "Han dejado el camino recto, y se han extraviado siguiendo el camino de Balaán hijo de Beor, el cual amó el premio de la maldad.

2 Pe 2:2 Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado,

2 Pe 2:3 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas".

Siempre afirmo que cada iglesia tiene el líder que se merece, pero esta conducta nefasta de sus pastores no será una excusa para los creyentes en forma individual, porque el Señor nos ha advertido con mucha firmeza y claridad: Mat 15:14 "son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo".

El trabajo de Satanás no termina cuando logra contaminar el corazón de una persona y alejarlo del camino de la verdad, sino que lo transforma en un instrumento suyo para propagar su germen de mentira y engaño como una epidemia que se extiende descontroladamente.

Pero bien sabemos que el enemigo ha instalado numerosas señales falsas para desviarnos del verdadero Camino. En cada esquina ha construido enormes y llamativos letreros con muchas luces de diferentes y atractivos colores y formas, para que tomemos atajos que prometen llevarnos al cielo sin mayores dificultades y sobretodo sin tener que cargar una cruz como nos advirtió el Señor.

El aviso del Señor dice: Luc. 9:23 "Y decía a TODOS: "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame".

Sin embargo los letreros que el enemigo ha instalado dicen: "Vengan a pasarlo bien, a cantar, saltar, aplaudir, a emborracharnos y mucho mas todo esto está a tu elección".

Hermanos, no desviemos nuestra vista, y menos nuestros pasos, del verdadero Camino que nos lleva a la Gran ciudad celestial. No pongamos atención a aquellos que están predicando doctrinas de hombres, aunque se auto definan como el "último profeta del milenio" o inclusive aquellos que como William Branham que llegó a proclamarse "El séptimo ángel". O a la secta de los Russellistas que pomposamente se hacen llamar Testigos de Jehová y que entre sus herejías que les caracteriza, editaron una falsa "biblia" para poder sostener sus doctrinas adulteradas.

Muchos llamativos y presuntuosos letreros ha levantado en el camino de esta vida el enemigo de las almas, con las más extrañas doctrinas que provienen casi siempre del "más grande profeta del último milenio" quienes curiosamente murieron el milenio pasado. Como William Branham, quien además dijo que estaría aquí en la tierra para recibir personalmente al Señor Jesucristo; Ellen White, fundadora de la secta de los Adventistas; Joseph Smith con su extravagante y herético libro mormón, etc.

Creo sinceramente que los cristianos verdaderos son liberados fácilmente de la atención de estos falsos avisos que han instalado para desviar al caminante que se dirige hacia la ciudad celestial. Porque son obedientes a lo que el Señor ha ordenado con inusitada claridad: 2Jn 1:10-11 "Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras".

Continúe su peregrinar por este mundo de la mano del Señor quien es el único Camino, bajo la dirección del Espíritu Santo y la luz poderosa de la Palabra de Dios, no se exponga a pláticas nefastas con los enemigos de las almas como lo hizo Eva, sea firme y valiente como Zorobabel y dígales: "No nos conviene edificar con vosotros".

Desconozco cuál sea su enemigo, incluso el tipo de ataque que haya podido experimentar en el mundo de las tinieblas, pero puedo asegurarle que prendidos de la mano de nuestro capitán y poderoso Gigante JESUCRISTO, tenemos asegurada la victoria cualquiera que sea la situación. Su hno. Desde el Cono Sur. Josué Nayib.04.04.2015

 

 

 

 

MINISTERIO IGLESIA APOSTOLICA INTERNACIONAL.

MARZO 2015.

 

 

Cuéntanos que te pareció este estudio

 

JOSUE NAYIB

APOSTOL

® Ministerio Iglesia Apostólica Internacional - Registro Publico 974

Templo central: Calle el resbalón nº1687 - Cerro Navia - Santiago

Días de Reuniones: Martes: 19:30 hrs. - Jueves: 19:30 hrs.

Domingos: Escuela biblica-10.00 am / Reunión de Jovenes-15:00 hrs.

Reunión General: 18:00 hrs.

Derechos Reservados © MIAI 2014

Submitting Form...

The server encountered an error.

Form received.

¿Quieres que oremos por ti o por algún hermano?

Escríbenos