Nahúm 3:14

PASTOR DIEGO ZENTENO

Nahúm 3:14 "Provéete de agua para el asedio, refuerza tus fortalezas, entra en el lodo, pisa el barro, refuerza el horno". PROVEETE PARA EL ASEDIO (ASALTO-ATAQUE).

 

1.- PROVEETE DE AGUA PARA EL ASEDIO

 

a). Uno de los suministros que el enemigo ataca para destruir nuestra guarnición son normalmente dos, el agua y la luz.

 

b) Satanás Sabe que sin agua ningún humano puede subsistir tanto como en lo natural y espiritual.

 

c) El agua representa la Palabra de Dios (Sin Palabra estamos muertos espiritualmente).

 

d) El Agua representa el Espíritu Santo (Debemos tener nuestros depósitos llenos de agua, o sea ser llenos del Espíritu).

 

e) El agua que tengamos ayudara a muchos que están sedientos de Dios.

 

f) Tenemos que proveernos de agua cuando venga el asedio.

 

g) Como hombres y mujeres hay tantas tentaciones como:

 

Ø Drogas

 

Ø Alcohol

 

Ø Amistades negativas

 

Ø Mujeres inconversas

 

h) Debemos proveernos de agua cuando venga el asedio.

 

i) Asedio significa: sitio, cerco, bloqueo, acorralamiento, aislamiento, asalto, ataque, embestida, hostigamiento, acoso, coacción, molestia, fastidio, pretensión, petición, insistencia

 

2.- REFUERZA TUS FORTALEZAS

 

a) Debemos reforzar cada día nuestras fortalezas.

 

b) La Fortaleza es: Vigor, energía, fuerza, robustez, vitalidad, dureza, resistencia, ánimo, brío, garra, potencia.

 

c) Fortaleza también significa: Fortificación, alcazaba, alcázar, castillo, torreón, fuerte, muralla, baluarte, bastión, ciudadela

 

d) Que tremendo cuando el enemigo no puede entrar a tu corazón, porque tienes murallas altas y ningún dardo llega ante ti.

 

e) El enemigo cuando destruye esas murallas te hace sentir débil, con flaquezas y abatimientos.

 

f) Por eso en la antigüedad los pueblos se hacían ciudades amuralladas por causa de sus enemigos.

 

g) Por esta causa cada joven debe construir una fortaleza para reforzar e impedir que el corazón y todo lo que pueda contaminar sus vidas, sea derrotado.

 

3. ENTRA EN EL LODO

 

a) Para construir una fortaleza debo entrar primeramente en el lodo.

 

b) El lodo es agua con tierra (es una mezcla de Espíritu Santo, la Palabra con un ser humano imperfecto).

 

c) Los israelitas tenían que poner sus pies en el lodo para la construcción de las grandes construcciones que hacia el faraón.

 

d) Muchos no quieren entrar al lodo, si no entras seguirás siendo esclavo del faraón.

 

e) El faraón tiene en sus garras a muchos jóvenes que no deja tener la libertad en Cristo.

 

f) Muchos con depresión, con fuertes problemas en el ámbito sexual, problemas familiares.

 

g) Entremos al lodo, el Espíritu Santo hará la obra.

 

4.- PISA EL BARRO

 

a) Pisar el barro es el comienzo magistral de tu crecimiento en el ámbito espiritual.

 

b) No solo entraste sino ahora lo pisas y construyes a la forma de Dios y no a la forma que lo hacíamos antes.

 

c) Dios te impregna en tus pies la fuerza que necesitas.

 

d) Aprendes a moldear la construcción y no la construcción te moldea a ti.

 

5.- REFUERZA EL HORNO

 

a). El horno es la prueba.

 

b) Aquí El Señor pone una cierta Temperatura para moldearte.

 

c) No todos quieren entrar al horno, porque son situaciones que no queremos vivir.

 

d) Pero es necesario, porque aquí en el horno veremos al cuarto hombre. Daniel 3:19-30

 

CONCLUSÍON: Nahúm 2:1 "Subió destruidor contra ti, guarda la fortaleza, vigila el camino, cíñete los lomos, refuerza mucho tu poder" Cuidémonos ante las amenazas del enemigo. Pastor Diego Zenteno.

 

 

 

MINISTERIO IGLESIA APOSTOLICA INTERNACIONAL. JULIO 2016.

 

 

ESCLAVOS DEL CELULAR

PASTOR DIEGO ZENTENO

Esclavos del celular.

 

¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?

 

Romanos 6:16.

 

Según el Diccionario Hispanoamericano: ESCLAVITUD.

 

Institución por la que un ser humano es propiedad de otro ser humano, es vendido y comprado como un animal, es manejado totalmente por la voluntad de su dueño y debe trabajar sin consentimiento propio y sin paga. La esclavitud fue abolida en todo el continente americano durante el s. XIX, pero todavía hay individuos en condiciones de esclavitud.

 

Quiero hablar sobre un tema que tal vez ya lo hayas pensado o si no lo has hecho, quiero que meditemos juntos sobre él. Hablemos de la esclavitud, pero más específicamente a lo que llamaremos LA NUEVA ESCLAVITUD. ¿Qué es esto, si la esclavitud no es nueva? La esclavitud ha sido uno de los males que a la humanidad le ha causado mucho daño durante siglos. Sin embargo, gracias a Dios el Evangelio ha contribuido muchísimo para abolir la esclavitud, fundando valores en la sociedad. En la actualidad aun hay muchas formas y medios de esclavitud de las cuales no hablaré, por que son de todos ya conocidas.

 

Volviendo al punto, esta ¨nueva¨ esclavitud, es aquella que se está dando entre personas y redes sociales, ¡Sí! Las benditas redes sociales, y me dirás, ¿Donde está la esclavitud ahí? Si ser parte de una red social es algo voluntario. Si, estas en lo cierto, pero es voluntario el suscribirte, el conectarte, a quien aceptas como amigo, etc. Pero qué me dices de frases como esta: “…tengo que estar Twitter porque si no, no estoy en nada!”, o “…debo de tener mi cuenta en Facebook para mostrarle al mundo quien soy, a donde viajé este verano, qué hago, con quién ando….”

 

Eso es esclavitud, imagínate vas manejando, vas twitteando, en el Mall (centro comercial), estas chateando, en la casa, en el cama, en el baño, en la universidad, en el colegio, en la iglesia, ¿En la iglesia? ¡Sí! también ahí, es que es algo que no lo puedes dejar, porque te vas a perder lo que dijo tu amiga, tu amigo, lo que dijo tu artista favorito.

 

Te sumerges en esto tanto, tanto, tanto que ya ni a tu familia le das el tiempo que necesita, solo falta que para poder hablar entre padres e hijos, esposos, lo hagan por medio del Messenger porque de lo contrario no se hablarían, a lo mejor y ya sucede en algunas familias. Entonces te pregunto, ¿No ves que hay muchos esclavos en las redes sociales? Ya vistes lo que el diccionario dice del concepto de RED?

 

Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia:

 

RED: Aparejo de cuerdas o hilos utilizado en la caza de aves, peces, cuadrúpedos y personas.

 

Salmo 10:9 Cual león en su guarida se agazapa, listo para atrapar al indefenso; le cae encima y lo arrastra en su red.

 

Contéstame esta pregunta: ¿Qué caza una red social?

 

No es que me haya dado un ataque de legalismo (hipocresía disfrazada de santidad), ni estoy satanizando los medios de comunicación, sería un error, porque hoy mismo estoy utilizándolo para hablar sobre este tema. La tecnología es excelente y al utilizarla de la forma correcta se vuelve una excelente herramienta para anunciar el Evangelio, pero eso es nada más, una herramienta.

 

Hagamos un paréntesis, hace tiempos me preguntaba porqué al teléfono de la marca Blackberry se le dio ese nombre y encontré esta historia que me parece adecuada para el tema del que estamos conversando:

 

Le pusieron así, porque a los esclavos en Estados Unidos se les ataba una bola negra de hierro en el pie, irregular y cacariza (no era una bola perfecta), con una cadena y un grillete, para que no escaparan corriendo de los campos de algodón. Los Amos, para usar un eufemismo- reticencia (palabra políticamente más correcta que suena más bonito), la llamaban “Black Berry” (Fresa Negra), porque se asemejaban a dicha fruta. Ese era el símbolo de la antigua esclavitud, que decían que estarían forzados a dejar su vida hasta perecer sin poder escapar de esos campos de siembra.

 

En los tiempos modernos, a los empleados, no se les puede amarrar una bola de hierro para que no escapen, en cambio, se les da un “Blackberry” y quedan inalámbricamente atados con ese grillete, que al igual que los esclavos, no pueden dejar de lado y que los tiene atados al trabajo todo el tiempo. Y ahí los ves, modernos ejecutivos que se sienten muy importantes, porque “el jefe” les dio su Blackberry” para que no escapen de los campos de trabajo. Prof. Ramón Anselmo Rengifo Avendaño

 

¡Yo soy el dueño de mi voluntad!

 

El diccionario dice: que el esclavo es manejado totalmente por la voluntad de su dueño, ¿Eres dueño de tu voluntad o las redes sociales te manejan? y sigue diciendo: debe trabajar sin consentimiento propio y sin paga. ¿Cuánto ganas por twittear?, ¿por mensajear?, por chatear? Al contrario tienes que pagar para hacer todo esto.

 

Recuerdo que años atrás un amigo muy cercano se volvió adicto al e-mail y al Messenger. Recuerdo que me comentaba que desde la computadora del lugar donde trabajaba, entraba a una sala de chat en algún lugar del mundo y ahí se conectaba con gente desconocida de otros países, para hablar ¿De qué? de nada importante claro, pero él tenía que estar conectado porque a tales horas la “fulanita005″ o “amaranta2509″ se conecta y tengo que hablar con ella, o porque tengo que hablar con alguien, y estoy hablando que esto era a la hora del trabajo. Enviaba miles de email al año, su rendimiento en sus labores bajo, ¿Como hacía para detenerlo? Era algo que no podía evitar, porque no hay control, no era dueño de su voluntad. El Internet se volvió su amo que le hacía trabajar horas y horas extras, pero sin recibir ningún salario, ¡Era esclavo!

 

Gálatas 5:1 Para libertad fue que Cristo nos hizo libres; por tanto, permaneced firmes, y no os sometáis otra vez al yugo de esclavitud.

 

Como cualquier persona normal que vive en este el siglo 21, está bien que tengas twitter, facebook, myspace, etc., yo al igual que tu tengo mis cuentas en dichos sitios, pero, que tú y yo seamos los que lo controla, y no otros a control remoto, te controlen a ti. Que no te cause ansiedad si no chateas, que no te cause stress si nadie se dio cuenta a donde fuiste o adonde irás en tus vacaciones.

 

Qué bueno es saber de amigos y familiares que hace mucho tiempo no les veíamos y nos alegramos al ver una foto suya y saber que están bien. Qué bueno que existen en nuestra era este tipo de medios, que permiten el reencuentro de amistades perdidas en el tiempo y la distancia. Pero recordemos que hay tantos peligros también, porque el mal siempre va a tomar lo bueno para torcerlo y pervertirlo.

 

Eduquémonos, investiguemos, aprendamos, conozcamos, saquemos el máximo provecho al internet, estamos en la era de la información en donde contradictoriamente nadie se informa. Por todos es sabido que los excesos son malos, no estoy acusando a nadie, no es esa mi intensión sino, el de comentar esta situación para que no caigamos en la Red del enemigo.

 

Podemos mencionar muchos inventos tecnológicos después de estos hechos, un bien orientado y otros no.

 

-La torre de Babel fue un ambicioso proyecto tecnológico. Se pretendía a través del mismo, llegar “hasta el cielo” poniendo a Ninrod y su reinado en una posición arrogante delante del Creador, contrariando sus designios.

 

¡Cuántos inventos surgen por motivaciones incorrectas, derrochando soberbia, y redundando lógicamente en perjuicio para la humanidad.'

 

“Después dijeron: vengan, vamos a construir una ciudad y una torre que llegue hasta el cielo. De este modo nos haremos famosos, y no tendremos que dispersarnos por toda la tierra.” (11:4)

 

Quienes se unieron a este proyecto experimentaron la confusión, la cual les llevó a disgregarse y perder la fuerza de grupo.

 

“En ese lugar el Señor confundió el idioma de todos los habitantes de la tierra, y de allí los dispersó por todo el mundo. Por eso la ciudad se llamó Babel (confusión.)” (11:9)

 

Como cristianos e hijos de Dios debemos de utilizar estos medios para difundir pensamientos de paz, de bendición, de evangelización para que los que no conocen de Cristo reciban palabra de Dios, claro que algunos te castigarán sacándote de su lista de amigos, ¡Qué importa!, cumpliste la gran comisión, de predicar el Evangelio a toda criatura.

 

Los medios de comunicación que sean solo eso, medios de comunicación, no cadenas, grilletes con una bola de hierro para atar nuestra vida.

 

Esto encierra una moraleja para nuestros tiempos también: Quien se une a un invento, o proyecto tecnológico contemplando aquello que agrada a Dios, se beneficiará notablemente; ocurriendo lo contrario con aquél que se sume a otro maquinado por el egoísmo y la maldad.

 

En 2ª Crónicas 26:15 se dice: “Además (Uzías) construyó en Jerusalén ingeniosas máquinas de guerra para colocarlas en las torres y en los puntos más altos de las murallas y disparar desde allí flechas y grandes piedras. Su fama se extendió hasta muy lejos, pues Dios le ayudó en forma tan extraordinaria que logró hacerse muy poderoso”.

 

Uzías era rey de Israel, y Dios le había dado inteligencia para defender a Su Pueblo de los enemigos.

 

Dios enseñó al hombre a hacer tecnología, pero para fines nobles y benignos. Y todo aquél invento o proyecto que Él aprueba, trasciende y logra resultados sorprendentes. Vea usted el caso de David y Goliat. David venció al gigante con solo una honda sencilla: “...con su honda en la mano, se enfrentó al filisteo...David le contestó: Tú vienes contra mí con espada, lanza y jabalina, pero yo voy contra ti en nombre del Señor Todopoderoso, el Dios de los ejércitos de Israel, a los que tú has desafiado.” (1ª Samuel 17:40,45)

 

¿Quién iba a decir que la simple bombita incandescente de Edison iluminaría el mundo?. ¿No parece un disparate?.

 

Autos, casas, calles, juguetes, etc., incluyeron su lamparita. Una lamparita alumbró el planeta, así como el pequeño pastorcito de ovejas, con su honda de cuero, derribó al gran gigante.

 

Cuando el pueblo de Israel caminaba por el desierto rumbo a la tierra de Canaán, tuvo sed...pero lo primero que halló fueron aguas amargas. El agua era potable pero amarga. Se planteó un problema, y Dios le dio sabiduría a Moisés (el líder) para aportar una solución. Había una planta dulce sobre la orilla, que sumergida en las aguas, logró endulzarlas. “...no pudieron beber el agua que allí había, porque era amarga...Entonces Moisés pidió al Señor y él le mostró un arbusto. Moisés echó el arbusto al agua, y el agua se volvió dulce.” (Éxodo 15:23,25)

 

Vemos una nueva lección del Maestro. Él “conocía” las propiedades de ese arbusto (sin duda porque es quien lo hizo). Por eso es muy importante “manejar información”, “conocer”, para resolver problemas.

 

También Dios le dio a David el diseño del templo, que más tarde construyó su hijo Salomón como le fue mostrado:

 

“Entonces David entregó a su hijo Salomón el plano del vestíbulo del templo, de sus edificios, de los almacenes, de las salas del piso alto, de los cuartos interiores y del Lugar Santísimo...Todo esto estaba en un escrito redactado por revelación del Señor a David, en el que se explicaban todos los trabajos que había que hacer de acuerdo con el plano.” (1ª Crónicas 28:11,19)

 

Se dice en Éxodo 31:2-5 acerca de la construcción del templo de Jerusalén: “Mira (dice Dios), de la tribu de Judá he escogido a Bezaleel, hijo de Uri y nieto de Hur, y lo he llenado del Espíritu de Dios, y de sabiduría, entendimiento, conocimientos y CAPACIDAD CREATIVA, PARA HACER DISEÑOS Y TRABAJOS en oro, plata y bronce, para tallar y montar piedras preciosas, para tallar madera y para hacer cualquier trabajo artístico.”

 

Aquí se da una lista de condiciones muy importantes para que quien deba desarrollar proyectos y trabajos tecnológicos, tenga sumo éxito en su tarea:

 

-Tener el Espíritu de Dios. (Buena relación con Dios)

 

-Sabiduría.

 

-Entendimiento.

 

-Conocimientos.

 

-Capacidad creativa.

 

-Habilidad.

 

Todo esto provee Dios a quien lo busca con sinceridad, humildad y fe.

 

Amós 6:5 nombra a aquellos que querían imitar al rey David, inventando y construyendo instrumentos musicales.

 

Podríamos citar más ejemplos, pero ahora nos concentraremos en la relación que tiene la Biblia con avances tecnológicos de nuestra época.

 

¿Pueden acaso mencionarse productos modernos e inimaginables para los escritores de las Escrituras?. Veamos algunos ejemplos en el libro de Apocalipsis o Revelación:

 

Televisión y satélite:

 

“...se le dio poder de DAR VIDA A LA IMAGEN del primer monstruo, para que aquella IMAGEN HABLARA e hiciera matar a todos los que no la adorasen.” (13:15)

 

Control por computadora:

 

“...hizo que a todos... les pusieran una marca en la mano derecha o en la frente. Y nadie podía comprar ni vender, si no tenía la marca o el nombre del monstruo o el número de su nombre.” (13:16,17)

 

Helicópteros y tanques:

 

“Las langostas parecían caballos preparados para la guerra; en la cabeza llevaban algo semejante a una corona de oro, y su cara tenía apariencia humana. Tenían cabello como de mujer y sus dientes parecían de león. Sus cuerpos estaban protegidos con una especie de armadura de hierro, y el ruido de sus alas era como el de muchos carros tirados por caballos cuando entran en combate.

 

Sus colas armadas de aguijones, parecían de alacrán, y en ellas tenían poder para hacer daño a la gente...” (9:7-10)

 

“...Y los caballos tenían cabeza como de león, y de su boca salía fuego, humo y azufre... Porque el poder de los caballos estaba en su boca y en su cola; pues sus colas parecían serpientes y dañaban con sus cabezas.” (9:17-19)

 

El profeta Zacarías describe los efectos de la bomba atómica: “... a su gente se le pudrirá la carne en vida, y se le pudrirán los ojos en sus cuencas y la lengua en la boca”. (Zacarías 14:12)

 

La pasión por el materialismo, la codicia por la popularidad, placer, riqueza y poder, es lo que mueve a la humanidad. Los medios noticiosos y Hollywood juegan un papel importante al incitar la codicia y la lujuria, con su tentador entretenimiento dirigido a la juventud, cuya única meta es hacer de cada generación más hijos de Satanás que sus padres antes que ellos. Una y otra vez, la Palabra incambiable de Dios ha demostrado ser verdad, y ella dice: “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre” (1 Jn. 2:15-17).

 

Cuando Dios eligió comunicarse con nosotros por medio de su Palabra, la dotó de todos sus atributos eternos. Si nosotros como cristianos reconocemos quién es Dios y lo que a Dios le interesa, entonces buscaremos que nuestro conocimiento sea agradable al Señor.

 

Lamentablemente tolo lo que Dios ha creado es bueno pero en nuestras manos se ha echado a perder. Verdad que la ciencia aumentaría, pero hoy esa misma ciencia que Pablo la llama falsa, nos ha cegado de tal manera que hoy no tenemos ningún respeto por la Casa de Dios. No solo se ha convertido en cueva de ladrones sino que en casa de comunicaciones. Desde el más grande hasta al más pequeño utilizan diferentes tipos de comunicaciones y lo más triste de todo “cuando la palabra de Dios es predicada”. Que haremos? Preocupados por la Iglesia Unicistas. Que sea lo que Él desea, para que comunique nuestra manera de vivir, nuestro carácter, qué creemos acerca de Dios, y lo que Él quiere que seamos. PASTOR DIEGO ZENTENO.

 

 

MINISTERIO IGLESIA APOSTOLICA INTERNACIONAL. JULIO 2016.

 

 

"Porque ella era la pastora"

HERMANO DEL CONO SUR

 

 

Génesis 29:9

 

Debido al auge reciente de la ordenación de mujeres pastoras en muchas iglesias, este tema puede sonar “machista” para algunas personas o simplemente chocante dada la realidad de las iglesias protestantes de hoy. Sin embargo, Dios no cambia, la Palabra de Dios no cambia y sus verdades son las mismas. No significa que el hombre o la mujer sean mejores ante Dios, no hay judío, ni griego, ni hombre, ni mujer delante de Dios. Sin embargo, Dios ha establecido un orden y cuando obedecemos ese orden, todo toma su lugar correctamente.

 

El plan del hombre puede parecer tan bueno como el de Dios, pero nunca funciona de esa manera. Cuando la Biblia prohíbe que la mujer predique o que usurpe autoridad sobre el hombre, y la manda que se mantengan en silencio y en obediencia en las iglesias, entonces esa es la mejor forma de ganar almas, y de esa forma traerá más gloria a Dios y la bendición más grande a la humanidad. Si prefieres tu razonamiento en vez de la Biblia, puedes creer en mujeres predicadoras. Pero algún día llegarás a darte cuenta que tu razonamiento humano pobre y falible no es tan sabio como la sabiduría de Dios revelada en su Palabra. Jer 48:10 “Maldito el que hiciere engañosamente la obra del SEÑOR, y maldito el que detuviere su cuchillo de la sangre”.

 

Tomemos en cuenta cuidadosamente las Escrituras que tratan con este tema. La Biblia es la Palabra de Dios; ningún pasaje de la Escritura contradecirá otro pasaje. Pro 30:5 “Toda palabra de Dios es limpia; El es escudo a los que en él esperan”. Y como el hombre y la mujer y Dios no han cambiado, encontraremos que lo que Dios quiso para la mujer en tiempos bíblicos él quiere para ellas ahora también. Espero que cada lector le pida sabiduría al Espíritu Santo con un corazón de oración, y que investigue en las Escrituras lo que Dios tiene para decir en cuanto a mujeres predicando el evangelio.

 

1 TIMOTEO 2:11-15 “La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión. Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia”.

 

Volvamos a nuestro texto en cuestión que declara que Rachel era la pastora, de ahí que muchas congregaciones, aún del Nombre, pretenden establecer que en el ministerio debe haber pastoras y mujeres evangelistas, y otras responsabilidades que normalmente se ve en varones. Conviene analizar este tema:

 

Los siguientes textos nos hablan de: pastora, Génesis 29:9-- profetizas, María en Éxodo 15:20-- Débora en Jueces 4:4;-- Hulda en 2ª Reyes22:14;-- Noadías en Nehemías 6:14.-- La esposa del profeta Isaías en Isaías 8:3;-- Ana en Lucas 2:36. Las hijas de Felipe el evangelista en Hechos 21:8-9.-- Diaconisa, Romanos 16:1;

 

Se habla también de una predicadora basado en Juan 4: 28-30. Y también evangelistas en Salmos 68:11. ¿Qué hay de esto?

 

Lo primero que debemos tomar en cuenta es que cuando el Espíritu Santo nos enseña respecto a los ministerios dice en Efesios 4:11-12: “Y él mismo dio unos, ciertamente apóstoles; y otros, profetas; y otros, evangelistas; y otros, pastores y doctores; para perfección de los santos, para la obra del ministerio, para edificación del cuerpo de Cristo”. Por el mismo contexto, se entiende que habla de varones. Desde el principio el asunto es así.

 

Cuando el hombre cayó en pecado en Génesis 3:9-12 podemos entender que el mandamiento respecto al árbol de la ciencia del bien árbol de la ciencia del bien el mal, lo recibió primero y este debe haberlo transmitido a su mujer. Vea que Dios busca a Adán y Eva, y a él le pregunta: “¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses?

 

El apóstol Pablo lo explica de la siguiente manera en 1ª Timoteo 2:13-14: “Porque Adam fue formado él primero después Eva: y Adam no fue engañado, sino la mujer, siendo seducida, vino a ser envuelta en transgresión”.

 

Avanzando luego vemos a Dios tratar y dialogar con Abraham, Jacob, Moisés, Josué, Samuel, David, Salomón y así todos los profetas. En el Nuevo Testamento lo vemos llamando a los apóstoles, luego a Saulo y Bernabé, en fin.

 

A lo que ministerio se refiere trata con varones y no con mujeres.

 

Aclaramos acá, que no estamos hablando de la mujer en una posición de descrédito o como de segunda categoría No decimos eso. El mismo Dios ha honrado a muchas mujeres, como a la misma Eva a la cual se le promete que la simiente de la mujer redimirá al hombre caído. Génesis 3:15.

 

Sara como madre de naciones, Génesis 17:15-16. Rahab la ramera cuyo nombre figura en la genealogía del Mesías como Rachab en Mateo 1:5.

 

En lo que a salvación se refiere no hay diferencias. Gálatas 3:26-28 “...no hay varón, ni hembra…”. En lo que a ministerios, dirección del pueblo de Dios y revelación de la Palabra: Este terreno ha sido reservado el varón.

 

¿Qué pasa entonces con lo que leímos?: Vamos examinando por lo más simple: las evangelistas: Salmos 68:11 “El Señor daba palabra: De las evangelizantes había grande ejército”. Muchas Biblias modernas traducen como: de las mujeres evangelista había gran número, o algo similar. Pero el original dice según nuestras versiones. Es que nunca ha habido un gran número de mujeres consagradas como evangelistas. Había si un gran ejército un gran número, pero de esas Palabras que daba el Señor.

 

Jesús dijo esto a sus apóstoles en Lucas 21:12-15 “…porque yo os daré boca y sabiduría a la cual no podrán contradecir”. De manera que las evangelizantes no son mujeres, sino palabras que proceden de Dios en abundancia.

 

Las predicadoras: Tomando lo que dice Juan 4 sobre la mujer Samaritana, debemos notar algunos puntos que nos pueden dar mucha claridad en este discutido tema:

 

Ella no es una predicadora: ¿Por qué? Por la sencilla razón que ella necesita que alguien le confirme lo que a ella le parece. Ella confesó en el verso 19: “Señor, paréceme que tú eres profeta”. Y cuando oye de Jesús que era el Mesías dejó su cántaro, fue a la ciudad y comenzó a decir: “Venid, ved un hombre que me ha dicho todo lo que he hecho: ¿si quizás es este el Cristo?” verso 29. En sus palabras hay dos cosas:

 

Primero: Una declaración de algo que ha vivido: Un hombre me ha dicho todo lo que he hecho. El testimonio de lo que le estaba pasando en ese momento.

 

Segundo: La pregunta ¿si quizás es este el Cristo? Revela la necesidad de recibir una confirmación. A ella le parece que es, escuchó de los labios del Señor eso, pero ¿será El? Un predicador inspirado de Dios, cierto, conoce a Dios. No manifiesta esta duda e incertidumbre, menos a otros. Notemos como los predicadores ungidos hablan de Jesús: Pedro en Hechos 2:22-36, Hechos 5: 29-32; Pablo en Hechos 13:23-39 ¡Que diferencia! ¿Qué seguridad en lo que hablan!

 

Su testimonio acercó a otros a Jesús: Es verdad eso. Nuestras vivencias en el Señor contadas a otros con alegría y entusiasmo despertarán en otros el deseo de conocer a Dios. Cuando en Cantares 5:10-16 la amada alaba al amado, las otras doncellas desean conocerlo. ¿Dónde sea ido tu amado, oh la más hermosa de todas las mujeres? ¿Adónde se apartó tu amado, y le buscaremos contigo? Cantares 6:1. Esto ocurre con esta mujer samaritana, su gozo y entusiasmo despertó interés en los demás. Ella declaró: “que me dijo todo lo que he hecho”. Verso 39. Ella no declara si es el Salvador, si es Dios, si perdona pecados, no, eso lo pregunta. Pero su testimonio despertó interés. Pero ¿Dónde se afirmó la fe de los que escucharon?

 

Creyeron más por la Palabra: versos 41-42. Cuando los hombres vinieron a Cristo y le oyeron, su fe no se fundamentó en el testimonio de ella. “Ya no creemos por tu dicho”. Ahora fue el encuentro con la misma Palabra Viviente quien les reveló la identidad del Cristo. “Es el Salvador…” Un predicador debe usar siempre la Palabra, observe los textos anteriores.

 

Las profetizas: Lo primero que debemos decir que ninguna de las profetizas mencionadas, se les ve en un ministerio público. De ninguna se registra un mensaje o exhortación al pueblo. Miremos una por una. Descartemos de plano a Noadías en Nehemías 6:14 pues se constituyó en opositora a la obra del Señor puesto que estaba contra Nehemías.

 

De la esposa de Isaías no se dice nada más.

 

En Hechos 21:8-9, lo mismo ocurre con las hijas de Felipe, pero salta una pregunta: ¿Por qué si estando ellos en Cesárea, y habiendo cuatro hermanas que profetizaban, Dios trajo al profeta Agabo desde Judea que estaba por lo menos a 100 Km de distancia?, ¿Por qué Dios no usó a esas hermanas?

 

Si leemos los versos 11 al 15 nos damos cuenta que Agabo vino para entregar un mensaje para Pablo. Alguna razón debe existir. Mirando los otros casos, como el de María de Éxodo 15:20 ¿Qué se dice de ella? Según Miqueas 6:4 es contada como un miembro importante en el pueblo después de Moisés y Aarón. Sin embargo, respecto al hecho de ser profetiza, solo se menciona en Éxodo y no se muestra ningún mensaje entregado por medio de ella. Dios lo dijo todo por Moisés y Aarón. Ella si celebró y fue cabeza en esto: “Tomó el pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas”; y alabaron al Señor.

 

La otra oportunidad es mencionada para mal, en Números 12 comete el gran error de murmurar contra el ungido de Dios, y recibió una plaga durante 7 días.

 

Respecto a Débora, Hulda y Ana se dice un poco más y hay en ellas palabras inspiradas. Miremos a Débora en Jueces 4: 4-5; “Y gobernaba en aquel tiempo a Israel una mujer, Débora, profetiza, mujer de Lapidoth: La cual Débora habitaba debajo de una palma entre Rama y Bethel, en el monte de Ephraim: y los hijos de Israel subían a ella a juicio”. La época en que Débora vivió se caracteriza por un desorden total en Israel, no existe un gobierno central, es un período de anarquía. Los jueces que se levantan actúan principalmente por tribus. No hay unidad nacional.

 

El texto declara que “los hijos de Israel subían a ella a juicio”, es decir, buscando una orientación, un consejo, por la sencilla razón que en medio de ese caos, fue que Débora “se levantó como madre en Israel”. Jueces 5:7. No está en ella la característica propia de los profetas varones como pararse a las puertas del templo y hablar al pueblo, Jeremías 7:2; 19:14; 26:2.

 

Ella tiene algo que decir, y esto es de Dios. No es un mensaje público… Es un mensaje de parte de Dios para un hombre especial, un hombre que había recibido una orden de Dios y la estaba dilatando. Jueces 4:6-9 “envió a llamar a Barac…y díjole: ¿No te ha mandado Jehová, el Dios de Israel” Es un mensaje particular. No tiene ministerio público, tampoco es a cualquier varón, es al líder del pueblo. Le recuerda que Dios le entregó una tarea y no debe demorarse.

 

Similar es la situación con Hulda. Se había de ella en 2ª Reyes 22:14-20, y se repite en 2ª Crónicas 34:22-28 casi sin variaciones. Ella no salió a predicar o anunciar algo, vinieron a ella a consultar a Dios por mandamiento del rey, y fíjese en la respuesta: “Mas el rey de Judá que os ha enviado para que preguntaseis a Jehová, diréis así”. También es un mensaje particular, a una persona especial, otra vez un líder, en este caso el rey Josías. Es digno de destacar que Hulda habitaba en “la casa de la doctrina”. Mejor que nadie conocía cual era su lugar. Mejor que nadie sabía hasta donde podía llegar.

 

En cuanto a Ana en Lucas 2:36-38. Dice que no se apartaba del templo sirviendo al Señor de noche y de día con ayunos y oraciones. Esta espiritual mujer confesaba al señor, “y hablaba de Él a todos los que esperaban la redención en Jerusalén”. Le habla a un círculo especial; en una forma personal. A los que esperaban la redención. No tiene un anuncio público ni nada similar.

 

La diaconisa Febe: Es importante comprender que el diaconado no es un ministerio. El diaconado es un cargo de responsabilidad que nació por la necesidad que surgió dentro de la Iglesia. Hechos 6:1-6 nos muestra que las funciones de un diácono es “servir a las mesas” es decir, velar y socorrer a las viudas, colaborar en los menesteres propios de la obra, etc. Sobre aquellos varones se impusieron las manos, en cambio de Febe no se dice nada. Lo que Pablo habla de ella es que ella ha ayudado a muchos, y a mí mismo. No se dice de ningún mensaje, exhortación, decisión respecto a un asunto ministerial, pero sí que ha ayudado a muchos, aún al mismo apóstol. No se explica de qué forma ha ayudado ¿Será con ayunos y

 

oraciones, quizás siendo hospitalaria, si ha lavado los pies e los santos, si ha socorrido a los afligidos, o si ha seguido toda buena obra?, 1ª Timoteo 5:10.

 

La pastora Rachel: Obviamente, Rachel es pastora de animales. Sin embargo, aún así se apoyan para declarar que la Biblia habla de pastoras, y eso es suficiente para considerarla en el ministerio propiamente tal. Pero el gran detalle está en el hecho que Labán, padre de Rachel, no tiene hijos varones. Era costumbre que el hijo menor de la familia es el que cuida los rebaños. Pero Labán no tiene hijos varones. Génesis 29:16 “Labán tenía dos hijas: el nombre de la mayor era Lea, y el nombre de la menor, Rachel”.

 

Esa es la razón porque Rachel era la pastora. Es también el caso de Jethro, suegro de Moisés, Éxodo 2:16. “Tenía el sacerdote de Madián siete hijas, las cuales vinieron a sacar agua, para llenar las pila y dar de beber a las ovejas de su padre”. También eran pastoras, porque no había hermanos varones que tomaran la responsabilidad del rebaño. En ambos casos con Rachel y Séphora, éstas cesaron en sus funciones de pastoras cuando apareció Jacob en el primer caso, y Moisés en el segundo caso.

 

En esta enseñanza se convierte en una gran necesidad transcribir este texto: “Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice. Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación” (1 Cor. 14:34-35).

 

Otra vez las Escrituras instruye claramente a las mujeres que guarden silencio en las iglesias, que no se les permite hablar, sino que deben mantenerse en obediencia, tal como era en el Antiguo Testamento.

 

Algunos pueden llegar a decir que este reglamente era tan solo para la iglesia en Corinto. Pero eso no es cierto. La epístola no solamente fue escrita a los cristianos en Corinto, pero también a “todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro”, como se puede notar en el segundo versículo del primer capítulo. Las instrucciones de 1 Corintios fueron dadas por el Espíritu Santo a todos los cristianos en todo lugar. Por tanto, a todos los cristianos en todo lugar, el Señor manda diciendo: “Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice”, y “es indecoroso que una mujer hable en la congregación”.

 

El llamado a las mujeres hoy, no es a luchar por un lugar en la sociedad, como lo hacen muchas. O de pronto a dejar a tras el rol de esposas y madres para convertirse solo en ejecutivas, de ninguna manera. El llamado es a ocupar el lugar que Dios le ordeno desde el principio de la creación como ayuda idónea.

 

CONCLUSION. En todos los textos estudiados, no hay la más mínima referencia bíblica de que la mujer haya ocupado, o pueda ocupar una posición dentro del ministerio propiamente tal. Enfatizo solo “Hablamos del aspecto ministerial”. Ya que Cada hermana debe sentirse honrada en la posición que Dios le ha dado.

 

La Biblia no prohíbe que las hermanas oren. Pero sí las prohíbe claramente a enseñar o predicar o tener autoridad sobre el hombre.

 

Como hermano desde el Cono Sur Josué Nayib .Permítame informarle que mi única motivación en este tema es el verdadero lugar que la mujer debe de ocupar dentro de la Iglesia a través de un apoyo completamente BIBLICO.

 

Mi deseo es de obedecer y agradar a Dios. Si agrada a Dios que las mujeres no prediquen en la iglesia, vamos a agradar a Dios. “Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres” Hechos 5:29. Estoy determinado a agradar y obedecer a Dios, cueste lo que cueste. He perdido algunos “amigos y hermanos” por causa de este mismo asunto. Personas como usted juzgan mis motivos y sinceridad. Pero toda esa clase

 

de persecución no es nada comparada a la persecución que están sufriendo algunos. No quiero ser cobarde. Noé no cambió su mensaje después de predicar más de 100 años sin agradar a los hombres mientras construía el arca.

 

Los “modernistas” sienten como que saben tantas formas de hacer la obra del Señor que son mejores que las de Dios. Pero cuando Nadab y Abiú entraron en el tabernáculo llevando fuego extraño, no el fuego señalado, Dios causó que cayera fuego y los quemó (Levítico 10:1-2). Cuando David trajo el arca en una carreta con bueyes, y no como Dios le había indicado, le alcanzó la muerte al que tocó el arca (2 Sam. 6:6-7). Aun cuando el buen rey Uzías entró en el templo para hacer un sacrificio, donde era prohibido excepto para el sacerdote, Dios le afligió con lepra (2 Crónicas 26:16-21). Y cuando María la profetisa quería usurpar la autoridad en la obra del Señor, queriendo tomar el lugar de autoridad como algunos hombres, Dios la afligió con lepra por causa de su pecado (Números 12:10). Hoy todavía hay una maldición, una plaga de un Dios airado sobre las iglesias porque hacen las cosas a su forma en vez de la forma de Dios.

 

Que Dios nos ayude a traer al Señor de regreso a nuestras iglesias y que le pongamos en primer lugar. Que retiremos con la ayuda Dios de los púlpitos todo lo que a Dios no le agrada. Que extraigamos la mundanalidad de las bancas. Que Dios nos dé gracia para remover la cobardía de los predicadores. Y que Dios nos dé un corazón para poner a Él en primer lugar. Contendiendo por la verdadera fe.

 

MINISTERIO IGLESIA APOSTOLICA INTERNACIONAL.

 

AGOSTO 2016.

 

“La Biblia nos dice como la obra de Dios debe ser conducida”. Y “Mientras la obedezcamos y hagamos bendecidos seremos”

 

 

 

UNA VIDA MARCADA POR DECISIONES.

PASTOR EMANUEL ESPIÑO

 

 

(Génesis 13: 5-11)

 

INTRODUCCIÓN: La figura de Lot, el sobrino de Abraham, es única en la Biblia. Tiene un amplio significado simbólico que nos conviene revisar. Lot se unió al éxodo de Abraham de Ur de los caldeos. Los hechos posteriores nos dirán que Lot no seguía a Abraham guiado por una fe personal ni por un llamamiento, sino por un simple afecto familiar, pues él tenía un corazón mundano.

 

La vida está marcada por las decisiones. Bien se puede decir que ellas determinan el destino del hombre. Hoy vamos a analizar el caso de Lot para que veamos las incidencias que tienen las decisiones en la vida, y sobre todo, cuando esas decisiones se toman por la ambición, por lo que está a la vista, por una manera egoísta. ¿Quién era Lot? (Gen.11:31). La información bíblica nos dice que nació en Ur de los caldeos, en Mesopotamia. Era hijo de Harán, hermano de Abraham. Su abuelo se llamó Taré. Por la muerte de su padre y de su abuelo tuvo que quedar bajo la tutela de su tío Abraham. De todo esto se desprende que Lot era un creyente. Aun cuando vivió en una tierra de dioses pagamos, conoció al verdadero Dios; al Dios que amó su abuelo, padre y tío. Y la Biblia no solo dice que era un creyente, sino que de acuerdo al reconocimiento que hizo posteriormente el apóstol Pedro, este hombre era justo.

 

Taré, padre de Abraham, lo siguió; su sobrino Lot también. No está escrito que Dios haya llamado a Taré, ni a Lot (Génesis 11:31; 12:1); Lot era un creyente; en cuanto a Taré, seguramente que no (compárese con Josué 24:2). Abraham no rompió de una vez sus lazos. Su padre lo siguió y empezaron la primera etapa que terminó en Harán. Allí se detuvieron hasta que Taré murió (Génesis 11:32). Esto fue un dolor para Abraham. Hubiese podido decir, como Jacob en otra parte: “¡Cuán terrible es este lugar!” (28:17). Pero no, Abraham volvió a seguir su camino, después de haber enterrado a su padre en Harán. Esta parada no está mencionada en nuestro pasaje de hebreos; las infidelidades no se encuentran señaladas aquí. “Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció... sin saber a dónde iba” (Hebreos 11:8).

 

Entonces, ¿cuál fue su problema? ¿En qué consistió su falla? ¿Por qué este hombre de Dios tuvo una de las más estrepitosas desgracias a nivel de su familia? La vida de Lot es uno de los más patéticos casos para hablar sobre esas decisiones que son tomadas sin considerar a Dios en ellas. Consideremos la naturaleza de ese tipo de decisiones.

 

I. LLEGAN A SER TOMADAS DE UNA FORMA EGOÍSTA

 

1. Lo primero que observamos en la decisión de Lot es que no pensó en su tío Abraham. En realidad él era como su padre, pues se había encargado de él desde mucho tiempo atrás.

 

“No seas sabio en tu propia opinión; más bien, teme al Señor y huye del mal”. Prov. 3:7

 

En Lot se cobijó un sentido de competencia. Seguramente sintió que su tío tenía suficiente riqueza para dejarle las llanuras del Jordán, tan buenas para su ganado y su futuro. “Al principio, Lot miró hacia Sodoma. Más tarde, habitó en Sodoma. Estos fueron los pasos por los que este hombre y su familia fueron a una degeneración cierta y a la destrucción”.

 

Sabemos lo que sucedió a Lot; naufragó en el país de la promesa porque marchó con la fe de Abraham cierto tiempo, y así no pudo estar firme. Cuando el mundo se ofreció a Lot bajo las agradables formas de la llanura en flor y regada, su corazón no dudó: escogió y partió para Sodoma (Génesis 13:11).

 

Es cierto que Abraham, por la nobleza de su corazón, le puso a escoger entre una parte y la otra, pero aún en esto, la decisión a tomar tenía que ser pensada, consultada, madurada… Una decisión de aquella magnitud, que planteaba el destino de sus vidas, requería de una consulta divina, de un consejo adecuado, de la búsqueda de la conveniencia. En su caso particular tenía que evaluar no solo lo que a él le convenía, sino hasta dónde su decisión era la mejor para la familia. Y a juzgar por los hechos posteriores, la decisión de Lot, cabeza de su hogar, fue tomada de una manera unilateral. (Gen 13.5-11)

 

2. Hermanos y hermanas, ¡cuidado con las decisiones apresuradas! Lot no es el mejor ejemplo a seguir en este asunto. Cuando algo se presenta muy fácil, es cuando más cuidado hay que tener para tomar una decisión. La Biblia nos habla reiteradamente de la necesidad de considerar las alternativas, así como el esfuerzo, antes de aventurarnos a aceptar o tomar algo solo por mi propio egoísmo o ambición. Canaán era la tierra que “fluía leche y miel”. Dios pudo dársela a su pueblo a penas llegaron a esa región. Pero la Biblia nos dice que Josué y las tribus tuvieron que conquistarlas. Lot tuvo en su abuelo Taré, su padre Harán y su tío Abraham, los mejores modelos sobre el asunto de saber tomar decisiones. Él vio cómo su tío no hacía nada sin asegurarse que Dios estaba involucrado en sus determinaciones. El llamado de salir de su tierra y su parentela al parecer no había producido el impacto necesario para saber tomar decisiones sabias.

 

La visión humana es miope pero la visión de Dios en nosotros es clara, Abraham el padre de la fe cuando fue llamado por Dios en Génesis 13:13 dice: “y Jehová dijo a Abraham después que Lot se apartó de él, alza ahora tus ojos y mira desde el lugar donde estas hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente porqué toda la tierra que ves la daré a ti y a tu descendencia”. Cuando tú reconoces tu visión, te das cuenta del llamado que Dios te está haciendo. En cambio con Abraham cambia Génesis 15:5” Y lo llevo fuera y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas si las puedes contar”.

 

3. Por cuanto hay decisiones que marcarán tu vida, y con ello tu destino, debieras asegurarte que las mismas no sean tomadas por la ambición del corazón. Nos conviene observar los modelos. Nos conviene consultar previamente. Hay hombres y mujeres que hoy lamentan el haber tomado una decisión apresurada. Mire tantos hogares fracasados.

 

“Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba. Por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en tiendas con Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa; porque espera la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios” (He. 11:8-10).

 

Mire cuantas carreras sin finalizar. Negocios fracasados. No tome egoístamente a la que va a ser su esposo o su esposa. No lo haga tampoco con su carrera, su negocio, su futuro. El corazón no es el mejor indicado para tomar una decisión apresurada. ¡Ore antes!

 

Jamás debes de olvidarlo:

 

1.-Lot no era un llamado, sino un voluntario; y todos los que corren sin ser llamados, acaban por caer.

 

2.-Los Lot son figuras muy comunes en medio del pueblo de Dios. Cuando la marea de la fe sube, ellos se unen y reciben los beneficios de los verdaderamente creyentes, pero tarde o temprano su corazón queda al descubierto. Así sucedió con los extranjeros que salieron de

 

Egipto con los israelitas y que les instigaron a pecar (Núm. 11:4), así aconteció con Ananías y Safira (Hech. 5:1-11) y con Simón el mago.

 

II. LLEGAN A SER TOMADAS POR LA ATRACCIÓN DE ALGO BUENO

 

1. Abraham dejó que su sobrino Lot eligiera donde ir; por lo tanto Lot no tuvo una presión para tomar una decisión apresurada. Pero, ¿qué sucedió con Lot? Fue cautivado por la atracción de algo bueno. El versículo 10 dice que él “alzó sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán…”. Su mirada contempló una tierra atractiva y de riego, por lo tanto escogió esa parte. Y en efecto, de acuerdo a las evidencias arqueológicas y el récord bíblico, las ciudades de esa región eran ricas. Estaban situadas de una forma estratégica, cerca de una ruta principal del comercio de la época. Lot se dio cuenta que lo que estaba delante de su vista llenaba todas las expectativas para su vida y su futuro. ¿Qué pudo haber en la mente de aquel creyente en esa hora de decisión? Nos dice la Biblia que ya él, al igual que su tío, poseía muchas riquezas. Entonces la única razón de esta decisión era para aumentarlas. Una decisión tomada por la vista plantea siempre lo mismo: todo parece bien al principio, las consecuencias vienen después.

 

2. En la decisión de Lot podemos ver algo que es común en el ser humano: decidir por la vista, en lugar de decidir de acuerdo a la voluntad de Dios. Cuando Eva tomó la decisión del fruto prohibido, tuvo una fuerte atracción de algo que parecía bueno; así dice el texto: “Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar sabiduría…” (Gn. 3:6). Desde entonces todos vivimos las consecuencias de una decisión tomada por la atracción de algo bueno.

 

Lot levantó sus propios ojos. Es decir: vio una realidad distorsionada. Visión no es algo que usted quiere, que usted prepara porque usted lo vio. Este es alguien que edifica su propio mundo y deja sus habilidades o ambiciones. Yo quiero esto, yo quiero aquello, me gustaría tener esto, me gustaría tener aquello, esta es mi visión. Esto no es visión. Él levantó sus propios ojos. (Porque por fe andamos, no por vista) 2Co 5:7

 

Lot sólo vio la dimensión presente de la realidad. Nosotros tenemos que aprender a ver más allá de lo que aparenta ser muy bonito por fuera. Hay gente que está construyendo cosas que no van a poder pasarlas a otra generación porque están próximas a desaparecer. Esa es una visión incorrecta.

 

“Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados”. 2Pe 1:9

 

3. El mundo de hoy ha logrado cautivar a los consumidores a través de la vista. Miren lo que hacen los que venden los autos. Miren lo que hacen los que venden las distintas modas. Miren lo que hacen los que venden comidas. En todas estas ofertas hay algo que tiene el atractivo de ser bueno, agradable, bonito, apetecible, de gran satisfacción. Y es un hecho que en no pocos casos, cuando la decisión ha sido tomada más por la vista que por la razón, las consecuencias siempre se hacen presente. “No todo lo que brilla es oro”, dice un refrán. ¿Por qué alguien entra al terrible mundo de las drogas, del engañador mundo del alcohol, del cigarrillo, del sexo ilícito, alimentado por la pornografía? No siempre las “llanuras del Jordán” son las mejores para separarnos del tío Abraham. Lc. 16:13 “Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas”.

 

III. NO SE DAN CUENTA DE LA PRESENCIA DE UN GRAN PELIGRO

 

1. Era cierto que aquellas tierras eran muy bondadosas para el ganado de Lot, pero las mismas estaban muy cerca de dos ciudades perversas. Al hablar de su condición, el autor dijo: “… y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma. Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra Jehová en gran manera” v. 13. Al Principio Lot no se dio cuenta de este eminente peligro porque lo que más estaba en su mente era la tierra de riego para aumentar sus riquezas. Más adelante nos encontramos que Lot levantó la tienda y se convirtió en un ciudadano más de la impía ciudad: “Llegaron, pues, los dos ángeles a Sodoma a la caída de la tarde; y Lot estaba sentado a la puerta de Sodoma…” (Gn. 19:1). Después se dice que Lot les invitó a su casa, lo cual indica que él era parte de la ciudad. Y aquí surge la gran pregunta, ¿qué hacía un creyente viviendo en Sodoma? ¿Cómo puede compartir su vida espiritual con Dios y también con el mundo?

 

Lot vio en Sodoma y Gomorra la posibilidad de un proyecto personal. Estaban en el desierto, estaban solos, en un lugar árido, él vio que había gente, ciudad, algo grande construido. Probablemente pensó que había buenos contactos o ministerios convenientes y se unió a ellos, a Sodoma y Gomorra.

 

2. Claro está que aun cuando uno pudiera pensar, en honor al testimonio de Pedro, donde dice que “este justo, que moraba entre ellos” —y que, “afligía cada día su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos (2 Pe. 2:7, 8), estaba allí por sus negocios o para predicar, lo cierto es que al final la influencia de aquel mundo pudo más que la influencia de Lot. El asunto es que se hace difícil separar la influencia del mundo si se está conviviendo con el mundo. Algunas de las decisiones apresuradas que tomamos nos hacen pensar que somos capaces de vivir a la orilla del mundo y al mismo tiempo complacer a Dios. Que podemos disfrutar de las mejores cosas del mundo, sin que nos metamos con las más graves. Hay creyentes que se dan sus propias licencias, pero fijémonos en el ejemplo de Lot. No es tan fácil salir de algo una vez que ha entrado allí.

 

3. ¿Cuándo se muda el creyente a la orilla de Sodoma? Cuando comienza a darse su propia perisología en aquellas áreas donde la Biblia le dice que salga de allí. Por lo tanto, el creyente debiera saber qué música oyen sus oídos. Qué programas de TV o Internet ven sus ojos. Qué tipo de vocabulario surge de mi boca, incluyendo los chistes que tengan que ver con otro sentido. Tales preguntas nos dirán que tan cerca caminos con el mundo. Por cuanto el mundo ejerce una poderosa influencia sobre cada vida, el creyente debiera poner su “tienda” lo más lejos de él. Y esto hay que afirmarlo porque la Biblia dice que cuando somos amigos del mundo nos enemistamos con Dios. Santiago lo dice de una forma contundente: “¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que se hace amigo del mundo, se constituye en enemigo de Dios” (Stg. 4:4). Y luego Juan lo remata, diciendo: “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él” (1 Jn. 2:15). Evitemos la amistad y el amor con el mundo. Hay peligro en esa relación.

 

IV. PUEDEN CONDUCIR A TRAGEDIAS INESPERADAS

 

1. La vida del creyente Lot es una de las más contradictorias de la Biblia. La decisión que tomó de forma egoísta y por la vista, le trajo muy serias consecuencias. Fue un hombre que no pensó en la terrible influencia que ejercería la perversidad de la ciudad de Sodoma. El pecado más grande de la ciudad, con la que se acuñó la frase “sodomía”, daba cuenta de las más altas perversidades sexuales que jamás se había conocido. Tal era el grado de

 

inmoralidad reinante que cuando los ángeles fueron a sacar a Lot y su familia de allí, se dice que hombres perversos, “desde el más joven hasta el más viejo”, rodearon la casa de Lot con violencia porque querían abusar de los huéspedes celestiales. Eso hizo que los ángeles hirieran con ceguera a aquellos hombres impíos. Y a estas alturas Lot había llegado tan lejos en la pérdida de sus principios que estaba dispuesto entregarles a sus hijas vírgenes para que hicieran con ellas lo que querían, con tal de no abusar de los huéspedes. Todo esto formaba parte de las consecuencias de vivir entre dos mundos. Cuando el mundo invade nuestra vida perdemos la influencia.

 

2. ¿Cómo terminó la vida de este hombre? Lo primero que perdió fue a sus yernos porque ellos no creyeron al mensaje de destrucción que trajeron los ángeles. Cuando estaban por salir de la ciudad, y cuya orden era no mirar atrás, la esposa de Lot lo hizo, a lo mejor por el apego que tenía aquella vida, convirtiéndose en la primera estatua de sal que se conozca en la historia. Desde entonces la vida de aquella mujer será puesta como una advertencia, pues el mismo Cristo, hablando de su venida y de la necesidad de no volver a atrás cuando él venga, dijo: “Acordaos de la mujer de Lot” (Lc. 17:32). Sus dos hijas, con sus mentes ya corrompidas, y creyendo que no tendrían descendencia, emborracharon a su padre y tuvieron hijos de él, en lo que se ha conocido como el único incesto del cual la Biblia nos habla. De tal relación salieron las naciones de los moabitas y los amonitas. Ambos pueblos fueron grandes enemigos de Israel más adelante.

 

3. Amados, las decisiones apresuradas acaban por exigirnos un precio muy alto. Hay mucho que perder en una decisión que no toma en cuenta al Señor. No se arriesgue a tomar una decisión por la vista. No arrastre usted a su familia a una tragedia solo por complacerse a sí mismo. Sabía usted que Lot no se mencionará más en la historia bíblica. No se sabe qué pasó con él. Su vida pudo estar al mismo nivel que la de su tío, en atención a las promesas divinas, pero terminó en el olvido. Las decisiones determinan nuestro destino.

 

Lot significa cobertura, pero cuando se metió a la cueva de la corrupción (cambió su casa por una cueva) se fue de la luz (Cristo) de su hogar y se fue a vivir en tinieblas con sus hijos.- Sus hijas se contaminaron tanto en Sodoma que le dieron el vino de Sodoma (corrupción) en ellas había corrupción de tipo sexual, conocían de ese vino extraño. Ellas le dieron de ese vino a su padre y cometieron incesto; note lo que sucede cuando se va la luz.

 

Nosotros tenemos que ver algo en este caso; ellos se fueron de su casa a vivir a una cueva y estas jovencitas tenían la permisión de guardar vino en su casa (siendo su padre “El justo Lot”), y esto no les trajo ningún beneficio ni edificación, debemos tener cuidado que la libertad no se nos convierta en libertinaje, pues en este caso, el hogar de Lot se convirtió en una cueva de corrupción (hubo incesto); sus hijas se en sodomizaron.

 

Tal vez tú si dominas muchas cosas pero tus hijos no, quizá usted por su madurez puedan tener libertades en Dios pero quizá en sus hijos puede ser libertinaje pues no tienen su misma madurez.

 

Aprendamos de Josué 24:15” Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río Éufrates, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová”.

 

Los hombres de Dios que nos precedieron fueron fuertes porque velaban por la entrada de sus corazones. Todas esas personas de fe que se nos presentan en Hebreos 11 eran

 

personas apartadas: Abraham fue apartado, Enoc también. Pero Lot fue un mundano: el mundo lo cautivó. Si queremos el poder de la fe, velemos para no dejar entrar lo que el mundo puede traer a nuestro corazón.

 

Lot sabía bien que no poda quedarse en Sodoma. La Escritura dice; Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado (Salmo 1:1). Lot debió haber decidido: Se acabo yo tengo que salir de aquí! Si me quedo por más tiempo, esta iniquidad se me va a pegar. Me costara mi alma! Pero l nunca tuvo fuerza ni voluntad para irse.

 

Muy bien se ha dicho que él separarnos del cristianismo de este mundo y salir fuera del campo al Cristo desechado, perdemos influencia sobre aquellos que todavía permanecen dentro del campo. A estos podemos contestar preguntando, ¿Tenía más influencia Abraham, quien moraba en el valle de Mamre en su cabaña lejos de Sodoma y en la presencia de Dios, o Lot, quien se sentaba en la puerta de Sodoma con los mundanos? Es evidente que Lot no era respetado por sus conciudadanos, como lo demuestran las palabras de ellos en (Génesis 19:9).

 

CONCLUSIÓN: “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”. 1 Juan 2:15 - 17

 

“Si escogemos el camino de Lot, podemos estar seguros de que también pagaremos su precio. Hermanos, no sacrifiquemos a nuestros hijos y a nuestra felicidad a cambio de lo que el mundo promete. Sigamos el ejemplo de Abraham, esperando aquella ciudad que Jesús está construyendo, viviendo en la obediencia que nace de la fe. Éste es el camino a la bendición”.

 

Aunque te cueste algún tipo de sacrificio, hazlo por Jesús. Pastor Emanuel Espiño.

 

 

MINISTERIO IGLESIA APOSTOLICA INTERNACIONAL.

 

 

 

® Ministerio Iglesia Apostólica Internacional - Registro Publico 974

Templo central: Calle el resbalón nº1687 - Cerro Navia - Santiago

Días de Reuniones: Martes: 19:30 hrs. - Jueves: 19:30 hrs.

Domingos: Escuela biblica-10.00 am / Reunión de Jovenes-15:00 hrs.

Reunión General: 18:00 hrs.

Derechos Reservados © MIAI 2014

Submitting Form...

The server encountered an error.

Form received.

¿Quieres que oremos por ti o por algún hermano?

Escríbenos