ESTUDIOS

SIGUIENDO SU PALABRA

 

AGOSTO

SIGUE BAJANDO PARA LEER NUEVOS ESTUDIOS

apostol josue nayib

"¿Por qué la necesidad de congregarse? "

“Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,  Y en la casa de Jehová moraré por largos días” Salmos 23:6.

 

Todos sabemos que es una iglesia, y comúnmente millones van a una en especial, pero Muchos van solamente por costumbre sin notar que si van por ese motivo nunca van a encontrar o buscar algo Diferente que sea de Dios para sus vidas y recibir algo sobrenatural en forma de Bendición de Dios. Pero, antes de continuar, creo que hay una necesidad de develar las excusas o razones más comunes por las cuales un “cristiano” no va a congregarse los días de reunión.

 

Muchos transforman las excusas en razones para calmar la conciencia. Es verdad que hay razones, pero la mayoría son excusas: Veamos algunas:

 

 

 

1. -Estoy muy cansado/a: Toda la semana trabajando o estudiando; algunas trasnochadas; el bebé que no me dejó dormir; el lunes me tengo que levantar temprano y no doy más… etc. El cansancio puede ser un gran problema, sobre todo cuando sabemos que tendremos que estar por casi una hora escuchando un sermón y el sueño nos jugará una mala pasada. ¡Qué vergüenza si me ven cabeceando! Mejor me quedo y descanso. Lo necesito… además es el día de reposo. JaJajá. Para muchas cosas es fácil hacer un esfuerzo en situaciones similares. Estas cansado pero puedes ver televisión, puedes navegar por Internet o en las redes sociales, quizás hablar por teléfono con algún amigo/a. El cuerpo siempre da para más y eso lo comprobamos cuando hacemos esfuerzos inmensos por aquello que nos apasiona a pesar del cansancio. (Jugar al futbol, Visitar los Malls, Gimnasios, etc.) Que revela esto: La falta de pasión por recibir la enseñanza de la Palabra y la falta de pasión por edificar y servir a nuestros hermanos. Salmos 84:10”Porque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos. Escogería antes estar a la puerta de la casa de mi Dios,  Que habitar en las moradas de maldad”.

 

 

 

2.- Tengo una reunión con familiares: Generalmente la gente del mundo aprovecha los días domingo para entretenimiento y vida social. Dios no está en sus prioridades y si lo está eso sólo para cumplir en ciertas ocasiones pero pueden tomarse licencia cuando lo deseen. El cristiano va a la iglesia por obediencia a la Palabra de Dios. Ese día es separado para la adoración de Dios en la iglesia. Esto es una prioridad en su vida. No hay nada de malo en compartir con familiares, de hecho debemos procurarlo para testificarles de nuestra fe, pero tienes 6 días más en los cuales realizar eso sin sacrificar el tiempo que le pertenece a Dios. ¿Cederás en la prioridad de congregarte para hacer esta “buena obra”? Cuidado, no sea que caigamos en el engaño sutil de una desobediencia para “dar testimonio”. ¿Cómo verán tus familiares que de veras eres un adorador de Dios y tu compromiso con él es prioritario? ¿Cómo demostrarás que tu amor por Dios es mayor que por ellos? Si quieres conciliar las dos cosas… invítalos a la iglesia para que ellos reciban el mensaje de la Palabra. Si ellos no quieren venir, tampoco querrán escucharte hablar de Dios aunque faltes a la iglesia para ir con ellos. ¡No cedas! Permanece firme en las prioridades. “El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí” Mateo 10:37.

 

 

 

3.- Voy de paseo o vacaciones: No hay nada de malo en los paseos o en las vacaciones, pero la pregunta es… ¿Tomamos vacaciones también de nuestra vida cristiana? Escuché de un hermano que no llevaba su Biblia cuando iba de vacaciones. Él decía que se iba de vacaciones él y le daba vacaciones a Cristo. Sin duda no entendía lo que era seguir a Cristo. Irse de paseo no es excusa tampoco para dejar de ir a la iglesia. Una pregunta que debemos hacernos: ¿Tengo que hacer este viaje un día domingo que es para Señor? Sé de algunos hermanos que organizan sus vacaciones para estar de regreso el viernes o sábado para ir descansados el domingo a la iglesia. Eso muestra respeto en guardar el día de reposo para adorar al Señor y también muestra amor por la iglesia local donde Dios los ha colocado. Si las vacaciones implican que yo y mi familia, tenga que dejar de asistir a la iglesia. ¿Dónde quedara este mandamiento? ¿Qué cree Ud. seguirá vigente aún en las vacaciones?: “No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca” (Hebreos 10:25).

 

 

 

4.- Tengo que estudiar o trabajar: El nombre «domingo» proviene del latín dies Dominicus (‘día del Señor’), debido a la celebración cristiana de la Resurrección de Jesús. Este día es el que los cristianos tomaron desde el tiempo de la iglesia primitiva para separarlo para la adoración y el reposo y diferenciarse así del sistema judaico basado en la ley mosaica que continuó guardando el sábado. Se conserva el principio moral del día de reposo, pero se festeja el día domingo por causa de la resurrección de Cristo quien ES nuestro reposo. Es verdad que muchos no consideran vigente el cuarto mandamiento, sin embargo si creen en la vigencia de los 9 restantes tienen un problema al querer excluir este. Guardar el día de reposo tiene un carácter moral que aún hoy debe ser observado al igual que lo hacemos los otros mandamientos tales como no tener ídolos, no hurtar, no matar, etc. Los 10 mandamientos no caducan ni pasan de moda, por lo menos para quien teme la Palabra de Dios. Por esta razón, las tareas cotidianas como trabajos o estudio y algunas clases de entretenimientos que nos desvían el foco de nuestra adoración a Dios deberían ser excluidas en este día. Nadie guarda estos mandamientos como se debe, pero el verdadero cristiano se esforzará por hacerlo en el temor de Dios y conforme a la luz que tiene. ”Guardarás el día de reposo para santificarlo, como Jehová tu Dios te ha mandado” Deuteronomio 5:12.

 

 

 

5.- Hoy no tengo ganas: Este mundo está tan lejano de los principios y valores de la Escritura que hemos sido ampliamente influenciados a pensar y sentir muchas cosas como los incrédulos. El humanismo ha hecho del hombre el centro del universo y así lo ha transformado en señor de su propia vida haciendo lo que quiere. El cristiano ha sido salvado de esa cosmovisión antropocéntrica para vivir para Dios en todo lo que hace. Uno lucha con sus emociones y sentimientos frecuentemente, pero no por eso desistiremos de formar disciplinas. Quizás alguien se levanta y no tiene ganas de bañarse, entonces no se baña, otro no tenga ganas de cepillarse los dientes, de ir al colegio, a trabajar, de lavar la ropa o preparase desayuno, etc. Sin embargo, aunque puede que no tenga ganas de hacer muchas cosas sabe que debe hacerlas… hay un sopesar imaginario que nos pone en aprietos al suponer las consecuencias. ¿Pasa eso con tu vida espiritual? ¿Qué pasa si pones en la balanza de un lado: ir a la iglesia, recibir la enseñanza de la Palabra, compartir con tus hermanos, servirles, ser edificado y del otro lado: no tengo ganas? ¿No es esto acaso pereza que debo confesar como pecado? ¿No me estoy idolatrando al hacer lo que complace mi carne? ”En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor” Romanos 12:11.

 

Y qué diremos de otras tantas “razones-excusas” para no ir a la casa de Dios: – “No tengo como viajar”, quizás nos sorprenda saber cómo viajan algunas personas que viven en la selva o en la altiplanicie, en canoas o en mula, durante varias horas, para llegar a recibir la Palabra. – ¿Y qué de los que por entretenimiento dejan de lado el culto a Dios? Una salida al parque, un partido de fútbol, un evento esperado, etc. nos humillaría ver como muchos que son perseguidos por su fe en algunos países se esfuerzan por congregarse, exponiéndose aún hasta la muerte por causa de fidelidad a Dios. ¿Será necesaria una persecución para comprender el valor de reunirse en el nombre de Cristo?

 

Las reuniones de los cristianos del primer siglo, se cumplían incluso en sus hogares, tal como lo dice en las Escrituras: “Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.” (Hechos 5:42).

 

Conclusión: Congregarse, como habrá podido apreciar en este breve análisis Escritural, nos ayuda a crecer en la fe, a compartir experiencias de nuestro andar con Cristo, a impulsar la unidad y a trabajar hacia metas comunas en la extensión del Reino de Dios. Quizá usted lleva un tiempo sin congregarse. Le animamos a reconsiderar su decisión. Analice hasta qué punto puede haber experimentado un menguar en su vida espiritual. Es probable también que desee reunirse de nuevo. Le animamos a hacerlo. ¡Sin duda cada día avanzará más en su condición de fiel seguidor del Señor Jesús! Su hno. Desde el Cono Sur, Josué Nayib.

 

 

MINISTERIO IGLESIA APOSTOLICA INTERNACIONAL.

AGOSTO 2015

 

 

 

 

 

PASTOR Freddy Faundez

"Ruego a Evodia y a Síntique,  que sean de un mismo sentir en el Señor" Filipenses 4:2

 

Si alguna vez se ha hecho esta o una pregunta similar, usted no está solo. Usted no tiene por qué estar preocupado de no entender el concepto de la trinidad, ya que nadie en el mundo lo entiende.

 

En primer lugar, permítame decirle que ni la palabra «trinidad» ni su concepto, son enseñados en la Biblia. La Trinidad es una invención del siglo III, hecha por la Iglesia Católica a través de los pseudos llamados "Padres de la Iglesia" quienes estuvieron sumidos en la filosofía griega (pagana). Cualquier estudioso trinitario, tratando de explicar la trinidad, siempre recurrirá a las declaraciones de esos hombres en lugar de apoyarse en la Biblia, pues dicho concepto no se conoce en la Escritura. La mejor respuesta a la que ellos pueden acudir cuando la cosa se les pone difícil, es: “nunca podremos entender la trinidad, porque es un misterio” (o alguna variación de la misma respuesta). Tenemos que recordar que el cristianismo es firmemente monoteísta (un solo Dios), en contraposición con las religiones paganas que son politeístas (muchos dioses).

 

 

 

No hay tal cosa como una pluralidad de personas en la Deidad. Se introduce una pluralidad cuando usamos la palabra 'personas'. Cualquiera que en su mente imagine tres personas diferentes que no pueden confundirse, pero que luego diga que estas son realmente uno, en realidad se está contradiciendo. Ellos dicen una cosa pero en realidad están pensando otra. Cualquiera que posea esa manera de pensar acerca de Dios, es politeísta, a pesar del pretexto por medio del cual dicen que Dios es uno, para tratar de acomodarse a la Biblia.

 

En Marcos 12:28-31 Jesús nos enseñó el mandamiento más importante. Él empieza con la cita de Deuteronomio 6:4 que dice "Oye Israel, Jehová nuestro Dios, Jehová uno es." Esta declaración es conocida por los judíos como el Shemá. Cada judío era enseñado a memorizar la Shemá desde una edad muy temprana, y aun es practicado por muchos judíos de hoy. Esto nos muestra cuán importante es el monoteísmo para los judíos. El cristianismo tiene sus raíces en el judaísmo. Jesús mismo nació como un judío y hemos recibido el Antiguo Testamento de los judíos.

 

 

 

El Antiguo Testamento es Escritura tanto como el Nuevo Testamento es Escritura. La Escritura nunca está en contradicción con la Escritura. Es importante recalcar que el Shemá es una declaración de la Unicidad de Dios, ya que sólo es posible dar amor de todo nuestro corazón, de toda nuestra alma, de toda nuestra mente y con todas nuestras fuerzas, a un solo Dios (Marcos 12:29-30). Humanamente es imposible darlo a tres o más (pues se amará a uno más que a los otros) y esto sólo conduce a confusión. Nuestro Dios no es autor de confusión y Él nunca cambia (Malaquías 3:6). Él todavía es uno solo, como lo ha sido siempre.

 

Permítame que lo lleve más lejos. La palabra Jehová (o Yahvé) se refiere al nombre del único Dios del Antiguo Testamento. Una profecía de Isaías 40:3 (citada en Mateo 3:3, Marcos 1:2, y Lucas 3:4) habla de Juan el Bautista como “la voz del que clama en el desierto”, cuya misión era la de preparar el camino de Jehová. Sabemos por la Escritura que Juan preparó el camino para Jesús. Esto nos dice que Jesús es el mismo Jehová - el único y verdadero Dios del Antiguo Testamento viniendo en carne.

 

Cuando vemos en la Biblia el título de «Hijo», por ejemplo: siempre se refiere a la encarnación (Dios en la carne) o humanidad de Jesucristo, pero nunca a una segunda persona eterna en la Deidad. Usted debe notar que la Biblia nunca nos enseña acerca de algún “Dios el Hijo”, ni de ningún “Hijo eterno de Dios”. Estos títulos no se encuentran en la Biblia. La Biblia sólo nos enseña acerca del «unigénito Hijo de Dios». Permítame explicarle la diferencia. 'Eterno' se refiere a la eternidad, mientras que 'engendrado' hace referencia a un tiempo específico. Fue en un punto específico de la historia, cuando Dios se manifestó en carne. Antes, Dios existió como Espíritu y siempre a continuado existiendo como Espíritu (Juan 4:24). Debemos tener cuidado con la terminología que no se encuentra en la Biblia y contradice a la Biblia. Dios nos advirtió que no debemos añadirle o restarle a su Palabra (Apocalipsis 22:18-19).

 

 

 

¿Qué pasa con los títulos de 'Padre', y 'Espíritu Santo'? Lo fundamental en la naturaleza moral de Dios es su santidad, por eso el título de 'Espíritu Santo'. Dios es el Padre de toda la creación y también es el Padre de los creyentes nacidos de nuevo, así como de la humanidad de Jesucristo, por eso el título de Padre. Los títulos de 'Padre', 'Hijo' y 'Espíritu Santo', hablan de las funciones del único Dios verdadero en su relación con el hombre. Estos títulos no hacen referencia a diferentes personas en la Deidad, pues esa pluralidad no existe. Colosenses 2:9 lo dice con mucha claridad: "Porque en Él (Cristo) habita corporalmente toda la plenitud de la Divinidad, y estamos completos en Él, que es la cabeza de todo principado y potestad."

 

Juan 1:1 dice: "En el principio era la Palabra, y la Palabra era con Dios, y la Palabra era Dios." y Juan 1:14 dice: "Y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros..." Dios y su Palabra son uno, así como un hombre y su palabra son uno. No podemos separar a un hombre de su palabra para decir que son personas distintas.

 

 

 

La Palabra de Dios es la expresión de Dios mismo. En el Antiguo Testamento, Dios habló a través de la boca de sus profetas, pero cuando vino la plenitud del tiempo, Dios se manifestó a sí mismo en carne, con el fin de darse a conocer a sí mismo, como nunca antes lo había hecho. Si queremos saber cómo es Dios, sólo tenemos que mirar a Jesús, por medio de las cosas que Él dijo e hizo. Jesús es la imagen del Dios invisible (Colosenses 1:15). Jesús es completamente Dios y completamente hombre. Como hombre Él nació, lloró, durmió, oró y murió desangrado. Como Dios sanó, resucitó muertos, tuvo control sobre la naturaleza y perdonó el pecado.

 

La trinidad no es ningún misterio como algunos quieren hacernos creer. Aquel gran misterio que se menciona en la Biblia, se encuentra en 1. Timoteo 3:16: "Indiscutiblemente grande es el misterio de la Piedad: Dios fue manifestado en carne..." Tenga en cuenta que se nos dice que Dios, y no una persona divina, se manifestó en carne. Dios lo hizo a fin de poder sufrir, derramar sangre y morir por nosotros. ¿Por qué lo hizo? Este es el verdadero misterio divino que nunca podré comprender plenamente - la profundidad del amor de Dios hacia mí, un sucio pecador. Nunca podría comprender plenamente por qué Dios fue manifestado en carne, pero siempre estaré agradecido con Él, ya que Él lo hizo con el fin de pagar el precio de mis pecados. Él será siempre, el primer amor de mi vida. Lo que he escrito, puede parecerle nuevo o extraño, pero permítame asegurarle que hay muchos cristianos en el mundo de hoy, que no comparten y nunca han aceptado el concepto de la trinidad. Tenemos que descartar esa invención del tercer siglo, junto con toda la confusión que ha creado, para volver a las raíces del primer siglo. La Iglesia primitiva no sabía ni enseñaba el concepto de la trinidad, que desde entonces ha evolucionado hasta adoptar su forma moderna a través de los siglos.

 

 

 

Permítanme terminar con estos pensamientos: - ¡El Creador se convirtió en criatura, pero nunca dejó de ser el Creador! -- ¡El Dios de la eternidad se convirtió en un hombre sujeto al tiempo, pero nunca dejó de ser el Dios de la eternidad! -- ¡El Sumo Sacerdote se convirtió en Cordero, pero nunca dejó de ser el Sumo Sacerdote! -- ¡Él Dios Todopoderoso se convirtió en un hombre que no podía ser todopoderoso, pero nunca dejó de ser el Dios Todopoderoso! – ¡El Dios de la virgen María se convirtió en hijo de María, pero nunca dejó de ser el único Dios de María! -- ¡El Buen Pastor se convirtió en Oveja, pero nunca dejó de ser el Buen Pastor! -- ¡La Estrella Brillante de la Mañana se convirtió en el Lirio de los Valles, pero nunca dejó de ser la Estrella Brillante de la Mañana! -- ¡La Raíz de David se convirtió en Descendiente de David, pero nunca dejó de ser la Raíz de David! -- ¡Él Padre de toda la creación se convirtió en Hijo por causa de la redención, pero nunca dejó de ser el Padre de toda la creación! -- ¡Nuestro Dios se convirtió en un hombre, pero nunca dejó de ser nuestro Dios!

 

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Pastor Freddy Faundez.

 

 

MINISTERIO IGLESIA APOSTOLICA INTERNACIONAL.

AGOSTO 2015

 

 

 

 

 

apostol Josué Nayib

"SANSON"

 

SANSON.

 

Sansón es llamado el hombre más fuerte en la Biblia. Él una vez cargó las puertas de la entrada de una ciudad algo de 25 kilometros (Jueces 16:3). Mató a mil hombres con nada más que una quijada de asno (Jueces 15: 15 -17). Despedazó a un león solamente con sus manos (Jueces 14:5-6). Y demolió un coliseo (Jueces 16:30).

 

 

 

Aunque fue muy fuerte, también fue uno de los competidores en la carrera por el hombre más débil en la Biblia.

 

 

 

AUNQUE FUE MUY FUERTE, NO FUE LO SUFICIENTEMENTE FUERTE PARA EVADIR LAS MALAS COMPAÑÍAS. El enunciado, "Descendió Sansón" (Jueces 14:1) es cierto geográficamente y espiritualmente. Aquí comenzamos a notar la actitud imprudente que dominó sus años adultos. En vez de per­manecer en los límites de Israel, él fue a territorio enemigo a buscar amigos. Escogió deliberadamente compañía impía-la mujer de Timnat, una mujer ramera en Gaza y Dalila de Sorec (14:1-7; 16:1-20; Proverbios 1:10-15; 4:14)-y estas relaciones finalmente le destruyeron.

 

 

 

Como cristianos, no debemos ver cuán cerca podemos estar de la maldad y no ser manchados. La palabra "dejad" en Colosenses 3:8 significa, "apartarse y salir de". Así como Israel tenía que salir de Egipto y luego apartarse de sus límites, los cristianos que dejan la mundanalidad deben ale­jarse de la misma. Debemos ser cuidadosos en bus­car buenas compañías por cuatro razones.

 

 

 

(1)    Nosotros seremos juzgados por aquellos con los cuales nos asociamos. Casi todos conocemos el viejo dicho, "Dios los cría y ellos se juntan". Nosotros tendemos a sentimos atraídos a gente que es más como nosotros (cf. Amos 3:3). La Biblia enseña que los cristianos son la "sal de la tierra", la "luz del mundo" y "una ciudad asentada sobre un monte" (Mateo 5: 13-14). Como tales, los cristianos no pueden ser amigos del mundo (Santiago 4:4), estando en comunión con las obras infructuosas de las tinieblas (Efesios 5: 11), o siendo siervos de Dios y de las riquezas (Mateo 6:24).

 

 

 

(2)  Nosotros Escogeremos a una pareja de entre aquellos can Los cuaLes nos asociamos. Sansón se enamoro de una mujer impía. ¿Debía un israelita,-especialmente un nazareo, quien era completa­mente devoto al Señor-desear llegar a ser una sola carne con una adoradora de Dagon? Sansón conocía las leyes de separación que Dios había dado a los judíos, pero el escogió ignorarlas (Éxodo 34:16; Deuteronomio 7:3; d. Génesis 6:2; 24:3-4; 26:34-35). ¿Por que escogi6 Sansón a la mujer de Timnat? El no dijo que ella era sabia, espiritual­mente fuerte o virtuosa. En cambio, su único crite­rio para escogerla como una compañera de matri­monio fue resumido de la siguiente manera: "porque ella me agrada" (Jueces 14:3) [Lo cual sig­nifica que "ella deleitaba sus ojos"]. Esta era una atracción física.

 

 

 

Sus padres sabiamente trataron de disuadirle para que no se uniera a una incrédula (2 Corintios 6: 14) ,2 pero el los desafió (d. Efesios 6: I -3). EI les mando, no les pidió. "Tómame esta por mujer," el insistió, "porque ella me agrada". En aquellos días, los padres planeaban los matrimonios, y se esperaba muchos meses entre el compromiso y la boda. (¡Cuán apenados debieron haber estado sus padres al ir delante de sus enemigos para pedir a esa joven en matrimonio!). Dios quiere que Sus hijos se casen con Sus hijos (Mateo 6:33; Lucas 2:51; 1 Corintios 9:5; 2 Corintios 6:14-18). Aunque es cierto que cada matrimonio es una combinación (de persona­lidades, trasfondos sociales, sueños y aspiraciones), la persona sabia no añade voluntariamente el con­flicto de la combinación religiosa. Al hacerlo, esta persona coloca su posesion3 más valiosa en la mesa de apuestas. Un anciano dijo sabiamente, "Si un cristiano se casa con una hija del diablo, tendrá muchos problemas con su suegro". Muchos han dudado en su juventud, han reflexionado en su adultez, y se lamentaran en la eternidad.

 

 

 

(3)  Nosotros llegamos a ser como aquellos con Los cuaLes nos asociamos. La levadura leuda la masa (1 Corintios 5:6; 15:33). Aunque tal vez no sea políti­camente correcto, dos viejos dichos expresan una gran verdad: "El que con lobos anda, a aullar aprende"; y "El que duerme con perras se levanta con pulgas". Así como el molino de harina deja un poco de harina sobre todo lo que roza, así nuestras amistades dejan un depósito de sus personalidades en nuestras vidas.

 

 

 

(4)  Ellos nos guiaran a nuestra caída. Muchos hombres fuertes han caído a causa de las malas compañías. Sansón cayó. Salomón cayo (1 Reyes 11). Pedro negó al Señor mientras se calentaba en el fuego de Satanás (Marcos 14:66-72). Lo que esta en juego cuando escogemos a nuestros amigos? La respuesta puede ser el cielo o el infierno.

 

 

 

AUNQUE SANSON FUE FUERTE, NO FUE LO SUFICIENTEMENTE FUERTE COMO PARA CONTROLAR SUS EMOCIONES. Sansón podía quemar con fuego los campamentos filisteos, pero no podía controlar el fuego de su propia pasión. El mato a un león, pero no pudo matar la ira de su corazón. El pudo matar a mil hombres, pero no pudo resistir sus propios sentimientos. El pudo romper fácilmente las cuerdas que los hombres pusieron en sus manos, pero los grilletes del pecado apresaron gradual mente su alma. Un nazareo se disponía a vivir para Dios, pero Sansón escogió vivir para si mismo. La las­civia, ira, venganza y el odio dirigían las acciones de Sansón. Su gran fracaso fue la falta de dominio propio (cf. Efesios 4:27; Hechos 24:25; Gálatas 5:23; Colosenses 3:2-10; 2 Pedro 1:6). Similar­mente, cuan trágico es cuando Dios da a alguien una herencia maravillosa y grandes oportunidades y esta persona no les presta cuidado.

 

 

 

IRA. Sansón nos recuerda al proverbio de Salomón:

 

"Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte; y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad" (Proverbios 16:32). Sansón reto a aquellos que asistieron a la boda a resolver un enig­ma. Ellos apostaron treinta prendas, lo cual era una apuesta muy cara en ese tiempo. Cuando los filis­teos no pudieron averiguar la respuesta, presio­naron a la nueva esposa de Sansón para que la con­siguiera por ellos. La petición de traicionar a su esposo no tenía escrúpulos. Como esposa, ella debía olvidar a su propia gente (cf. Rut 1:14-16; Salmos 45: 10). No obstante, ella hizo lo que ellos le pidieron.

 

 

 

Sansón no pudo soportar que su amada le pregun­tara, y después que ella lloro, el finalmente le dijo la respuesta del enigma. Ella rápidamente lo dijo a sus enemigos. Enfurecido por su traición, Sansón fue a Ascalón y mato a treinta hombres y dio sus prendas a sus competidores. Estando todavía enfurecido, Sansón no consumo el matrimonio y regreso a la casa de sus padres.

 

 

 

VENGANZA. Después de algunos meses la ira de Sansón menguo y el regreso a tomar a su mujer solamente para descubrir que ella había sido dad a su amigo! Sansón llegó a ser tan vengativo que comenzó una batalla de un solo hombre en contra de los filisteos. Una cosa guió a la otra. EI quemo sus campos; ellos quemaron la casa de la familia de su esposa ¡con ellos dentro! (Jueces 14:15; 15:4­6). Sansón vengo sus muertes con una matanza despiadada de soldados filisteos.

 

 

 

Después que se fue a Etam, tres mil israelitas le entregaron a sus enemigos (Jueces 15:11-13). Cuando Sansón era entregado a los filisteos, rompió las cuerdas y, con la quijada de un asno, mato a mil guerreros filisteos.

 

 

 

Como Sansón, nosotros podemos querer vengarnos de una injusticia y estar a mana con aquellos que nos avergonzaron 0 engañaron. Sin embargo, Dios quiere que evitemos la venganza (Romanos 12:17­19) y volvamos la otra mejilla (Mateo 5:39).

 

 

 

LUJURIA. Sansón ya se había enredado problemáti­camente con una mujer, pero su lujuria le guió a Filistea otra vez donde visito a una mujer ramera en Gaza (Jueces 16:1-3). Sus enemigos le encontraron y planearon emboscarle a la mañana siguiente, ¡pero el salio durante la noche cargando las puertas de la ciudad aproximadamente dieciséis millas hasta Hebrón!

 

 

 

Servir a Dios no solamente involucra separarse de algo; esto incluye separarse para algo. Debemos separarnos de la lujuria del mundo (Mateo 5:28); debemos separarnos para servir a Dios y a otros (Filipenses 2:3-4).

 

 

 

AUNQUE SANSON FUE FUERTE, NO FUE LO SUFICIENTEMENTE FUERTE PARA VENCER LAS TENTACIONES DE SATANAS. El diablo debe ser resistido (Santiago 4:7). Sansón no resistió lo suficientemente fuerte, así que el comprometió sus convicciones. El voto de nazareo incluía tres restricciones:

 

~ Abstinencia de bebidas fuertes (alcohol);

 

~ No cortarse el cabello durante el tiempo del voto;

 

~ No tocar un cuerpo muerto.

 

Este era básicamente un voto para abstenerse de las pasiones carnales (1 Pedro 2:11). EI no debía pre­sentar sus miembros al pecado (Romanos'6:13); el debía tener dominio propio. A causa de tal disci­plina su cuerpo y alma serían fortalecidos.

 

 

 

Sansón permitió que su cuerpo fuera estimulado hasta que llego a ser desleal a su voto. Aunque no tenemos registro bíblico que nos diga que el participo de bebidas alcohólicas o toco un cuerpo muerto (a menos que usted cuente al león o a aquellos en el campo de batalla), nosotros sí sabemos que el quebranto la condición de no cortar su cabello. Santiago dijo, "Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos" (2: 1 0). Esto no significa que si que­brantamos uno de los mandamientos debemos seguir adelante y quebrantar todos. Este versículo enseña que la actitud que nos guía a desobedecer a Dios una vez nos guiará a quebrantar la ley de Dios muchas veces si las circunstancias se presentan. No se necesita quebrantar todas las leyes civiles para ser un criminal, solamente se necesita ser culpable de quebrantar una.

 

 

 

Sansón cedió. De la misma manera que cedió con la mujer de Timnat y le dijo la respuesta del enigma después de siete días (Jueces 14: 17), también cedió con Dalila y le revelo el secreto de su fuerza (16: 16-17). Por contraste, José nunca cedió (Génesis 39:8-10); Vasti nunca cedió (Ester 1: 1-22); Sadrac, Mesac y Abed-nego nunca cedieron (Daniel 3:13-30). Un "No" dudoso no durara mucho. Muchos hoy en día han permanecido firmes por un corto tiempo pero finalmente han sucumbido a las provocaciones de los amigos. Al ceder de esta manera, los jóvenes han renunciado a sus convicciones, han perdido su virtud y han perdido sus almas. El hombre más fuerte del mundo fue un débil. No sea como el. Dios nos ayude para mantenernos apartado solo para El.Su Hno. Desde

 

El Cono Sur Josué Nayib. Agosto 2015.

 

MINISTERIO IGLESIA APOSTOLICA INTERNACIONAL.

AGOSTO 2015

 

 

 

 

 

® Ministerio Iglesia Apostólica Internacional - Registro Publico 974

Templo central: Calle el resbalón nº1687 - Cerro Navia - Santiago

Días de Reuniones: Martes: 19:30 hrs. - Jueves: 19:30 hrs.

Domingos: Escuela biblica-10.00 am / Reunión de Jovenes-15:00 hrs.

Reunión General: 18:00 hrs.

Derechos Reservados © MIAI 2014

Submitting Form...

The server encountered an error.

Form received.

¿Quieres que oremos por ti o por algún hermano?

Escríbenos