¿Qué significa Diezmar?

APOSTOL JOSUE NAYIB

 

¿Qué significa Diezmar?

 

El Diccionario Océano, nos dice que Diezmar significa: "Sacar de Diez uno", la otra definición que nos ofrece el Diccionario es: "Dar el Diezmo a la Iglesia", aunque esta definición no es correcta en su totalidad. El Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, de la Editorial Caribe nos dice lo siguiente: "Diezmos": La décima parte de las entradas o ganancias netas, dedicadas a Dios para finés religiosos y como expresión de adoración a ÉL.

 

La práctica de Diezmar es muy antigua y se conoció aun entre los pueblos no hebreos...No se nos dice quién instruyó a Abraham a hacerlo así, pero fácilmente podemos inferir que por el ejemplo de sus antepasados (La ofrenda de Abel, Génesis 4:4) entendió que esta era una manera apropiada de reconocer la soberanía de Dios sobre todas las cosas"...Los Israelitas debían dar el Diezmo a los Levitas, quienes eran de la tribu sacerdotal del pueblo. Esto era la compensación a ellos por su ministerio. Pero los levitas a su vez, debían dedicar en ofrenda a Dios el Diezmo de los Diezmos, presentándolo delante de Aarón (Números 18: 21 al 28). El principio detrás de esta práctica rige para el sostén económico de la obra del evangelio, pues Pablo dice que: Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio. 1 Corintios 9:11 al 14. (Hasta aquí la porción tomada del Diccionario Bíblico Ilustrado, página 283). Debido a que para todas las cosas siempre existe un principio, es importante que nos hagamos la correspondiente pregunta: Después de la caída de Adán, la raza humana experimentó altas y bajas espirituales, como nos lo describen los capítulos del 4 al 11 del Libro de Génesis. Hasta que Dios se revela a Abraham. Es a partir de este hombre de Fe, que se comienza a desarrollar un estilo de adoración, en el que el ingrediente de la consagración, se caracteriza por el reconocimiento del Señorío del Creador, por cuya causa se le entregan bienes y efectos canjeables como signo de sometimiento a su voluntad y protección. Génesis 14.

 

¿Quién Estableció la imposición de Diezmos?

 

Levíticos 27: 30, Nos presenta muy enfáticamente al autor de la Ley de los Diezmos, de quien oímos decir: “Y el Diezmo de la tierra, así de la simiente dé la tierra como del fruto de los árboles, de Jehová es, es cosa dedicada a Jehová. Y sí Alguno quisiere rescatar algo del Diezmo, añadirá la quinta parte de su precio por ello. Y todo Diezmo de vacas o de ovejas, de todo lo que pasa bajo la vara, el Diezmo será consagrado a Jehová”.

 

Según las reglas de Dios ¿Cómo se debe diezmar?

 

De acuerdo a lo que dice Deuteronomio 14:22, se debe Diezmar Indefectiblemente, ahora bien ¿Qué quiere decir Dios con la palabra Indefectible? Según el Diccionario Océano, la palabra indefectible significa: "Que no puede faltar o dejar de ser": indefectiblemente Diezmarás todo el producto del grano que rindiere tu campo cada año. Y comerás delante de Jehová tu Dios en el lugar que ÉL escogiere para poner allí su nombre, el Diezmo de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de tus manadas y tus ganados, para que aprendas a temer (Respetar) a Jehová tu Dios todos los días. Y si el camino fuere tan largo que no puedas llevarlo, por estar lejos de ti el lugar que Jehová tu Dios hubiere escogido para poner en él su nombre, cuando Jehová tu Dios te bendijere, entonces lo venderás y guardarás el dinero en tu mano, y vendrás al lugar que Jehová tu Dios escogiere; y darás el dinero por todo lo deseado, por vacas, por ovejas, por vino, por sidra, o por cualquier cosa que deseares; y comerás allí delante de Jehová tu Dios, y te alegrarás tú y tu familia. Y no desamparas al levita que habitare en tus poblaciones; porque no tiene parte ni heredad contigo. Números 18..

 

Se debe diezmar desde que se perciben ingresos los cuales no necesariamente son monetarios.

 

Levítico 27:30-34: "Y el diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de Jehová es; es cosa dedicada a Jehová. Y si alguno quisiere rescatar algo del diezmo, añadirá la quinta parte de su precio por ello. Y todo diezmo de vacas o de ovejas, de todo lo que pasa bajo la vara, el diezmo será consagrado a Jehová. No mirará si es bueno o malo, ni lo cambiará; y si lo cambiare, tanto él como el que se dio en cambio serán cosas sagradas; no podrán ser rescatados. Estos son los mandamientos que ordenó Jehová a Moisés para los hijos de Israel, en el monte de Sinaí"

 

Jesús enseñó el diezmo no por Ley sino por fe (Mateo 23:23).

 

Aquellos que dicen que buscan en el Nuevo Testamento sobre el diezmo y no pueden hallar Escritura lo dicen porque se resisten aceptar aun las palabras de Jesús, Dicen que sus enseñanza está bajo la Ley ya que todo su Ministerio fue bajo la Ley, pero eso muy falso. Así dijo Jesús sobre el diezmo. "Más ¡ay de vosotros, fariseos!

 

que diezmáis la menta, y la ruda, y toda hortaliza, y pasáis por alto la justicia y el amor de Dios. Esto os era necesario hacer, sin dejar aquello" Lucas 11:42.

 

Es más que obvio que los que están contra el Diezmo dirán que este versículo está bajo la Ley para así ellos gastarlo en sí mismos, en sus autos, sus casas, sus vacaciones, sus inversiones, pero ellos predican a todos sobre el AMOR DE DIOS...y si Jesús habló del diezmo bajo la ley...cuando habló del amor también.

 

No damos nuestros diezmos debido a la Ley, sino debido a nuestra fe de Jesucristo. "Ciertamente los que de entre los hijos de Leví reciben el sacerdocio, tienen mandamiento de tomar del pueblo los diezmos según la ley, es decir, de sus hermanos, aunque éstos también hayan salido de los lomos de Abraham. Pero aquel cuya genealogía no es contada de entre ellos, tomó de Abraham los diezmos, y bendijo al que tenía las promesas. Y sin discusión alguna, el menor es bendecido por el mayor. Y aquí ciertamente reciben los diezmos hombres mortales; pero allí, uno de quien se da testimonio de que vive" Hebreos 7:5-9.

 

Si Abraham, el padre de la fe diezmo, ¿Cuánto más los hijos espirituales de él, que somos nosotros? Hebreos 7:4 y 5. “Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa” Gálatas 3: 29. Si Dios reclama que se le den los Diezmos, y ÉL mismo asegura que reprenderá por nosotros al Devorador, para que no sean destruidas nuestras finanzas, y el esfuerzo de nuestro trabajo; ¿Qué podemos perder con sujetarnos a su Palabra?, o en dado caso ¿Quién nos asegura prosperidad, si Dios no reprende y aleja al destructor de nuestras entradas financieras? ¡Usted decide!

 

* El diezmo es una bendición, y no una carga, es el primer pensamiento que debe cambiar en mi corazón y en mi mente.

 

* El diezmo se presenta mucho antes que la ley fuera promulgada.

 

* El diezmo aparece en las Escrituras con Abraham y Melquisedec (Génesis 14.20; 28.22). Esto quiere decir que la ley fue dada cuatrocientos treinta años después de la muerte de Abraham, en el monte Sinaí, a Moisés. Gálatas 3:17" Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios para con Cristo, la ley que vino cuatrocientos treinta años después, no lo abroga, para invalidar la promesa".

 

Malaquías 3.10 "Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde".

 

El Diezmo es una prueba de nuestra fidelidad hacia Dios.

 

Recuerda que Dios no está apurado económicamente lo único que nos está pidiendo es que seamos fieles con el Diezmo, pero también quiere un corazón que entiende que todo le pertenece a Dios, y que Dios nos entrega el noventa por ciento y Él solo se queda con el diez. En esta prueba nos enfrentamos a una batalla espiritual.

 

Mateo 6.24: “Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro”. No podéis servir a Dios y a las riquezas (Mámon) y Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores".

 

Los hijos de Dios que diezman se involucran en el crecimiento de la obra de Dios. Y a su vez reciben bendición por su fidelidad.

 

1 Timoteo 4:16 "Ten cuidado de ti mismo y de la enseñanza; persevera en estas cosas, porque haciéndolo asegurarás la salvación tanto para ti mismo como para los que te escuchan."

 

Conclusión: Es de gran importancia tener claridad dónde y a quién damos lo que Dios nos ha entregado, ya que el mismo apóstol Pablo recalca de una manera no superficial, sino como dándole una orden a su hijo en la fe Timoteo. No le da un consejo, sino que le habla con autoridad y denuedo, diciéndole," ten cuidado o cuídate".

 

Su hno. Desde el Cono Sur Josué Nayib. 23-01-2016.

 

 

 

 

 

MINISTERIO IGLESIA APOSTOLICA INTERNACIONAL.

 

 

 

 

DANIEL ENTRE LOS LEONES.

APOSTOL JOSUE NAYIB

La integridad se construye atravesando el desierto

APOSTOL JOSUE NAYIB

 

 

"Entonces el rey mandó, y trajeron a Daniel, y le echaron en el foso de los leones. Y el rey dijo a Daniel:

 

El Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, él te libre. Y fue traída una piedra y puesta sobre la puerta del foso, la cual selló el rey con su anillo y con el anillo de sus príncipes, para que el acuerdo acerca de Daniel no se alterase.

 

Luego el rey se fue a su palacio, y se acostó ayuno; ni instrumentos de música fueron traídos delante de él, y se le fue el sueño. El rey, pues, se levantó muy de mañana, y fue apresuradamente al foso de los leones. Y acercándose al foso llamó a voces a Daniel con voz triste, y le dijo: Daniel, siervo del Dios viviente, el Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, ¿te ha podido librar de los leones? Entonces Daniel respondió al rey: Oh rey, vive para siempre. Mi Dios envió su ángel, el cual cerró la boca de los leones, para que no me hiciesen daño, porque ante él fui hallado inocente; y aun delante de ti, oh rey, yo no he hecho nada malo. Entonces se alegró el rey en gran manera a causa de él, y mandó sacar a Daniel del foso; y fue Daniel sacado del foso, y ninguna lesión se halló en él, porque había confiado en su Dios". Daniel 6:16-23

 

Daniel ya había enfrentado grandes apuros por practicar su fe en un reino pagano. En esta ocasión se trataba de otra nación, los persas, y de un rey diferente, Darío. Sin embargo, Daniel se halló de nuevo en problemas. Su lealtad a Dios y el odio inquebrantable de sus enemigos le acarrearon la sentencia de muerte en el foso de los leones. Los gobernadores del reino y los sátrapas no podían tolerar la idea de que un exiliado judío fuera su superior, y sabían que el rey Darío tenía un fuerte ego y estaba lleno de orgullo.

 

¿Ha dormido alguna vez en medio de leones? Bueno, no le estoy preguntado por el que tiene de compañero de cuarto. El salmista había dicho: "Mi vida está entre leones..." Salmo 57:4. ¿Por qué habría de llamarlos leones? Porque, a veces, el cristiano está expuesto a enfrentarse con enemigos que son muy poderosos, a lo mejor con unas mandíbulas muy fuertes para morder, desgarrar y desmembrar. A veces, el cristiano está expuesto a personas que rugen estrepitosamente sus malos comportamientos y sus blasfemias contra Cristo, y es algo terrible estar entre leones como esos. Sal 17:9-14 "De la vista de los malos que me oprimen, De mis enemigos que buscan mi vida. Envueltos están con su grosura; Con su boca hablan arrogantemente. Han cercado ahora nuestros pasos; Tienen puestos sus ojos para echarnos por tierra. Son como león que desea hacer presa, Y como leoncillo que está en su escondite. Levántate, oh Jehová; Sal a su encuentro, póstrales; Libra mi alma de los malos con tu espada, De los hombres con tu mano, oh Jehová, De los hombres mundanos, cuya porción la tienen en esta vida, Y cuyo vientre está lleno de tu tesoro".

 

Tenemos que saber que el león no solamente es poderoso sino cruel. Es una criatura de gran astucia, que se desliza furtivamente, y luego da un súbito salto. Pro 30:30 El león, fuerte entre todos los animales, Que no vuelve atrás por nada ¿No actúa muchas veces el impío de esta manera? En no pocas ocasiones se desliza agazapado hacia el cristiano, y, si es posible, salta sobre él para agarrarlo en un momento de descuido. Cuando descubre alguna falta en el creyente, ¡le caen encima con todo su peso! Así tenemos que los enemigos de Cristo y de Su pueblo son a menudo tan crueles como leones, y nos matarían si la ley se los permitiera. Sal 22:21 "Sálvame de la boca del león"

 

Los enemigos de Daniel hicieron eso. El plan para sacarlo como administrador del rey Darío fue perverso y muy mal intencionado. Pero ¿qué hizo Daniel? Cuando el edicto que prohibía orar a otro dios por tres meses fue firmado por el rey Darío, no cesó de orar. Más aún, intencionalmente abrió las puertas de su casa para que lo vieran orar, y de esa manera decirle a los enemigos que lo último que él haría en su vida, era dejar la oración. El hombre que puede dormir en medio de los leones es el que ha podido estar despierto en oración. A la luz de esto, consideremos cuándo es que se puede dormir en medio de los leones.

 

SE DUERME ENTRE LEONES CUANDO EXISTE UN CARÁCTER A TODA PRUEBA.

 

1. Un carácter no contaminado (1:8: 6:5). Daniel fue uno de los jóvenes bien parecidos que vino de Jerusalén por la deportación a Babilonia. Desde que llegó al palacio reveló un carácter extraordinario. Al comenzar su vida en ese lugar, propuso en su corazón "no contaminarse con la comida del rey" por

 

considerarla sacrificada a los ídolos. La prueba a la que fue sometido, por comer solo legumbres saliendo de ella más robusto que los que comían de las carnes y los manjares, le hizo merecedor de altos honores, tanto así que se dice que fue hallado diez veces mejor que los demás jóvenes (1:15). Porque una vida apartada para la gloria de Dios, hará que los enemigos más vigilantes no puedan hallar ninguna otra razón a menos que sea respecto a su fe. Cuando esto es así, habrá una victoria venidera, porque nadie que se meta con Dios le irá bien. La oración e integridad de un hombre piadoso estremece al enemigo.

 

2. Un carácter sin acusación. El carácter de Daniel le hizo acreedor del nombre: "Muy amado" (Dn. 10:11). Este calificativo se lo daría Dios más adelante a Jesucristo, a quien llamó desde los cielos: "Mi Hijo amado en quien tengo complacencia". Sin duda que esta es una alta distinción con la que se califica el comportamiento y la consagración de alguien al Señor y a su obra. Daniel fue un profeta y un estadista durante el gobierno de varios reyes. Ninguno de ellos pudo encontrar en él tacha alguna. Y lo más grande de su carácter fue la comunión que disfrutó con Dios. La oración fue su arma poderosa. Se le conoció como a alguien en quien actuaban los "espíritu de los dioses", que no es sino una manera para distinguir la clase de fe y relación que él tenía con el Dios de sus antepasados. Semejante carácter fue altamente considerado por los enemigos. No vieron fisuras en sus costuras por las que tuvieran que acusarle, excepto por la oración que presentaba delante de su Dios. Detrás de cada oración poderosa hay un hombre apartado del mal. Y así podrá dormir entre leones aquel cuya conciencia está libre de culpa.

 

SE DUERME ENTRE LEONES CUANDO SE CONOCE EL PLAN DEL ENEMIGO

 

1.-Un plan bien orquestado w- 4-9. La vida de Daniel estuvo siempre propensa a despertar la envidia de los enemigos más cercanos al rey. Por cuanto había en él "un espíritu superior; y el rey pensó en ponerlo sobre todo el reino" v.4, era natural que el resto de los sátrapas y gobernadores no quisieran que un judío estuviera sobre ellos como gobernante. ¿Sabía usted que la envidia es una de las armas que maneja muy bien el enemigo cuando usted se propone servir al Señor de una manera total? Esta malévola actitud la utiliza Satanás para debilitar a quienes se proponen vivir diferentes para el Señor. Note que en esta historia, los enemigos de Daniel trabajaron sobre un plan bien orquestado que no le dio chance al rey de conocer las maquinaciones que se escondía debajo de sus intenciones. Note también como el enemigo utiliza la ley cuando le conviene, para lograr sus fines. La ley de Media y Persia era inviolable, y de eso se aprovecharon los enemigos de Daniel. ¿Cómo se puede desenmascarar al diablo en una situación de prueba sino es a través de la oración? La oración que prevalece traerá a la luz las intenciones de los corazones. El enemigo pudiera estar utilizando mi propia prueba para hacerme sentir miserable delante de Dios. Sin embargo, mi oración desbaratará las verdaderas intenciones del enemigo. La confianza en Dios desarticula las maquinaciones de Satanás. Sal 34:10 " Los leoncillos necesitan, y tienen hambre"

 

2.-El edicto humano no cambia el propósito de Dios. Los Sátrapas obligaron al rey Darío a firmar el edicto de la prohibición de orar a otro dios distinto a Darío. Con esto lo atraparon en su propia vanidad. Y es que así actúa el enemigo siempre. Adula la vanidad en los hombres para que luego queden atrapados en ella misma. Pero lo que estos hombres no sabían era que la oración mientras más está amenazada, y más se prohíbe, es cuando más se entrega a ella. Las pruebas hacen que nuestras oraciones se intensifiquen. Esta verdad ha sido comprobada a través de los tiempos. Se equivoca Satanás cada vez que se levanta contra la obra de Dios y los que están al frente de ella. Es como le dijo Jesús a Pablo cuando perseguía a la iglesia: "Dura cosa de es dar coces contra el aguijón" (Hch. 9:5). O cuando Gamaliel dio su veredicto a aquellos que querían detener el movimiento del evangelio. Sus palabras fueron por demás elocuentes, al decir: Apartaos de estos hombres, y dejadlos; porque si este consejo o esta obra es de los hombres, se desvanecerá; mas si es de Dios, no la podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando contra Dios

 

SE DUERME ENTRE LOS LEONES CUANDO SE CONFIA EN EL EDICTO DIVINO

 

1.-La oración no tiene por qué pararse. Los sátrapas pensaron que podían prohibir la oración. Como alguien ha dicho: "Prohibir orar por tanto tiempo, treinta días, es robar a Dios todo el tributo que recibe del hombre y roba al hombre de todo el consuelo que tiene en Dios". ¿Cómo puede un cristiano vivir treinta días sin la oración? Es como si se tratara de vivir treinta días sin alimentos, sin agua y sin respiración. Simplemente nos morimos. Note lo que Daniel hizo cuando vio venir un serio problema a su vida. Se levantaba una situación imposible de resolver desde el punto de vista humano. Daniel quedó "entre la espada y la pared" una vez que el rey firmó el edicto que prohibía la oración. Pero, ¿qué hizo Daniel en ese momento? ¿Le hizo caso al edicto, aun cuando eso implicaba que le cortaran la cabeza? ¿Se amilanó frente aquella camada de leones que se habían unido para devorarlo? ¡No! Mire lo que hizo: "Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer ante" v. 10. Hermanos, lo último que podría pararse en la vida de un creyente es la oración. Es la oración la que conquista el terreno de lo imposible. El único que podía cambiar las leyes medo-persas era Dios. Nada hay imposible para la oración de poder.

 

2.-La piedra de lo imposible. El texto dice que cuando Darío supo del complot en que había caído, hizo lo imposible a lo mejor hasta desesperadamente, por librar a Daniel de la sentencia que él mismo había firmado v. 14. Por cuanto él conocía las leyes de su patria, le dio cumplimiento a la sentencia, tanto así que mandó a poner una piedra sobre la cueva y sellarla con su anillo real, con la finalidad que Daniel no se escapase de tan terrible lugar. La escena no podía ser más difícil para el valiente profeta de Dios. Una de las intenciones de las pruebas es llevarnos hacia un terreno donde pareciera imposible salir de ellas. Desde el punto de vista humano, hay circunstancias para las que no vemos salidas. Una piedra puesta en aquella cueva nos recordaba a otra piedra que fue puesta sobre la tumba de Jesús. Y esa piedra, símbolo de una imposibilidad humana, fue abierta por el poder de Dios. La oración que prevalece se encarga de generar el poder que remueve lo que detiene la bendición. De la tumba y de la cueva surgió la vida. El creyente no se quedará jamás en medio de la cueva de la prueba. De allí saldrá victorioso.

 

1Cronicas 29:11”Tuya es, oh Jehová, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres excelso sobre todos”.

 

SE DUERME ENTRE LOS LEONES CUANDO SE LES ORDENA CERRAR LA BOCA

 

1.-Identificados en la prueba. Cuando un hijo de Dios pasa por una dura prueba hay un pesar muy grande. El rey Darío vivió el dolor de saber que no pudo liberar a Daniel, y lo que era peor aún, imaginarse las mandíbulas de los terribles leones en medio de la oscuridad de la noche. Tal fue su identificación del rey que aquella noche no comió, no se deleitó y tampoco durmió v. 18. Eso es lo que realmente produce la condición de un amigo cercano; para nosotros sería un hermano en la fe cuando está siendo sometido bajo el feroz de una gran prueba. El imaginarse a alguien que está bajo el fuego de prueba, donde el enemigo ha desatado toda su furia de destrucción, es algo que conmueve el alma; algo que toca las más íntimas fibras interiores. La voz entre cortada del rey cuando fue a visitar a Daniel, presagiando lo peor, revela una condición muy digna de hacer mención. El versículo 20 de esta historia es muy revelador. Aquel hombre era un pagano, pero él había visto algo distinto en la vida de Daniel. Sabía que su Dios no era como los que él tenía. Intuía que ese Dios podía liberar al profeta de aquel estado. Amados hermanos, la oración que prevalece hace que los impíos reconozcan que el Dios que tenemos es distinto a los que el mundo adora. Esto debe llenarnos de gran gozo. Los milagros son reales.

 

2.-Ni un solo hueso roto. ¿Quién puede amanecer vivo en una cueva tapada con una piedra y en medio de voraces leones? Solo aquel cuyo Dios es Jehová de los ejércitos. Solo aquel que ha tenido la demostración de por vida que su Dios nunca le ha fallado. Mientras el rey Darío fue con una voz entre cortada, pensando ver a los leones barrigones con comida de profeta, salió de la cueva una fuerte voz que decía: "Oh rey, vive para siempre. Mi Dios envió su ángel, el cual cerró la boca de los leones, para que no me hiciesen daño. La oración que prevale le cierra la boca al león rugiente. El diablo queda avergonzado cuando su pueblo se agarra de la oración. Los ángeles del cielo descienden para proteger a

 

sus hijos cuando pasan por los más terribles momentos. Los enemigos quedan avergonzados al término de una gran prueba. En el caso de esta historia, los leones tuvieron un suculento desayuno de carne de los sátrapas junto con sus familias. Se equivoca el diablo si pretende destruir a sus hijos.

 

CONCLUSIÓN: Amados hermanos, la persona que duerme entre leones es conducida a una comunión más cercana con su Dios. Además experimenta una fortaleza capaz de hacerle vivir tranquilo y feliz. Esto es posible cuando hay integridad del carácter y una resolución por obedecer a Dios antes que a los hombres. Quien duerme entre los leones al final se da cuenta que ellos están encadenados. Mis amados hermanos, los leones están encadenados; no pueden ir más allá de lo que Dios les permita. Lo más que pueden hacer es rugir, pero no pueden morder; y el rugido no rompe los huesos. Así que no temamos cuando nuestra alma se sienta entre los leones. Recuerda que si así pasara, hay otro león allí junto a los leones visibles. ¿Qué cómo se llama ese león? Es el León de la tribu de Judá. Allí está él. ¡Cuán tranquilo está! Allí está al lado de sus hijos. Finalmente, las almas que han sido echadas en el foso de los leones, deben recordar que saldrán ilesos de allí porque el ángel del Señor vendrá para cerrar la boca del león rugiente. Cuando esto sucede le tributaremos a Dios la misma alabanza que tributó Darío w. 25-27. "He decretado que en todo lugar de mi reino la gente adore y honre al Dios de Daniel. Porque él es el Dios vivo, y permanece para siempre. Su reino jamás será destruido, y su dominio jamás tendrá fin. Él rescata y salva; hace prodigios en el cielo y maravillas en la tierra"

 

Debo acotar que Daniel era un hombre que amaba a Dios por sobre todas las cosas, lo honraba y le servía. No tuvo miedo en exponer su vida para demostrar que lo primero para él era Dios. Mateo 10:39”El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará” ¿Crees que Dios te demanda menos a ti? ¡No! Si Dios no es el primero en tu vida no hay tratos con Él. ¡Dios tiene que ser el único, el primero, y tú debes honrarlo por sobre todas las cosas!

 

He aquí, no se adormecerá ni dormirá el que guarda a Israel. Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha. Salmos121:4

 

Lo maravilloso fue que los que no creían, creyeron! ¡Fue un sacudimiento en todo el reino! ¡El rey Darío fue tocado de tal manera por lo que decretó, que todos debían temblar y temer delante del Dios de Daniel! ¡Tu consagración y tu fidelidad tienen fruto! Daniel ha sido honrado por Dios a tal punto, que hasta el día de hoy es considerado entre los más grandes profetas de la Biblia. ¡Daniel honró a Dios y el Señor lo honró a él!

 

Su hno. Desde el cono sur Josué Nayib.

 

 

 

 

MINISTERIO IGLESIA APOSTOLICA INTERNACIONAL.

 

 

 

 

“Una característica del cristiano es la Lealtad”

APOSTOL JOSUE NAYIB

La integridad se construye atravesando el desierto.

 

“El principio de la palabra de Jehová por medio de Oseas. Dijo Jehová a Oseas: Ve, tómate una mujer fornicaria, e hijos de fornicación; porque la tierra fornica apartándose de Jehová”. Oseas 1: 2.

 

Dios nos envía a amar lo perdido. Aquello que nadie se atrevería a amar y es que a final de cuentas no hay amor más grande que aquel que da su vida por los amigos. Jesús lo dijo: Juan 15:13 “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos”. 1Pedro 2:17 “Amad a los hermanos”.

 

En estos tiempos por muy liberales y cultos que parezcan, pocos son los que practican un amor desinteresado. Llenos de egocentrismo y con un corazón duro como el pedernal el humano parece solo amar o se “aferra para ser más exactos” a todo aquello que se acomoda a sus intereses.

 

Basta ver nuestras ciudades de “JUSTICIA” completamente prostituidas; basta ver nuestra moral en turno llena de fornicaciones y nuestros (según) santuarios espirituales llenos de abominaciones. Cada cual busca lo suyo, cada cual tira para su propio bienestar. Es en este contexto donde todo parece perdido, es cuando más brilla el gran amor del SEÑOR.

 

Y es que por más justos, avanzados, tolerantes, democráticos, libres pensadores, intelectuales y todo lo demás que presumimos en nuestras sociedades modernas. Nadie a decir verdad querrá amar a un LADRON, ser amigo de un asesino, invitar a cenar a un violador y menos tomar como esposa a una mujer prostituta. MAS DIOS CUYO AMOR ES CIERTO, BAJO DE LO ALTO Y SE HUMILLO A SI MISMO POR AMOR A NOSOTROS. Es Dios quien siempre ha tomado la iniciativa de amarnos, de buscarnos y guiarnos a su amor infinito. Sin embargo Jesús fue acusado de eso que estamos mencionando a diferencia de Juan el Bautista: Lucas 7:33-35”Porque vino Juan el Bautista, que ni comía pan ni bebía vino, y decís: Demonio tiene. Vino el Hijo del Hombre, que come y bebe, y decís: Este es un hombre comilón y bebedor de vino, amigo de publicanos y de pecadores. Mas la sabiduría es justificada por todos sus hijos”.

 

En este caso la tarea encomendada al profeta Oseas parece descabellada y es que pedirle que se case con una mujer fornicaria no es algo que amerite aplausos y fanfarrias. “Fue, pues, y tomó a Gomer hija de Diblaim, la cual concibió y le dio a luz un hijo”. Oseas 1:3.

 

La labor de un siervo es ser instrumento del cual DIOS comunica su voluntad, no importa el medio que el Señor lo utilice, lo importante es OBEDECER. Oseas vive en carne propia los ataques de una relación inadecuada y tormentosa. No es difícil imaginar las miraditas juzgadoras, los comentarios humillantes e hirientes para su persona y su familia. ES MUY FACIL SEÑALAR A LOS DEMAS CUANDO NO QUEREMOS VER HACIA NUESTRO PROPIO PECADO.

 

Los propósitos de Dios nunca serán humillar a sus hijos. RECORDEMOS QUE EL NOS CAPACITA PARA SU OBRA. Oseas asimilo el mensaje que Dios quería expresar a través de su situación trágica. Pudo sentir con exactitud lo que Dios sentía en su corazón por su pueblo adultero. Fue entonces que nació un Siervo de gran escala un Siervo enamorado de los propósitos de su SEÑOR. NO OLVIDEMOS QUE ES LA EXPERIENCIA ESPIRITUAL, LA QUE DA FIRMEZA Y CONVICCION A LOS CORAZONES.

 

NUESTRO SEÑOR QUIERE REVELAR EN CADA UNO DE SUS HIJOS SU VOLUNTAD Y PARA CADA UNO TIENE METODOS DIFERENTES, MEDIOS QUE UTILIZARA PARA QUE PODAMOS LLEVAR FRUTO EN ABUNDANCIA.

 

GOMER la esposa infiel en este caso no tenía nada que pudiera atraer a Oseas. Gomer era completa en su maldad y en su vida desenfrenada, lo leemos en Oseas 2:2-6”Contended con vuestra madre, contended; porque ella no es mi mujer, ni yo su marido; aparte, pues, sus fornicaciones de su rostro, y sus adulterios de entre sus pechos; no sea que yo la despoje y desnude, la ponga como el día en que nació, la haga como un desierto, la deje como tierra seca, y la mate de sed. Ni tendré misericordia de sus hijos, porque son hijos de prostitución. Porque su madre se prostituyó; la que los dio a luz se deshonró, porque dijo: Iré tras mis amantes, que me dan mi pan y mi agua, mi lana y mi lino, mi aceite y mi bebida. Por tanto, he aquí yo rodearé de espinos su camino, y la cercaré con seto, y no hallará sus caminos”.

 

Si hay algo que el SEÑOR no puede pasar inadvertido es el pecado de sus hijos. El encontrara siempre la manera de demostrar nuestro pecado de tal manera que nos demos cuenta de nuestra condición de rebeldía en

 

la que estamos. Tres hijos tuvieron Oseas con Gomer y cada uno de ellos carga con el juicio de Dios y lo hace de una manera abierta y clara para que no haya ninguna duda al respecto. Dios no es un Dios de confusión.

 

Oseas 1:4 “Y le dijo Jehová: Ponle por nombre Jezreel; porque de aquí a poco yo castigaré a la casa de Jehú por causa de la sangre de Jezreel, y haré cesar el reino de la casa de Israel”.

 

Oseas 1:6“Concibió ella otra vez, y dio a luz una hija. Y le dijo Dios: Ponle por nombre Lo-ruhama, porque no me compadeceré más de la casa de Israel, sino que los quitaré del todo”.

 

Oseas 1:8-9”Después de haber destetado a Lo-ruhama, concibió y dio a luz un hijo. Y dijo Dios: Ponle por nombre Lo-ammi, porque vosotros no sois mi pueblo, ni yo seré vuestro Dios”.

 

Consideremos los significados mencionados en este capítulo:

 

1.-Gomer significa “completa en maldad”.

 

2.-Jezreel “Dios siembra”.

 

3.-Lo-ruhama “SIN MISERICORDIA”.

 

4.-Lo-ammi “No pueblo mío”.

 

Cuando el profeta llamaba a sus hijos por su nombre usted podrá imaginar el rostro de las gentes, la burla de sus amigos. De gran impacto debió haber sido toda la escena completa de la familia de Oseas, cuanto rumor no levanto aquel hecho, fue la murmuración de todos los días. No podía pasar desapercibido tal acontecimiento tan desatinado.

 

Más Dios, siempre tiene el control y un propósito amorosos para sus hijos. Y lo que más logro ver es el amor de DIOS por sus hijos que se han apartado, por esos hijos al cual él les ha dado todo y por los cuales día y noche les procura el bien, pero ellos se han apartado en pos de la maldad y sean prostituidos a gran escala en pos de otros dioses. Isaías 1:2-3 “Oíd, cielos, y escucha tú, tierra; porque habla Jehová: Crié hijos, y los engrandecí, y ellos se rebelaron contra mí. El buey conoce a su dueño, y el asno el pesebre de su señor; Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento”. Mas el propósito de DIOS al mandar a Oseas a tan vergonzosa encomienda es mostrarles a sus hijos yo diría un tanto didáctico nuestra realidad como a través de un espejo; para así mostrar el gran amor que siente por nosotros. Salmos 25:11-12 “Por amor de tu nombre, oh Jehová, Perdonarás también mi pecado, que es grande. ¿Quién es el hombre que teme a Jehová? Él le enseñará el camino que ha de escoger”.

 

Hay tiempos en que nos sentimos como si estuviéramos en un desierto, tiempos en que tenemos la impresión de que todas las cosas se nos estropean. También Israel pasó y sigue pasando por períodos así. Para saber más acerca de esto es necesario leer Oseas 2:13-15. Esta escritura dice: “Y la castigaré por los días en que incensaba a los baales, y se adornaba de sus zarcillos y de sus joyeles, y se iba tras sus amantes y se olvidaba de mí, dice Jehová. Pero he aquí que yo la atraeré y la llevaré al desierto, y hablaré a su corazón. Y le daré sus viñas desde allí, y el valle de Acor por puerta de esperanza; y allí cantaré como en los tiempos de su juventud, y como en el día de su subida de la tierra de Egipto”.

 

Puedes creerlo? Una luna de miel en el desierto, parece cómico pero es así con el Señor. Cuando quiso reconstruir la integridad de su pueblo, primero destruiría todo lo que lo contaminaba, es decir asolar el terreno y lo segundo la luna de miel “en el desierto”.

 

Por qué es inevitable la experiencia del desierto para sentirte fortalecido y renovadas tus fuerzas para seguir y construir tu integridad? Porque primero compartimos la experiencia terrenal del maestro. No es posible sentir la debilidad en medio de la comodidad, en medio de la confianza de sentir que lo tienes todo.

 

En el desierto ni el dinero te servirá de nada, la confianza en lo que sabes hacer no servirá de nada, solo podrás depender de lo que Dios haga contigo, de las instrucciones que recibas. “porque separados de mí nada podéis hacer”. Juan 15:5.

 

La debilidad en el desierto produce dependencia. Pero no puedes quedarte en el desierto, es como vivir de una espiritualidad prestada, vivir del desierto de los demás, lo que vemos de la experiencia de otros, no de nuestra propia experiencia.

 

En tales circunstancias de desierto, repetidamente nos volvemos hacia Dios, porque él es el único que puede ayudar. Nos damos cuenta de que la debilidad en el desierto es el lugar donde dejamos de ser autosuficientes y en cambio nos volvemos a Dios. Entonces vemos el cuadro completo y sabemos qué sucedió para que confiáramos en él y no en nosotros mismos. Ser llevado por el Señor al desierto tiene —como vemos aquí— un motivo mucho más profundo. El desierto es un lugar árido donde sólo se ve sol y arena por todos lados. Es un lugar inhóspito donde al ser humano se le haría difícil permanecer.

 

Muchas veces somos llevados al desierto. El bullicio de nuestra vida, el trabajo, el hogar, los hijos, los problemas, incluso hasta el ministerio no nos permiten escuchar la voz de Dios. El trata de comunicarse con nosotros y estamos tan sumidos en la lucha diaria que no dedicamos el tiempo a escuchar sus instrucciones.

 

Israel tenía todo lo que necesitaba. Pero, sin embargo, en medio de todas aquellas copiosas bendiciones —como trigo, vino y aceite se olvidó de aquél que le había dado todas esas riquezas. Sí, hasta ofrecían a los ídolos parte de su abundancia: “...que ofrecían a Baal” (v. 8). Se plantea entonces, inevitablemente, la pregunta: ¿A quién damos la honra por todos los bienes terrenales y espirituales que el Señor nos ha concedido? ¿Se la damos a Él solamente? ¿O reservamos una buena porción para nosotros? ¿Damos la honra a seres humanos, en vez de alabar ante todo al Señor y adorarle a Él? Si es así, estamos en un camino equivocado, pues el Señor dice, en Isaías 42:8: “Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas”. Además, al recibir gloria de parte de los hombres, nos volvemos incapaces de creer. Así lo expresa el Señor en Juan 5:44: “¿Cómo podéis vosotros creer, pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único?”

 

Si usted se encuentra en un desierto o en medio de un período de sequedad, debe preguntarse sinceramente por qué. Israel se halló en esa situación por haberse olvidado del Señor y por correr en pos de los ídolos: “...y se iba tras sus amantes y se olvidaba de mí, dice Jehová”. Por eso el Señor tuvo que quitarle la bendición por cierto tiempo: “Pero, he aquí que yo la atraeré y la llevaré al desierto, y hablaré a su corazón”.

 

Prestemos atención a las palabras “he aquí”. Siempre que aparecen en la Escritura, el Espíritu Santo intenta señalarnos cosas ocultas y futuras. Un ejemplo: “...He aquí, yo hago nuevas todas las cosas...” (Apocalipsis 21:5), o “He aquí el Cordero de Dios...” (Juan 1:29). Hay días de especial iluminación espiritual para nosotros, días en que el Señor nos da luz de modo que —al leer la Palabra de Dios- vemos cosas a las cuales no tuvimos acceso anteriormente, y vemos también tales cosas en nuestra vida personal. Además, nos topamos en Oseas 2:14 con la voluntad de Dios: “yo la atraeré y la llevaré...”. Encontrando una declaración tan directa de la voluntad del Eterno al leer la palabra de Dios, debemos estar atentos a lo que quiere decimos con esto y preguntar, ¿qué quiere El que hagamos? Pues esto sirve para llevarnos al centro de Su voluntad. O, para decirlo en otras palabras: No hay cosa que nos separe tanto del Dios viviente como nuestra perversa voluntad, Y no hay cosa que nos una tanto con El cómo Su amante voluntad salvadora en Jesucristo. ¡Seamos, pues, en-tendidos de ella! “...no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor" (Efesios 5:17).

 

¿Qué es lo que quiere hacer el Señor con quienes le han olvidado? Quiere atraerlos. Nosotros, quienes somos renacidos, pasamos todos por períodos de juicio en nuestro interior. Somos humillados y ya no sentimos la presencia del Señor. El camino nos parece estar en sombras, y las promesas de Su palabra ya no nos hablan. Sin embargo, Él no nos deja caer sino que nos quita todos los apoyos. Y a través de un desvío nos lleva de vuelta a sí mismo.

 

“...la llevaré al desierto...”. Estas palabras quisiera enfatizarlas: muchas veces Dios permite que estemos en el desierto para poder hablar a nuestro corazón, QUIZAS nos sentimos mal en ese momento , pero pensemos ...un ratito y veamos nuestra condición cuando Dios nos está bendiciendo, no le buscamos, no oramos, no le alabamos , en la mayoría de los casos y cuando Dios te lleva al desierto, sabe que te tendrá en sus plantas, sabe que podrá tener tu atención, porque estando solos en el desierto necesitas ayuda, comida, agua y es ahí cuando Dios inclina su oído y te habla, pon atención en el desierto que estés pasando porque Dios quiere hablarte.

 

Aprendamos del Dios manifestado en carne: Lucas 5:16 “Mas él se apartaba a lugares desiertos, y oraba”. Jesús se apartaba, no para alejarse de las personas, sino para entregar sus cargas y recibir ahí todas las fuerzas para seguir bendiciendo al necesitado. Es esa comunión la que debemos anhelar en nuestras vidas.

 

Sabemos cuál es el aspecto del desierto: es seco, no hay vegetación, o apenas una vegetación muy escasa El desierto tiene un aspecto atemorizante. Conocemos, en nuestra vida espiritual, períodos de sequía en nuestro interior. Estando en esta condición, tenemos tiempo porque carecemos de creatividad. Al decir esto no me refiero a aquella pasividad emocional, sino a períodos de sequía en que somos incapaces en nosotros mismos de hacer cosa alguna.

 

Yo no sé si el desierto será el mismo para todos, no sé si se refiere a que debes aguantar inclemencias de la vida, no sé si tienes que aguantar hambre o no. No me preguntes cuál es y cómo tiene que ser tu desierto, solo puedo responderte algo, será el único lugar donde sólo Dios estará presente, probablemente la tentación también, recuerden a Jesús en su ayuno de 40 días en el desierto, pero nunca estuvo solo.

 

Si el Señor nos atrae y nos lleva a un desierto, a un estado de agotamiento espiritual, lo hace con un propósito definido. Pues en medio de esa soledad Inhóspita en que nuestra savia se va secando (Salmo 32:4 Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; Se volvió mi verdor en sequedades de verano. Selah), nace un nuevo e inapagable anhelo por las fuentes de agua fresca, por la palabra de Dios. Y justamente ésta es la intención de nuestro Señor Jesús. El anhela ver en nuestra vida que desliguemos nuestro corazón de todo lo que es pasajero para abrirlo completamente ante El. Habiendo logrado esta meta, Dios desea hablarnos al corazón. Las cartas a las iglesias en el Apocalipsis nos muestran cómo él Señor habla al corazón de los Suyos. El Señor, desde lo alto, comienza con elogios: “Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado” (Apocalipsis 2:2-3). Sólo después habla de su deficiencia: “Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor” (v. 4), para continuar con un consejo amable —y sin embargo muy serio— que le muestra cómo resarcir el daño: “Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras” (v. 5a). Y como Él sabe acerca del pecado inherente en todo aquel que cree, y conoce nuestro corazón desobediente por naturaleza, añade —en Su amor— otra seria advertencia: “...pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelera de su lugar, si no te hubieres arrepentido” (v. 5b).

 

Quiero que tratemos de hacer un paseo imaginario por el desierto, trata de sentir incluso la sed, la debilidad, el dolor de la inclemencia de las circunstancias que te rodean, no importa cuál sea tu situación ahora, trata de ponerte en este momento en el desierto. Pero considera esto; allí en este recorrido nos encontraremos con la memoria de varios personajes, la lista es extensa, pero he aquí algunos con los que te cruzarás en el desierto.

 

1.-Usted anda por donde anduvo Moisés… el mismo Moisés criado como príncipe en el palacio de Faraón. Moisés que tenía una visión de liberación de su pueblo de la esclavitud de Egipto. Aquel Moisés que pastoreó unas pocas ovejas en el desierto durante cuarenta años.

 

2.-Usted tiene la compañía de José… José, el preferido del papá… José, con sueños de liderazgo y conquistas. José, aún joven, echado en una cisterna y después vendido como esclavo por sus hermanos. José, echado en la fétida prisión de Faraón…

 

3.-Usted está sentado al lado de Job… El hombre descrito por las Escrituras como “el mayor de todos los del Oriente” (Job 1:3). Job, que perdió todo: bienes, hijos, salud y el apoyo de su esposa. Pero nunca podrás olvidar aquél que no es simplemente de paso, es aquel que ha estado contigo siempre, Jesús, que después de recibir el Espíritu Santo, fue para el desierto a fortalecerse para su ministerio. La lista de viajantes del desierto es extensa, pues el desierto es el lugar por donde pasa todo hijo de Dios.

 

Sí un creyente acepta Su maravilloso consejo, se arrepiente por haber perdido el primer amor al Señor, y vuelve a hacer todo motivado por el amor a Jesús, experimentará —espiritualmente—lo mismo que Israel: “Y le daré sus viñas desde allí, y el valle de Acor por puerta de esperanza...” (Oseas 2:15). Isaías 51:3 lo expresa como sigue: “Ciertamente consolaré Jehová a Sion; consolará todas sus soledades, y cambiará su desierto en paraíso, y su soledad en huerto de Jehová; se hallará en ella alegría y gozo, alabanza y voces de canto”. Si estás resecó y vacío, si te sientes agrietado y estéril, detente y oye lo que el Señor habla a tu corazón, y obedécele. Entonces te colmará nuevamente de Sus abundantes bendiciones, de vida nueva, de frutos y de un nuevo acierto a la victoria.

 

Cuando nadie está dispuesto a escucharte es cuando Dios te dice: Aquí estoy, dime cómo te sientes. Allí vas a escuchar la voz de quien te llevó allí. Aprovecha al máximo tu desierto. Porque Dios te llevó allí para hacerte oír sus Palabras. Recuerda: La integridad se construye atravesando el desierto. Su hno. Desde el cono sur Josué Nayib.

 

 

 

 

MINISTERIO IGLESIA APOSTOLICA INTERNACIONAL.

 

 

 

 

Su definición es bien interesante porque abarca lo mejor de varios conceptos en uno solo, por ejemplo, pudiéramos decir que Lealtad es: fidelidad, franqueza, nobleza, honradez, sinceridad, rectitud, honor, gratitud y cumplimiento. Y aunque algunas pudieran parecer sinónimos, la verdad es que su significado es la unión de todas ellas a la vez.

Nuestra sociedad carece de personas leales. Personas en quienes se pueda depositar la confianza. Personas que formulen comentarios constructivos, no críticas destructivas. La sociedad está reclamando hombres y mujeres así, que tanto en el desenvolvimiento laboral como eclesial y social en todos los órdenes, constituyan un ejemplo vivo de que el poder transformador de Jesucristo tocó sus vidas y sigue transformando almas cada día. “¡Ay de ti, que saqueas, y nunca fuiste saqueado; que haces deslealtad, bien que nadie contra ti la hizo! Cuando acabes de saquear, serás tú saqueado; y cuando acabes de hacer deslealtad, se hará contra ti". Isaías 33:1.

 

Debemos entender que el sistema depende de la lealtad. Sin lealtad las redes o nombres de las iglesias constantemente sufren desintegración. Con frecuencia se dividen en grupos fragmentados y en pequeñas sub iglesias. Sin pastores leales y con principios, el ministerio apostólico siempre estará limitado.

Una característica que debe rodear al creyente de hoy, es la lealtad. Lealtad para con Dios, siendo fieles a sus preceptos; lealtad con nosotros, siendo leales y consecuentes con nuestros valores y principios; y lealtad con quienes nos rodean: los superiores, nuestros compañeros de trabajo, vecinos y sobre todo, con nuestra familia. La deslealtad, además de generar desconfianza, lleva a que nuestras palabras pierdan credibilidad y enfrentemos el marginamiento social por representar personas poco confiables. Jeremías 42:5 "Y ellos dijeron a Jeremías: Jehová sea entre nosotros testigo de la verdad y de la lealtad, si no hiciéremos conforme a todo aquello para lo cual Jehová tu Dios te enviare a nosotros".

 

La lealtad es lo que llevó a los héroes del pasado -y del presente- a combatir los problemas difíciles a los que nos enfrentamos y a no mirar atrás. La lealtad es lo que hace que el lado desinteresado de la vida emerja a la superficie para que otros puedan ser beneficiados y bendecidos. La lealtad es la característica que le arrebata momentos de triunfo a los tiempos de adversidad.

 

La lealtad vence toda barrera y borra toda injusticia. La lealtad lleva a que el espíritu del hombre logre lo que parece imposible para la capacidad natural. Sin lealtad, su vida y su futuro son tan inciertos como el fugaz vuelo de una golondrina, pero una vida basada en la lealtad se erige sobre una roca fuerte e inamovible.

 

El ser humano Leal es recto, digno e incorruptible. No defiende posiciones, ni ocupa cargos por intereses personales; su compromiso es con la visión. Es honesto, fiel y realmente comprometido. Es franco y claro en sus apreciaciones y vive plenamente en sus convicciones. Y si es atacado en sus principios, dice lo que piensa, sin importarle si es incomprendido o si es tomado por irrespetuoso. No cede al chantaje de parecer un enemigo cuando tiene que definir su postura.

 

Revisando la Biblia encuentro que este tema para Dios es de alta estima, El mismo afirma en (Lucas 11:23 – NTV) “El que no está conmigo a mí se opone, y el que no trabaja conmigo, en realidad, trabaja en mi contra”. Es decir con Dios no existen términos medios, no se puede estar en áreas grises con El. Y como respuesta a este principio, del lado nuestro deberíamos ser muy precisos en nuestra Lealtad para con Dios y muy precisos en nuestra Lealtad para con el prójimo.

 

Hay seres que nacieron con el destino de ser “desleales” como es el caso de Judas, no hay porque sorprenderse, deben existir y además no hay nada que podamos hacer con ellos. Pero hay otros que sencillamente por falta de carácter o por falta de identidad y madurez en Dios, inconscientemente están teniendo una actitud desleal frente a sus familias, amigos y lo peor de todo, frente al mismo Dios.

 

Noto además que en las escrituras hay mucha precisión y seriedad de parte de Dios cuando la Lealtad es del hombre hacia Él. En el 100% de los casos bíblicos la recompensa fue sobrenatural y fueron situaciones en donde no se envió a ningún mensajero, ni a ningún ángel, El mismo Dios personalmente atendió cada caso.

 

Me estoy refiriendo a personajes como Daniel y sus 3 amigos judíos quienes fueron librados de la furia de los leones y del horno de fuego, respectivamente, cuando rehusaron a adorar a un ídolo del rey de la época, mostrando una Lealtad profunda y muy arriesgada por Dios. En ambos casos salieron intactos de sus “sentencias de muerte” con un respaldo sobre natural que impacto a todos los que lo presenciaron. Otro punto importante es que Ananías, Misael y Azarías, estuvieron dispuestos a todo con tal de estar junto a su amigo Daniel, es decir, fueron leales hasta el final. Cuán difícil resulta hoy en día el encontrar esas amistades, y que precisamente en los momentos difíciles le digan a uno: “estoy contigo cien por ciento”.

 

Los cuatro amigos de esta historia, permanecieron firmes defendiendo su fe en Dios, porque temían a Jehová; conocían de Su grandeza y poder para sacarlos airosos de esa situación. Así, Dios no tardó en recompensar su fidelidad hacia Él, e hizo que los demás glorifiquen el nombre de Jehová por sus actos.

Así, cuando Dios nos recompensa, nos da las cosas “…mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos…” (Efesios 3:20), como lo hizo con estos cuatro jóvenes, pues la Biblia menciona que: “En todo asunto de sabiduría e inteligencia que el rey les consultó, los halló diez veces mejores que todos los magos y astrólogos que había en su reino” (v.20)

 

Recordemos siempre que el ser hijos de Dios nos hace personas distintas, apartadas para buenas obras y para llegar a obtener sitiales especiales en esta tierra. Por lo tanto debemos vivir una vida santa, apartada del mal, para que los que aún no creen en Dios, lo glorifiquen por medio de nuestros actos.

 

O historias trágicas como la de un hombre prospero llamado Job, quien en el mismo momento de ver completa su desgracia al perderlo todo, exclamó: “El Señor ha dado; el Señor ha quitado. ¡Bendito sea el nombre del Señor!”. Expresión que aseguró su recompensa al final del proceso, ya que esta declaración de Fe le fue contada en el cielo como “Lealtad Extrema” y recupero todo de manera duplicada.

 

¿POR QUÉ LA LEALTAD?

Porque enseñar sobre el tema de la "lealtad y la lealtad. En primer lugar, he visto la importancia de este tema en la Palabra de Dios. Las Escrituras están llenas de relatos de gente tanto fiel como traicionera. Hay mucho que aprender de los relatos de la Biblia.

2 Reyes 10:15 "Yéndose luego de allí, se encontró con Jonadab hijo de Recab; y después que lo hubo saludado, le dijo: ¿Es recto tu corazón, como el mío es recto con el tuyo? Y Jonadab dijo: Lo es. Pues que lo es, dame la mano. Y él le dio la mano. Luego lo hizo subir consigo en el carro"

1.-La lealtad es un Pacto. Dame la mano, Jonadab le dio la mano.

2.-La Lealtad no es solo Promesa es “Integridad en Acción”.

 

Un análisis de las diferentes problemáticas de las iglesias, se descubrió que el diablo es un experto combatiente desde adentro, pelea más desde adentro que de afuera. Por eso dice que se disfraza de ángel de luz (2 Corintios: 11: 13-14). Por eso no es extraño ver tanta gente disfrazada dentro de las iglesias causado problemas, tropiezos y divisiones (1 Corintios: 10: 32). Si alguien es un buen ministro de Dios, llamado por Dios y está haciendo las cosas correctas, el diablo tendrá muy pocas oportunidades de combatir desde afuera. Como dijo El Señor: "Porque viene el príncipe de este mundo, y el nada tiene en mi" (Juan: 14: 30).

 

ETAPAS DE DESLEALTAD

1.-Espíritu independiente: Una persona que siempre está murmurando, mira el ultimo de las fallas de otros o es típico él se pone demasiado altivo es decir comienza usar frases como estas "yo siento que hay que hacer dichas cosas" "yo creo que lo que predico o enseño tal predicador no es del todo cierto" "por qué no se sujetan a mi" "no hagan todo lo que el líder dice" "yo voy hacer las cosas de otra manera".

Estas personas solo obedecen cosas que realmente le parecen "importantes". Si se convoca a un ayuno estas personas no vienen porque ellos tienen otras ocupaciones. Veamos el ejemplo de Joab: 1.- Joab el asesino independiente. (2 Samuel 3:20-27); 2.- Joab el que hace lo que quiere. (2 Samuel 18:5-14); 3.- Joab el que quiere tener el control. (2 Samuel 12:28); 4.- Joab el que ayuda a la oposición. (1 Reyes 1:5-7).

 

2.-Espíritu resentido: Hay cosas que le ofenden, predicaciones que no le gusta, y tratan de dar la espalda a todo. Proverbios 18:19 El hermano ofendido es más tenaz (Que opone mucha resistencia, Firme, terco) que una ciudad fuerte, Y las contiendas de los hermanos son como cerrojos de alcázar (castillo).

 

3.-Espíritu pasivo: Es aquella persona que no forma parte de nada, el ve que es bueno, habla de ello como algo bueno pero no hace nada. Jeremías 48:10 "Maldito el que hiciere indolentemente (flojo, perezoso) la obra de Jehová, y maldito el que detuviere de la sangre su espada".

 

4.-Espíritu crítico: Es la etapa de notar y magnificar las faltas, faltas en la predicación, faltas en el servicio, faltas en el edificio, etc. Ejemplo tenemos la Murmuración contra Moisés. (Números 12).

 

5.-Etapa política: Trata de influenciar a otros en sus ideas y filosofías, lo que la gente piensa de ellos es más importante. Cuando una persona es desleal trata de involucrar a otras en sus ideas traicioneras "el que con lobos se junta aullar aprende" "vamos a orar por el pastor para que Dios le ayude" "le voy a decir al pastor lo que piensan" "habla a nombre de un grupo". Jeremías 5:6 “Por tanto, el león de la selva los matará, los destruirá el lobo del desierto, el leopardo acechará sus ciudades; cualquiera que de ellas saliere será arrebatado; porque sus rebeliones se han multiplicado, se han aumentado sus deslealtades”.

 

6.-Rebelión abierta: Es la etapa donde el insurrecto pelea abiertamente con la autoridad. Lucifer hizo esto (Isaías 14:11-15). Absalón hizo lo mismo (2 Samuel 16). Judas hizo lo mismo contra el Señor Jesús. (Mateo 26:47-48).

 

¿QUE ES LEALTAD?  Cuando hablamos de lealtad estamos asociándolo a la fidelidad, "alguien leal es alguien que es fiel, a Dios, a su líder y a los que están debajo de Él."

Dicha lealtad tiene tres ingredientes: fidelidad, es decir, cumplir con los compromisos, ser defensa y respaldo. El segundo ingrediente es el honor, que se traduce en honradez, integridad y respeto. Y el tercer ingrediente es la gratitud, el corresponder, y devolver lo recibido. La lealtad es una virtud de Dios, una fuerza, una obligación para todos los hilos de Dios. Es la marca inequívoca de que perteneces a Su Reino. Por el contrario, la deslealtad tiene tres ingredientes: la presunción, la soberbia y la altivez. Por eso Dios rechaza la deslealtad, porque Él ama la humildad y es fiel siempre. 1 Samuel 26:23 "Y Jehová pague a cada uno su justicia y su lealtad; pues Jehová te había entregado hoy en mi mano, más yo no quise extender mi mano contra el ungido de Jehová".

 

La lealtad es la marca de un verdadero amigo. Está en la Biblia, Proverbios 17:17, "En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia".

Nuestra lealtad a Dios no puede ser dividida. Está en la Biblia, Mateo 6:24, "Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas".

 

1.-Ir hasta las últimas consecuencias: No podemos menos que admirar a Eliseo. Una actitud de acompañar a su superior y amigo hasta las últimas consecuencias. Caminar con él en las buenas y en las malas. No como hoy, en nuestros días, en que tenemos amigos en tanto las cosas marchan bien. Apenas surgen los problemas, perdemos a los amigos. Las palabras de Eliseo deben retumbar todavía en nuestros oídos: “Vive jehová, y vive tu alma, que no te dejaré". (2 Reyes 2:6).

 

2.-Lealtad es sinónimo de no criticar: Los desleales cuestionan y critican a todos, hasta los que llaman sus mejores amigos. Participar en estas actitudes, además de afectar nuestro testimonio cristiano, genera heridas en aquellos que depositaron toda su confianza en que estaríamos a su lado en los momentos de crisis pero también en los de victoria.

 

3.-Lealtad significa decir las cosas a tiempo: El mejor amigo no es quien guarda nuestros errores para evitar conflictos. Al contrario, es alguien que, debido a su lealtad nos hace caer en cuenta de los errores. Pero de una manera sabia, no destructiva. Es manifestar interés genuino por hacernos caer en cuenta de las fallas a tiempo, antes que sea demasiado tarde. Debemos librarnos de los que fingen. Yo no sé fingir. Simplemente no sé cómo hacerlo, pero hay muchas personas falsas en la iglesia. Fingen amarte y apoyarte pero en su corazón te desprecian. Romanos 12:9 "El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno".

 

Los más peligroso en las iglesias o en el ministerio no son los de afuera, sino los de adentro los infieles, los desleales, esos son los más peligrosos. La pregunta es ¿Qué hacer con estos infiltrados? Proverbios 22:10 "Echa fuera el escarnecedor, y saldrá la contienda, y cesara el pleito y la afrenta".

 

Necesitamos hombres y mujeres fieles que sean escuderos, los que toman la espada con David que primero morían ellos antes que murieran David. No como muchos que andan de iglesia en iglesia murmurando esas personas no sirven porque solo infiltran daño y destrucción y Íes pasa cómo aquel hombre o mujer que se deja de su pareja y se junta con otra y después hace !o mismo y vuelve hacer lo mismo esa persona no es leal. Los que trabajan y son léales tendrán recompensas terrenales y eternas. Estos escucharan del Señor mismo, "bien buen siervo fiel, en lo poco fuiste fiel en lo mucho te pondré." (Mateo 25:21).

Dios está levantando una generación de Itai en las iglesias. Ese nombre significa "siempre conmigo, inseparable, amigo fiel". Viene un gran avivamiento de lealtad, fidelidad y compromiso que dará a luz una dimensión de gracia y de poder. No te detengas si te han lastimado, criticado o traicionado. Quien te lastima te hace fuerte, quien te envidia te hace valioso, y quien te desea lo peor, pavimenta tu camino hacia lo mejor.

Esta generación es un nuevo orden de hijos espirituales, ¡no más Absalones, solo itais! Eres escogido para ser leal y comprometido con el Señor.

 

La primera característica de esta generación leal es un gran amor por Dios. Itai dijo: "Vive Dios" porque Él es primero. Si eres leal al Señor, es imposible que seas infiel en tus relaciones. No puedes decir amar a Dios, si no amas a tus hermanos. Tu primer compromiso es con JESUS. La segunda característica de esta generación fiel es que tiene gran respeto por su líder. Itai dijo: "Mi señor es rey", aunque David ya no era rey en ese momento, pero este hombre reconocía su llamado y asignación. No andes con personas que te toleran, sino con quienes te respetan. Jesús dijo: "Venid en pos de mí y os haré...", lo que significa que deben buscarte para que los formes.

 

Un Itai es quien sacas por la puerta de enfrente y entra por la puerta de atrás, diciendo que no te abandonará! La tercera característica de la generación fiel es un gran compromiso con su líder. Itai le dijo: "Para muerte o para vida". Dice la Palabra que en los procesos de muerte, en la poda, daremos frutos. Durante la vida y la prosperidad todo está bien, pero en medio de los problemas, es cuando se hace evidente la fidelidad. ¡En la iglesia hace falta gente que pelee la buena batalla! Los hijos leales están para vida o para muerte. La última característica de esta generación fiel es que respaldan poderosamente a su líder. Itai dijo: "Donde mi señor el rey estuviere, allí estará también tu siervo". En otras palabras, dijo que siempre estaba para servirlo. La generación de Itai no busca algo detrás del servicio, sino que sirve porque ama al Señor y a la visión de su líder. Recuerda que cuando te creas grande para trabajos pequeños, quizá seas pequeño para trabajos grandes. No veas dónde estás, sino a dónde Dios te está llevando, porque Él recompensa la lealtad y el compromiso.

 

2 Samuel 18:1-2 relata: David, pues, pasó revista al pueblo que tenía consigo, y puso sobre ellos jefes de millares y jefes de centenas. Y envió David al pueblo, una tercera parte bajo el mando de Joab, una tercera parte bajo el mando de Abisai hijo de Sarvia, hermano de Joab, y una tercera parte al mando de Itai geteo. Y dijo el rey al pueblo: Yo también saldré con vosotros.

Luego, Itai fue promovido a una posición más alta, al liderazgo en la batalla. Si has servido fielmente, este es el tiempo cuando Dios te levantará, te retribuirá y te bendecirá. La promesa es que serás puesto sobre mucho, si demuestras tu fidelidad en lo que parece poco. No desmayes, la lealtad al Señor y a tus líderes será tu escudo en la batalla y tendrás la victoria.

 

El ser humano Leal es recto, digno e incorruptible. No defiende posiciones, ni ocupa cargos por intereses personales; su compromiso es con la visión. Es honesto, fiel y realmente comprometido. Es franco y claro en sus apreciaciones y vive plenamente en sus convicciones. Y si es atacado en sus principios, dice lo que piensa, sin importarle si es incomprendido o si es tomado por irrespetuoso. No cede al chantaje de parecer un enemigo cuando tiene que definir su postura.

Hay seres que nacieron con el destino de ser "desleales" como es el caso de Judas, no hay porque sorprenderse, deben existir y además no hay nada que podamos hacer con ellos. Pero hay otros que sencillamente por falta de carácter o por falta de identidad y madurez en Dios, inconscientemente están teniendo una actitud desleal frente a sus familias, amigos y lo peor de todo, frente al mismo Dios.

 

Un día los ves con gente que comparten su misma fe o ideología, pero otros días están con otra gente criticando, denigrando y burlándose de lo que ayer estaban apoyando. Nunca se sabe en realidad qué bandera representan, pues a veces esa falta de claridad en ellos, los hace lucir como traidores.

 

Por conducta general somos llamados a ser personas balanceadas, pero hay momentos en nuestra vida que debemos ser exagerados y daros en nuestras posturas y no titubear, porque de no hacerlo, atentaríamos con la solidez de nuestro carácter y pudiéramos comprometer nuestro testimonio.

 

Concluyendo va este tema permítanme traer a sus mentes un último episodio bíblico: Noemí estaba consciente de su futuro de la soledad a la que se enfrentaría pero era más fuerte la preocupación por ellas que su propio bienestar. "Volveos, hijas mías, e idos; porque yo ya soy vieja para tener marido. Y aunque dijese: Esperanza tengo, y esta noche estuviese con marido, y aun diese a luz hijos, ¿habíais vosotras de esperarlos hasta que fuesen grandes? ¿Habíais de quedaros sin casar por amor a ellos? No, hijas mías; que mayor amargura tengo yo que vosotras, pues la mano de Jehová ha salido contra mí," (Ruth 1:12,13). Orfa decidió que era correcto regresar y se despidió de su suegra regresó a su pueblo y a sus dioses, y no se vuelve a mencionar nada de ella en las escrituras. El beso y la partida de Orfa contrastan grandemente con la acción de Rut, quien se quedó con su suegra y sin embargo la exhorta a irse "He aquí tu cuñada se ha vuelto a su pueblo y a sus dioses; vuélvete tú tras ella" (Ruth 1:15).

 

He aquí un acto de lealtad digno de imitar. La reacción de Rut es aún más sorprendente, pienso que estaba bien consciente de lo que se vendría, Noemí era una mujer ya mayor que requeriría cuidado en muchos aspectos y que Rut está dispuesta a sacrificar su propio confort, tal vez la posibilidad de volverse a casar, en pocas palabras pasar el resto de sus días al cuidado de su suegra.

Y la contestación no se hace esperar, y el amor que trasmite a través de sus palabras es inmenso: "No me ruegues que te deje, y me aparte de ti; porque a dondequiera que tú fueres, iré yo, y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios. Donde tú murieres, moriré yo, y allí seré sepultada; así me haga Jehová, y aún me añada, que sólo la muerte hará separación entre nosotras dos." (Ruth 1:16).

La contestación de Rut es verdaderamente conmovedora, nos había del gran amor, respeto y responsabilidad que siente por su suegra. El ejemplo de Noemí, su vida y su fe en el único Dios (en oposición a la mayoría de los Moabitas que eran idolatras) no había pasado desapercibido, pues había tenido el debido efecto en Ruth.

 

La respuesta de Ruth debió darle un gran descanso y apoyo a Noemí en esos momento tan devastadores, sin embargo creo que ha de ver sorprendido a la misma Noemí, y así que sin decir más (que no era necesario) siguieron su camino hasta Belén.

Si leemos todo el libro de Ruth que son 4 capítulos pequeños nos da primeramente una enseñanza de amor y lealtad tremendas NO ME RUEGES QUE TE DEJE, cuántas veces nosotros hemos podido demostrar esa lealtad entre los que aquí estamos, ese amor, al grado que de sacrificar nuestro propio yo por el cuidado a los demás, se entiende que Rut era una mujer joven (Ruth 3:10).

La enseñanza está ahí nuevamente, al alcance de todos nosotros, solo es cuestión de tomar la iniciativa, tal y como lo hizo Ruth. Mi deseo y oración es que en esta generación Dios levante hombres y mujeres leales. La historia que relatan estas escrituras trae una excelente lección para los cristianos de hoy. Una enseñanza que nos lleva a reflexionar sobre nuestro grado de lealtad para con quienes nos rodean.

Su Hno. Desde el cono sur Josué Nayib

 

 

 

MINISTERIO IGLESIA APOSTOLICA INTERNACIONAL.

 

 

 

 

® Ministerio Iglesia Apostólica Internacional - Registro Publico 974

Templo central: Calle el resbalón nº1687 - Cerro Navia - Santiago

Días de Reuniones: Martes: 19:30 hrs. - Jueves: 19:30 hrs.

Domingos: Escuela biblica-10.00 am / Reunión de Jovenes-15:00 hrs.

Reunión General: 18:00 hrs.

Derechos Reservados © MIAI 2014

Submitting Form...

The server encountered an error.

Form received.

¿Quieres que oremos por ti o por algún hermano?

Escríbenos