EL EJEMPLO DE JOB

Pastor Israel Fuentes.

 

 

 

INTRODUCCIÓN:

 

A. Leamos (1Cor.10:6,11)

 

B. Las cosas que están escritas en el A.T son para nuestra enseñanza y ejemplo. Para que no cometamos los mismos errores que el pueblo de Israel.

 

C. Por esta razón hoy quiero que analicemos y nos fijemos en el ejemplo de un varón de la antigüedad.

 

D. Hoy vamos a considerar El ejemplo de Job. (Job.1)

 

I. ¿Cómo era su Carácter? (v.1)

 

A. Era perfecto, recto, temeroso de Dios y apartado del mal.

 

1. Perfecto: “taméÆm” quiere decir «completo», o sea, el estado de estar entero o de ser total.

 

2. Recto: “yashar” quiere decir bueno, justo.

 

B. ¿Cómo era su condición Espiritual? “Era buena”

 

C. Como era su condición Material? (v.2,3) “Era muy Prospera”

 

D. Como eran sus Pensamientos? (v.4,5)

 

1. Siempre estar bien con Dios y por esto ofrecía Holocausto cada día.

 

II. ¿Qué le ocurrió a Job?

 

A. Hubo una reunión en el cielo, y Dios hace una pregunta a Satanás? (v.6,7)

 

1. ¿Cuál fue la respuesta de Satanás? “De rodear la tierra y de andar por ella”

 

2. Donde está hoy día? “la respuesta es la misma”

 

3. Leamos en (1Pedro.5:8) “debemos estar atentos”

 

B. Dios muestra como buen ejemplo a Job. (v.8-11)

 

1. Balde: “dorean” significa gratuitamente.

 

2. Satanás no pone en duda la piedad y justicia de Job, pero dice que sin posesiones materiales no se puede servir a Dios

 

3. Esta afirmación de Satanás es falsa aunque muchos hoy día con su forma

 

de vida lo afirman.

 

4. Job no servía a Dios por puro interés material. Y Dios lo sabía.

 

C. Dios nos va a mostrar que Satanás es un mentiroso. (v.12)

 

D. Sobre Job vienen tribulaciones, angustias, pruebas, dolor. (v.13-19)

 

1. Perdió su familia, sus riquezas, todo lo que poseía.

 

E. ¿Qué fue lo que hizo Job? (v.20-22) “Adoro a Dios”

 

1. Mostró su dolor y adoro.

 

2. Rasgarse la ropa y raparse la cabeza eran señal de dolor

 

3. No “peco” . Satanás fallo y Dios venció.

 

III. Su Dolor no acaba allí.

 

A. Otra reunión en el cielo. (Job.2:1)

 

B. ¿Dónde estaba Satanás? (2:2)“en la tierra”

 

C. Dios no puede ser tentado (2:3) (Sant.1:13)

 

1. Aquí vemos a Dios dándole una lección a Satanás y a nosotros.

 

2. El hombre puede ser fiel a Dios aun perdiéndolo todo, a pesar de pasar por la peor prueba.

 

D. Satanás dice que Job servía a Dios por interés físico. (2:4-6)

 

1. Satanás dijo esto de todos.

 

2. Otra lección de Dios: el hombre puede ser fiel a pesar de las enfermedades.

 

E. El libro de Job fue escrito para probar que Satanás es un mentiroso.

 

1. Muchos han sufrido grandemente sin renunciar a Dios.

 

F. Sobre Job vinieron más pruebas. (2:7-8)

 

IV. Más pruebas para Job.

 

A. Mientras Job enfrentaba todos estos problemas, recibió un mal consejo de un ser querido. (2:9) “en lugar de darle aliento”

 

1. Seguramente muchos hubieran hecho lo que ella le recomendó.

 

2. Satanás esperaba ansiosamente ese momento.

 

B. La respuesta de Job fue muy sabia. (2:10)

 

C. Su dolor era grande. (2:11-13)

 

D. Job necesito mucha fe, confianza y paciencia para soportar todas sus pruebas. (Sant.5:10-11)

 

E. En su sufrimiento Job era y es un buen ejemplo de la paciencia y Perseverancia.

 

V. Job conoció a Dios.

 

A. Job sabia de Dios pero no le conocía.

 

1. Saber es diferente a conocer. (Ejemplo)

 

B. Job necesito de pruebas duras para poder conocer a Dios. (Job.42:5)

 

C. Job aprendió algo que nosotros debemos tenerlo presente. (Job.19:23-27)

 

D. El pensamiento de Job. (Job.13:15)

 

E. Job por su paciencia, confianza, fe, temor, rectitud, santificación a Dios recibió consolación y recompensas de Dios. (Job:42: 10-17)

 

Conclusión:A. La acusaciones de Satanás fueron que Job servia a Dios por interés material y por interés físico. Pero se equivocó.

 

B. Satanás fallo en sus esfuerzos por separar a Job de Dios.

 

C. La lección del libro de Job es que no debemos ser vencidos por las circunstancias adversas de la vida.

 

D. Leamos (Rom.8:18)

 

E. ¿Serás fiel a Dios como Job?

 

A veces una persona entra en una cueva de aflicción, de angustia, de depresión, de miedo, de rechazo, de religión, pero Cristo es nuestro libertador, acércate a él y con su poder hará su obra. Pastor Israel Fuentes.

 

 

 

 

 

 

LA IMPORTANCIA DE LA SANTIDAD

Pastor Freddy Faundez

LA CUARTA VIGILIA DE JESUS.

Pastor Diego Zenteno

 

 

Porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo. I Pedro 1:16

 

INTRODUCCIÓN: Hoy en día, muy poco se habla de la santidad, algunos consideran que este tema es un “tabú” o es un tema molesto porque habla de grandes verdades que debemos cumplir, sin embargo la biblia en el antiguo y nuevo testamento, nos habla más de 400 veces referente a la santidad. La escritura señala que Dios mismo es “Santo” ósea que es una prerrogativa exclusiva de Él que denota su propia esencia. Dice la escritura: Sed santos porque “yo soy santo” (I Pedro 1:16). El gran deseo de Dios es poder habitar junto con los hijos de los hombres, pero para que esto sea posible, primeramente el hombre debe ser santo, nos menciona la escritura: “La comunión íntima de Jehová es con los Santos…” (Salmo 25:14). La santidad nos habla de separación, poner aparte para un uso sagrado. Dios es celoso con lo que a Él le pertenece y exige santidad voluntaria de su pueblo. Dios podría perfectamente crear gente santa, que parecieran robots cumpliendo leyes y ordenanzas pero Dios quiere que de corazón le seamos santos para Él.

 

I.- LA SANTIDAD ES IMPORTANTE PARA NUESTRA COMUNION CON DIOS.

 

Si hay algo que Dios detesta es el pecado, el aborrece el pecado pero no al pecador, es por eso mismo que el busco al pecador para redimirlo de su pecado y hacerlo santo, es por eso que nos dice la escritura: Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios. (I Corintios 6:11). Dios exige esa santidad porque nos ha dado su Espíritu Santo: ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros? (I Corintios 6:19). Si decimos creer y amar a Dios tenemos que ser como Él, dice la escritura: El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo. (I Juan 2:6). Mientras seamos como Él tendremos comunión con Él y con nuestros hermanos: Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado (I Juan 1:7). Si andamos en comunión con Dios, nuestra vida será diferente, y nos pareceremos a Él, nuestros gestos, carácter, forma de ser será como el Jesucristo. Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él. (I Corintios 6:17).

 

II.- LA SANTIDAD ES IMPORTANTE PARA NUESTRA CONSAGRACION .

 

Dios quiere que seamos única y exclusivamente de Él, dice la palabra: Quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras. (Tito 2:14). Debemos ser un pueblo consagrado a Dios, si somos consagrados no seremos como los mundanos, cuando me

 

refiero a mundanos hablo de aquellos que viven bajo este sistema corrupto lejos de Dios. El Señor hablo de nuestra consagración: No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. (Juan 17:15-16). Nuestra consagración es esencial para marcar una identidad en el mundo, Eliseo era reconocido por ser “Santo”: Y ella dijo a su marido: He aquí ahora, yo entiendo que éste que siempre pasa por nuestra casa, es varón santo de Dios. (II Reyes 4:9). La santidad es consagración y nuestra consagración genera que no seamos como el mundo, sino que hablemos y actuemos como Jesús. Los primeros cristianos fueron reconocidos por eso, porque eran gente consagrada (Hechos 11:26). Nuestra consagración hace que no nos vistamos como el mundo, mujeres con pantalones u hombres que ropa femenina. (Deuteronomio 22:5). Si somos un pueblo consagrado seremos también un pueblo santo como dice la escritura: Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable. (I Pedro 2:9).

 

II.- LA SANTIDAD ES IMPORTANTE PARA NUESTRA SALVACION.

 

Nos dice la palabra de Dios: Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. (Hebreos 12:14). Es elemental que para alcanzar la salvación necesitamos ser salvos, la escritura nos señala que el Seño vendrá por una iglesia santa y sin contaminación. Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios. (II Corintios 7:9). Si tenemos temor seremos santos. Debemos cuidar nuestra salvación con temor y temblor (Filipenses 2:12).

 

CONCLUSION: La santidad es esencial para nosotros, el evangelio no existe si no hay santidad, van de la mano con el fin de perfeccionar al creyente a ser como Jesucristo, seamos santos hijos de Dios. Pastor Freddy Faundez.

 

Marzo 2016.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Más a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar”. Mateo 14:25

 

INTRODUCCIÓN: No hay duda que estamos viviendo tiempos difíciles, tiempos en los cuales muchos están enfriándose y desertando del evangelio, la misma escritura nos dice: “…El amor de muchos se enfriara…” (Mateo 24:12). El Señor Jesús hizo el milagro de la alimentación de los cinco mil, sin embargo sus discípulos estaban endurecidos, dice la palabra: Porque aún no habían entendido lo de los panes, por cuanto estaban endurecidos sus corazones (Marcos 6:52). Los discípulos deberían haber entendido lo que Dios estaba haciendo, estaban muy cerca de Jesús, pero no habían tenido una experiencia personal. El Señor Jesucristo acomodo el ambiente, porque Él es quien hace todas las cosas, Él puso un tiempo de prueba pero Él mismo se iba a presentar. “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar”. (I Corintios 10:13).

 

I.- DIOS QUIERE QUE VIVAMOS NUESTRAS PROPIAS EXPERIENCIAS

 

En seguida hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a Betsaida, en la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud. Y después que los hubo despedido, se fue al monte a orar. Marcos 6:46 El propio Señor Jesús envió a sus discípulos a la barca, Él los envió para que vivieran una experiencia personal.

 

Dios quiere que nosotros tengamos experiencias personales, a veces pareciera que el Señor se alejado de nosotros, pero no es así, Él está viendo lo que hacemos, está pendiente, dice la escritura: He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpida; delante de mí están siempre tus muros (Isaías 49:16). Dios quiere probar nuestra fe, nuestra constancia, nuestro esfuerzo, nuestro trabajo, Él quiere ver que hay realmente en nuestro corazón. Dios probo a Israel en el desierto para ver que había en su corazón, así dice: Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos. (Deuteronomio 8:2). Fue en ese ese lugar de prueba donde se vieron los murmuradores, los que realmente amaban a Dios, son en esas experiencias de nuestra vida donde realmente mostramos lo que tenemos. Job en un mal momento de su vida dijo: ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios. (Job 2:10). ¿Cómo son nuestras expresiones? David dijo: “…Bendeciré al Señor en todo tiempo…” (Salmo 34:1). En los momentos buenos o malos Dios sigue siendo Dios y Él está con nosotros.

 

II.- DIOS NOS PRUEBA EN EL MAR

 

Y ya la barca estaba en medio del mar, azotada por las olas; porque el viento era contrario. Mateo 14:24

 

En medio de esa barca iba a venir una gran prueba, ellos remaban y hacían su esfuerzo pero no era suficiente.

 

Dios nos prueba en el mar, la mar representa las multitudes, dice la escritura: Pero los impíos son como el mar en tempestad, que no puede estarse quieto, y sus aguas arrojan cieno y lodo (Isaías 57:20). Seremos probados por hombres que nos querrán destruir, pero no hay que sentir miedo, dice la escritura: El Señor es mi ayudador; no temeré Lo que me pueda hacer el hombre (Hebreos 13:6). En el mar se verán las peores las tentaciones y van a querer que nos decaigamos pero no podemos decaer dice la escritura: Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca (Mateo 7:24-25). Si nuestro fundamento está en Jesucristo nada ni nadie nos podrá hacer caer.

 

III.- EL APARECE EN LA ULTIMA VIGILIA

 

Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar. Mateo 14:25

 

En la antigüedad la noche se dividía en cuatro vigilias: desde las 6 de la tarde hasta las 9; desde las 9 hasta la medianoche; desde la medianoche hasta las 3 de la madrugada, y desde las 3 hasta las 6 de la mañana. Así que, a eso de las 3 de la madrugada apareció el Señor Jesucristo.

 

El Señor Jesucristo llego en el peor momento de ellos, cuando nadie podía ayudarles, cuando su dureza fue reducida a mortal angustia entendieron que sin Jesús nada se puede hacer (Juan 15:1). El Señor no se apareció en la primera vigilia, todo se veía bien, tampoco en la segunda, ni la tercera, sino en la última. Dios llega en el momento donde dependemos exclusivamente de Él. Dios aparecerá de forma sobrenatural y hará milagros, él puede caminar sobre el mar porque el mismo lo creo. El solo extendió los cielos, Y anda sobre las olas del mar. (Job 9:8). No importa que todo haya sido malo, todavía viene un peor momento, pero en ese peor momento vendrá el Señor con poder y gloria. Lo importante es que en ese momento tengamos Fe, Pedro dudo y se comenzó a hundir, pero la mano del Señor no se ha cortado para levantar a los que están caídos.

 

CONCLUSIÓN: En las vigilias se ve la gloria de Dios, fue en esa vigilia que todo parecía que se había acabado cuando se mostró la gloria del Señor Jesucristo. Él te está invitando a caminar sobre las aguas ¿aceptaras la invitación del Señor? Pastor Diego Zenteno. Marzo 2016.

 

MINISTERIO IGLESIA APOSTOLICA INTERNACIONAL.

 

 

 

 

 

 

 

 

¡PENTECOSTES REALIDAD EN PLENO SIGLO XXI!

 

 

 

Hechos 2:1-18

 

INTRODUCCIÓN: El día de Pentecostés, marcó el inicio de esa iglesia poderosa que el Señor Jesucristo identifico en (Mateo 16:18). La Iglesia no es poderosa por el conocimiento humano que pueda tener sino por el poder del Espíritu Santo. (Hechos 1:8). Dios capacitó a su iglesia y a los creyentes bajo un poder inigualable e incalculable como es su Espíritu Santo: Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre (Juan 14:16). El Espíritu Santo no es la 3 persona de la trinidad sino Dios mismo en su operación de redención y poder. Dice la escritura que el “…Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas…” (Génesis 1:2). El Espíritu de Dios no es mecánico, inmóvil, muerto, sino de movimiento.

 

Hoy en día muchos han tomado este término y se han adjudicado como pentecostales por lo que sucedió en Pentecostés, sin embargo una cuestión es llamarse pentecostal y otra es vivir pentecostés. Nosotros creemos que pentecostés no quedo en el pasado, ni con la muerte de Juan el Apóstol sino que es real en cada uno de nuestras vidas.

 

I.- PENTECOSTES TIENE UN PRECIO

 

Para que Pentecostés cambiara, primeramente debían cambiar los creyentes. Nosotros no podemos hablar de avivamiento o de poder si primero no pagamos el precio. Toda bendición de Dios trae consigo un precio. Moisés para acercarse a la zarza tuvo que sacarse sus sandalias, también nosotros si queremos ver la gloria de Dios, debemos sacar aquellas cosas que entorpecen su poder. Los creyentes de pentecostés que la biblia dice que eran como 120 personas (Hechos 1:15), ya que otros retrocedieron (I Corintios 15:4-6). Tuvieron que pagar un precio para alcanzar tan grande bendición, tuvieron que orar y ayunar para que el poder fuera real en sus vidas (Hechos 1:14). En el día de hoy encontramos algo completamente distinto a lo que paso en Pentecostés, encontramos creyentes que vienen a la iglesia solamente a pasar el tiempo, hablar con los hermanos, enviar mensajes de texto, criticar el predicador, competir quien hace algo para Dios, ver al novio o a buscar novio (a), murmurar, estimados hermanos eso no es pentecostés, eso es relajo, libertinaje, y allí Dios no envía nada. Dios envía un pentecostés cuando pagamos el precio, cuando dejamos nuestros hogares, nuestras familias, cuando dejamos el afán diario, cuando dejamos trabajos, cuando dejamos nuestro ego personal Dios envía realmente un pentecostés. Debemos poner esta carne en sacrificio (Romanos 12:1). Dejar a un lado el orgullo, el perjuicio, el que dirán y preocuparnos solamente de sentir el poder de Dios en nuestras vidas.

 

Cuando se pierde el primer amor, ese enamoramiento que teníamos al principio cuando llegamos al evangelio consideramos que todos los cultos son iguales, pero cuando entendemos que cada culto es importante y que más que el tiempo valga oro, vale salvación entendemos que no podemos perder el tiempo en la casa de Dios ni tampoco en nuestras vidas espirituales.

 

II.- PENTECOSTES ES PARA LIBRES

 

La mentalidad de los creyentes del Pentecostés era completamente diferente a la del día de hoy, ellos sabían que al llegar la promesa del Espíritu Santo, no podían quedarse de brazos cruzados, ni esperando que le animaran para poder alabar a Dios, sino que de manera espontánea debían glorificar a Jesucristo. Hoy no es así,

 

hoy quien coordina o predica debe hacer un doble o hasta un tercer esfuerzo para que la iglesia pueda alabar a Dios con libertad. El pulpito o altar se convierte un ring de boxeo donde quien dirige debe pelar con la congregación para que alguien alabe, aplauda, cante, pentecostés no es un lugar de pelea, pentecostés es un lugar de libertad. “…Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad...” (II Corintios 3:17). Los que estaban en pentecostés eran libres de opresión, y adoraron a Dios con completa libertad. Es eso lo que realmente produce impacto en la vida de los creyentes como los de afuera, pero el estar amargado, el estar apagado, el estar frio eso no es pentecostés, eso es frialdad y tibieza cosa que Dios abomina (Apocalipsis 3:16). Cada vez que llegamos a la iglesia debemos adorar a Dios con libertad, no debemos pensar que estamos en la iglesia católica donde todos se sientan esperando que va a decir el cura, o el salón de los testigos de Jehová que con una música tratan de armonizar el culto, debemos entender que a Dios se le alaba en Espíritu y en verdad (Juan 4:24).

 

III.- PENTECOSTES ES NUESTRA REALIDAD

 

Si somos apostólicos es porque realmente hemos tenido una experiencia con el Pentecostés, sino nos engañamos a nosotros mismos. Debe ser una realidad pentecostés cada vez que nos reunimos en la iglesia, usted se preguntara y bueno que es pentecostés, pentecostés es consagración, santidad, sacrificio, adoración, alabanza, hablar en otras lenguas, son sanidades, son dones del Espíritu, es crecimiento, libertad, motivación. Debemos activar pentecostés para que no hayan predicaciones letradas en libros o en videos de falsos predicadores, debemos activar pentecostés para que la iglesia crezca y no tengamos reportes pobres del evangelio, debemos activar pentecostés para que haya avivamiento y las almas vean que esta iglesia no es una secta o un grupo de iluminados sino la iglesia verdadera, debemos activar pentecostés para que nuestros jóvenes no se sientan atraídos por el mundo sino que sientan pasión por el ministerio. Debemos activar pentecostés para que el Señor Jesucristo venga pronto por su pueblo, porque Él no va a venir a buscar un pueblo frio ni muerto sino una iglesia viva, la misma iglesia que el dejo.

 

CONCLUSIÓN: Es tiempo que activemos pentecostés, es tiempo que le pongamos aceite al pentecostés, sino será siempre la fiesta tradicional que no deja ninguna marca. La Iglesia de Jesucristo deja marcas en las vidas de los pecadores.

 

 

 

 

 

 

 

 

DIOS CON NOSOTROS, EN NOSOTROS Y POR NOSOTROS.

APOSTOL JOSUE NAYIB

 

 

“He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros. Mateo 1:23; Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros. II Timoteo 1:14; ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? Romanos 8:31

 

INTRODUCCIÓN: Cuando Dios creo al hombre, lo creo para proyectar, perfectamente su imagen y semejanza (Génesis 1:26). Le dio capacidades intelectuales superiores a todo ser creado, y lo creo para su propia gloria: Todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice. (Isaías 43:7). Sin embargo el hombre por causa de pecado se alejó de Dios y rompió la comunicación, dice la escritura: Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios (Romanos 3:23). Pero Dios en su inmensa misericordia, no dejo que el pecado y satanás se salieran con la suya, sino que en su presciencia o conocimiento anticipado, había arreglado este gran problema, así dice la escritura: Ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros (I Pedro 1:20). Y aunque el hombre no busca a Dios sino que Dios mismo le sale al encuentro, Él está CON NOSOTROS, EN NOSOTROS Y POR NOSOTROS.

 

I.- DIOS CON NOSOTROS

 

He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros. Mateo 1:23. El Dios todopoderoso un día se manifestó en carne para poder redimir a la humanidad

 

perdida, dice la escritura: E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria. (I Timoteo 3:16). Ese Dios que solamente es Espíritu, un día se revelo a través de la carne humana para poder estar con los hombres, porque ese es el grande deseo de Él, habitar junto a los hijos de los hombres (Proverbios 8:31). Ese Dios con nosotros estuvo en el mundo y sintió el dolor, la soledad, la amargura, él nos entiende a nosotros, porque el vivió en el escenario de esta tierra para poder salvarnos de nuestros pecados, porque éramos una podrida llaga de la cabeza hasta la planta de los pies, no había nada bueno y sano en nosotros, él tuvo que estar con nosotros, para salvarnos por medio del nuevo nacimiento (Hechos 2:38). Y ahora podemos cantar este cantico, que somos nuevas criaturas (II Corintios 5:17). Ese Dios con nosotros esta cuando invocamos su nombre, escrito esta: Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. (Mateo 18:20). Aunque físicamente no está con nosotros sentimos su presencia, porque Él vive y es real en medio nuestro. El prometió que iba a estar con nosotros todos los días hasta el fin del mundo (Mateo 28:20).

 

II.- DIOS EN NOSOTROS

 

Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros. II Timoteo 1:14. Dios no solamente está con nosotros sino que en nosotros a través de su Espíritu Santo. Esa fue la promesa del Señor Jesucristo a los que habían creído en el: He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto. (Lucas 24:49). Como Dios está en nosotros nos hemos convertido en morada de Dios en el Espíritu (Efesios 2:22). Su santo Espíritu habita en nuestras vidas y nos gobierna desde adentro, como carne no lo podía hacer pero si como Espíritu gobierna nuestra alma, nuestro cuerpo y nuestro espíritu. La señal de que Dios está en nosotros es a través de las lenguas repartidas como de fuego (Hechos 2:4). Es esta señal la que le molesta al diablo y al infierno porque nadie puede entenderla sino solo Dios: Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios. (I Corintios 14:2). Dios está en nosotros y eso es señal de poder: Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros. (Efesios 3:20).

 

III.- DIOS POR NOSOTROS

 

¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? Romanos 8:31. Si Dios es con nosotros y en nosotros, podemos decir también que él es por nosotros. Tenemos a alguien que nos defiende, todo aquel que se mete con un hijo de Dios, se mete con Dios mismo, dice la biblia: Porque el que os toca, toca a la niña de su ojo. (Zacarías 2:8). Dios está por nosotros porque Él nos da la fuerza para vencer a nuestro enemigo y reprenderlo en el nombre de Jesús, así dice la escritura: Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán. (Marcos 16:17-18). Dios es por nosotros gracias a su nombre y porque Él nos defiende, escrito esta: Dios honra a los que le honran (I Samuel 2:30).

 

CONCLUSIÓN: Para que Dios este con, en, y por nosotros primero debemos de desearle y decirle que venga a nuestra vida. Y Él nos dará todas estas bendiciones y privilegios ¿será esto una realidad para nosotros?

 

 

“He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros. Mateo 1:23; Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros. II Timoteo 1:14; ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? Romanos 8:31

 

INTRODUCCIÓN: Cuando Dios creo al hombre, lo creo para proyectar, perfectamente su imagen y semejanza (Génesis 1:26). Le dio capacidades intelectuales superiores a todo ser creado, y lo creo para su propia gloria: Todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice. (Isaías 43:7). Sin embargo el hombre por causa de pecado se alejó de Dios y rompió la comunicación, dice la escritura: Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios (Romanos 3:23). Pero Dios en su inmensa misericordia, no dejo que el pecado y satanás se salieran con la suya, sino que en su presciencia o conocimiento anticipado, había arreglado este gran problema, así dice la escritura: Ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros (I Pedro 1:20). Y aunque el hombre no busca a Dios sino que Dios mismo le sale al encuentro, Él está CON NOSOTROS, EN NOSOTROS Y POR NOSOTROS.

 

I.- DIOS CON NOSOTROS

 

He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros. Mateo 1:23. El Dios todopoderoso un día se manifestó en carne para poder redimir a la humanidad

 

perdida, dice la escritura: E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria. (I Timoteo 3:16). Ese Dios que solamente es Espíritu, un día se revelo a través de la carne humana para poder estar con los hombres, porque ese es el grande deseo de Él, habitar junto a los hijos de los hombres (Proverbios 8:31). Ese Dios con nosotros estuvo en el mundo y sintió el dolor, la soledad, la amargura, él nos entiende a nosotros, porque el vivió en el escenario de esta tierra para poder salvarnos de nuestros pecados, porque éramos una podrida llaga de la cabeza hasta la planta de los pies, no había nada bueno y sano en nosotros, él tuvo que estar con nosotros, para salvarnos por medio del nuevo nacimiento (Hechos 2:38). Y ahora podemos cantar este cantico, que somos nuevas criaturas (II Corintios 5:17). Ese Dios con nosotros esta cuando invocamos su nombre, escrito esta: Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. (Mateo 18:20). Aunque físicamente no está con nosotros sentimos su presencia, porque Él vive y es real en medio nuestro. El prometió que iba a estar con nosotros todos los días hasta el fin del mundo (Mateo 28:20).

 

II.- DIOS EN NOSOTROS

 

Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros. II Timoteo 1:14. Dios no solamente está con nosotros sino que en nosotros a través de su Espíritu Santo. Esa fue la promesa del Señor Jesucristo a los que habían creído en el: He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto. (Lucas 24:49). Como Dios está en nosotros nos hemos convertido en morada de Dios en el Espíritu (Efesios 2:22). Su santo Espíritu habita en nuestras vidas y nos gobierna desde adentro, como carne no lo podía hacer pero si como Espíritu gobierna nuestra alma, nuestro cuerpo y nuestro espíritu. La señal de que Dios está en nosotros es a través de las lenguas repartidas como de fuego (Hechos 2:4). Es esta señal la que le molesta al diablo y al infierno porque nadie puede entenderla sino solo Dios: Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios. (I Corintios 14:2). Dios está en nosotros y eso es señal de poder: Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros. (Efesios 3:20).

 

III.- DIOS POR NOSOTROS

 

¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? Romanos 8:31. Si Dios es con nosotros y en nosotros, podemos decir también que él es por nosotros. Tenemos a alguien que nos defiende, todo aquel que se mete con un hijo de Dios, se mete con Dios mismo, dice la biblia: Porque el que os toca, toca a la niña de su ojo. (Zacarías 2:8). Dios está por nosotros porque Él nos da la fuerza para vencer a nuestro enemigo y reprenderlo en el nombre de Jesús, así dice la escritura: Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán. (Marcos 16:17-18). Dios es por nosotros gracias a su nombre y porque Él nos defiende, escrito esta: Dios honra a los que le honran (I Samuel 2:30).

 

CONCLUSIÓN: Para que Dios este con, en, y por nosotros primero debemos de desearle y decirle que venga a nuestra vida. Y Él nos dará todas estas bendiciones y privilegios ¿será esto una realidad para nosotros?

 

“EL CAMINAR DE ELIAS.”

APOSTOL JOSUE NAYIB

 

2 Reyes 2:11; 1 Tesalonicenses 4:16-17

 

INTRODUCCIÓN: Jesucristo prometió que regresaría por una iglesia pura y sin mancha, que le ama por sobre todas las cosas (2 Corintios 11:2) En este tiempo vemos que para algunos cristianos que aunque saben que

 

Cristo viene, consideran que es imposible alcanzar ese acontecimiento, ya que se consideran aún no preparados. Pero vemos a través de la Biblia casos como el de Enoc, Elías y Juan, que aún estando algunos de ellos en pacto antiguo y teniendo debilidades semejantes a las nuestras fueron llevados sin ver muerte (Santiago 5:18, Hebreos 11:5) para ello debemos comprender que es necesario pasar por diferentes etapas en nuestra vida que nos permitirán madurar y crecer espiritualmente a fin de estar preparados para la Venida del Señor, ya que estamos en el mejor pacto, el pacto en el cual podemos ser perfeccionados ya que la sangre del Cordero de Dios es la que nos da la posibilidad de alcanzar tan anhelado galardón.

 

A través de la Biblia encontramos que la vida del cristiano es un proceso (Proverbios 4:18), que conforme caminamos en el evangelio pasamos por diferentes circunstancias que Dios utiliza para cambiarnos (2 Corintios 3:18) En base a ello encontramos que el profeta Elías, antes de ser arrebatado, caminó por distintos lugares, en los cuales fue preparado; estos lugares son sombra o figura de aquellas etapas que son necesarias en nuestra vida para ser hallados irreprensibles (1Tesalonicenses 5:23) A continuación veremos el significado de cada uno de esos lugares:

 

I.- GALAAD (1 Reyes 17:1) Del Hebreo Gal`ed gal¬ade' que significa TESTIMONIO ACUMULADO

 

En este lugar dice la Biblia que moraba Elías, hasta que se manifestó como profeta. Este lugar representa nuestra forma de vida delante de Dios y de los hombres, para lo cual debemos de considerar ¿Qué concepto tiene Dios de lo que hago y de lo que soy?, ya que eso nos hará caminar con seguridad y así tener la solvencia espiritual y moral de quienes somos, por eso vemos como Dios habla respecto de Job, diciendo: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro varón como él sobre la tierra, varón recto, temeroso de Dios, apartado del mal (Job1:7); Dios mismo da testimonio de aquel que se ha esforzado por estar en integridad, esto significa que el testimonio que más nos debe importar es el que debemos tener para con Dios, porque el honra a los que le honran. Por ello el apóstol Pablo le aconseja a Timoteo y a los creyentes a que seamos: ejemplo en palabra, conversación y forma de vivir (1 Tim 4:12 Versión American Standard), también nuestro testimonio es importante con los que no conocen a Dios para que no seamos piedra de tropiezo, al mismo tiempo vemos como la iglesia descrita en el libro de los Hechos elige para el servicio a las mesas, a Esteban, Prócoro, Felipe, Nicanor, quienes eran varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y Sabiduría (Hechos 6:3-6). Otro de los ejemplos es Enoc, que halló testimonio de haber agradado a Dios, y por ello Dios se lo llevó. Cuando hablamos de testimonio nos referimos a los frutos que estamos dando (Gálatas 5:22) y por ellos nos damos a conocer (Mateo 7:16) ya que somos cartas abiertas del evangelio de Jesucristo delante de los hombres (2 Corintios 3:2).

 

II.- EL ARROYO DE QUERIT (1 Reyes 17:3) Del hebreo karath kaw- rath que significa SEPARACIÓN O CORTE EN CIRCULO

 

Dios quiere que seamos trabajados en un período llamado separación, y este muchas veces es doloroso, primeramente porque estábamos pegados al mundo, participando de los deleites de la carne, la pasión de los ojos y de la vanidad de la vida, que eran buenas a nuestros ojos, pero que sabemos ahora que son pecado (1 Juan 2:16. Dios inicia este proceso cuando le aceptamos como Salvador, trasladándonos del poder de las tinieblas, al reino de la luz (Hechos 26:18) Pero en nuestro transitar, Dios en lo individual de cada persona trata a nivel de separaciones, pueden ser a nivel de familia y de amigos, pueden llegar a optar por separarse de nosotros (Salmo 88:18), ya que no participamos en sus tradiciones y costumbres (2 Corintios 6:14), si anhelamos ser llevados vivos, debemos de definir en nuestro corazón apartarnos para Dios, (consagración). Otro ejemplo de ello es cuando le pide a Abraham lo que más ama, aquello que anheló durante mucho tiempo (Génesis 22:2), le pide una separación con el propósito de probar su fe. Dios nos pide muchas veces lo que más amamos, o en lo que existe deleite, y esto no necesariamente de las cosas malas, también de aquellas que no convienen y que no edifican (1 Corintios 10:23) ejemplo de ello es cuando le dicen a Abraham, que se vaya de su tierra y de su parentela a un lugar que le mostrarían (Génesis 12:1) y obedeció parte de la orden, Dios lo bendijo hasta que se

 

separó por completo de su familia, en este caso de Lot (Génesis 13:8). Otro ejemplo que podemos mencionar es a Jacob que tuvo que separarse de su familia y quedarse solo para ser tratado por Dios y así cambiarle su caminar de Jacob=Engañador a Israel=Príncipe de Dios (Génesis 32:34-38). Más adelante a Jacob le separan de su hijo José al que más amaba pero no con el propósito de destruirlo, sino para evitar que con sus actitudes destruyera a su familia. Vemos que esta separación le ayudó a José ya que fue tratado para ayudar a su descendencia en tiempo de necesidad, cuando hubo grande sequía en la tierra. A Elías, Dios le manda que se quedara solo en ese lugar, ya que le proveería sobrenaturalmente del alimento, Dios proveerá lo que necesitemos en el tiempo que tengamos que separarnos de algo que nos sea demandado, y así decir como el salmista: A quien tengo en los cielos sino a ti y fuera de ti nada deseo en la tierra (Salmo 72:25). Querit también se traduce Corte en Circulo esto nos habla de circuncisión, pero no la hecha por mano, sino la circuncisión de corazón (Romanos 2:28-29) para que sea quitada la inmundicia que pueda acumular (Mateo 15:18,19) esto se alcanza por el oír la palabra ya que es cortante como una espada de dos filos que discierne los pensamientos y las intenciones del corazón (Hebreos 4:12).

 

III.- SAREPTA (1 Reyes 17:9) del Hebreo Tsarphath tsaq -ref¬ath' nombre que significa REFINAMIENTO O LUGAR DE FUNDICION

 

Es otro lugar por donde caminó Elías, nos hace referencia a la prueba, con el fin de que seamos limpios, el fuego de la prueba quema las amarras que no hemos podido soltar, como figura de ello están los tres jóvenes hebreos, en donde al ser lanzados dentro del horno, ellos no se quemaron (Daniel 3:22). En este lugar vemos a Elías que por mandato de Dios llega con una mujer que le dieron órdenes que le sustentara, pero cuando llega a ese lugar se da cuenta que ni ella tiene para sí misma ni para su hijo, mucho menos para él, sin embargo era una etapa en la que Dios quería que caminara sobre las aguas, que actuara por fe, en circunstancias adversas, El Señor respaldó a Elías no permitiendo que se acabara el alimento (1 Reyes 17:14) Pero no se queda allí, de repente el hijo de la mujer muere repentinamente, Elías bien pudo atribuirle despropósitos a Dios, a tal punto de pensar que Dios lo estaba olvidando, pero Dios nuevamente le sale al encuentro de tal manera que lo resucita; la mujer reconoce que lo que le había dicho de parte de Dios es verdadero. El Señor permitirá que nuestra fe sea probada para que su nombre sea glorificado, ya que las personas no van a creer solamente por lo que le digamos, sino por la fe que tenemos en medio de las circunstancias; a Marta se le dijo: No te he dicho que si creyeres verás la gloria de Dios (Juan 11:40) creámosle a Dios, nunca permitirá que sean avergonzados aquellos que en el confían.

 

IV.- HOREB (1 Reyes 19:8) del Hebreo Choreb kho- rabe' nombre que significa SECO O ARIDO.

 

En este lugar vemos a Elías, que después de alcanzar la victoria sobre los profetas de Baal, de repente, está deprimido, huyendo de una mujer, miedoso y egoísta pidiendo morir, evidenciándose en él algo que no podía vencer y que estaba oculto, y era que en su hogar existió el matriarcado, en Horeb pasamos períodos de sequedad espiritual, frustración, derrota, pensando que estamos solos, pero creyendo, confiando que el Señor nos fortalecerá, sabemos que el prometió que estaría con nosotros todos los días (Mateo 28:20). El desierto es necesario para que verdaderamente se evidencie lo que hay en nuestro corazón como lo sucedido a Israel (Deuteronomio 8:5). También Moisés fue preparado en el desierto, llegando a ser el hombre más manso sobre la tierra y el libertador de Israel. Debemos entender que los desiertos son necesarios, sabiendo que en ellos también nos proveen; columna de fuego, nube, alimento, la roca de donde brota agua (Éxodo 13:32, Deuteronomio 8:15).

 

V.- BETHEL (2 Reyes 2:2) del Hebreo Beyth-'El bayth- ale' que significa CASA DE DIOS.

 

Es importante formar parte de la visión dada a la Iglesia de Cristo, ello implica que debemos de buscar el rostro de Dios juntamente con nuestros hermanos (Hebreos 10:25), vemos que la iglesia del principio perseveraba en la comunión, en el partimiento del pan, en la doctrina, en la oración (Hechos 2:42), ya que al estar unánimes y en un mismo sentir, lo que nos propongamos lo alcanzaremos, pero sabiendo que a través de ello Dios se muestra (Mateo 18:20), y que la sangre de Cristo nos limpia de todo pecado ya que al permanecer en comunión

 

nos mantiene en luz (1 Juan 1:7) nos edifica y hallamos consuelo (Filipenses 2:1-3), y también nos permite ser restaurados muy rápidamente, por ello la Biblia nos enseña que el que anda solo, su propio deseo busca (Proverbios 18:1), debemos crecer a la sombra de los ministros primarios, que han sido dejados, ya que ellos son los delegados para llevarnos a la unidad de la fe y a la estatura del varón perfecto por la dirección del Espíritu Santo (Efesios 4:11-13), Elías sabía que aunque tenía tratos individuales, siempre debía buscar la Casa de Dios y tener comunión con los hermanos, y así como David anhelaba constantemente estar en sus atrios, debemos nosotros anhelar estar en el lugar donde nos congregamos, y así aprovechar la manifestación de Dios.

 

VI.- JERICO (2 Reyes 2:4) del Hebreo Yriychow ye r¬ee¬kho' que significa FRAGANCIA.

 

Esto nos habla de sacrificio agradable a Dios, después de aquellos momentos de limpieza, en los que podemos levantar manos limpias y santas delante de Dios, cuando le adoramos, y dejamos que nuestro alabastro se rompa delante de él para bendecirlo (Mateo 26:7). Fue uno de los últimos lugares por donde pasó Elías antes de ser llevado, esto nos habla de un sacrificio constante delante de Dios, de morir a nosotros mismos (Romanos 12:1), el Apóstol Pablo declara que nosotros somos fragancia agradable a Dios (2 Corintios 2:16), cuando hablamos y vivimos con sinceridad de corazón la palabra de Dios, al mismo tiempo vemos que se ofrecía constantemente a tal punto que decía: yo ya estoy siendo derramado como ofrenda de libación, el tiempo de mi liberación ha llegado (2 Timoteo 4:6 ).

 

VII.- JORDAN (2 Reyes 2:6) del Hebreo Yarden yar -dane' que significa EL QUE DESCIENDE.

 

Al cruzar el Jordán Elías fue arrebatado, esto tiene una gran significado para nuestra vida, ya que el Jordán en figura representa el ingreso a la tierra prometida (Números 32:32;35:10), el encuentro entre dos campamentos (Génesis 32:10) es el lugar donde descendió el Espíritu Santo sobre Jesús (Mateo 3:13), es el lugar más bajo sobre el nivel del mar, eso significa que para poder ser llevados, necesitamos cruzar el Jordán, en otras palabras tenemos que menguar, como lo dijo Juan el Bautista, para que él crezca (Juan 3:30) (esto por el Espíritu Santo), también nos habla del humillarnos reconociendo que necesitamos, de estar en el mismo sentir que hubo en Cristo Jesús, que no se aferró el ser igual a Dios y se despojo, por ello fue exaltado a lo sumo (Filipenses 2:3-4).

 

CONCLUSIÓN: Dios nos quiere llevar con vida, pero nosotros lo vemos como algo muy lejano, dispongamos nuestro corazón para poder recibir la oportunidad que Dios nos esta dando, de presentarnos delante de él, teniendo la certeza que el que comenzó la buena obra, ciertamente la terminará (Filipenses 1:6).Desde el Cono Sur. Su hno. Josué Nayib. Marzo 2016.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL FIN VIENE SOBRE LOS CUATRO EXTREMOS DE LA TIERRA

APOSTOL JOSUE NAYIB

 

 

“Tú, hijo de hombre, así ha dicho Jehová el Señor a la tierra de Israel: El fin, el fin viene sobre los cuatro extremos de la tierra”. Ezequiel 7:2

 

INTRODUCCIÓN: El capítulo 7 del libro del profeta Ezequiel nos recuerda la advertencia divina, en la cual la palabra profética del Dios vivo, muy pronto habrá de cumplirse… “El fin viene sobre los cuatro extremos de la tierra”. Estamos en tiempos de angustia y desolación; son los tiempos más proféticos que jamás han existido sobre la creación, el fin viene pronto y es tan real como el aire que respiramos. El Señor Jesús dijo estas palabras: “Cuando ellos digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina…” (Mateo 24:43).

 

Los hombres de este siglo XXI están en total y absoluta rebelión, obstinación, altivez, arrogancia, engreimiento, prepotencia y desobediencia contra el Dios sabio y altísimo y contra su santa palabra (Romanos 7:12). Por lo tanto Dios actuará y no se quedará quieto: "La ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad" (Romanos 1:18).

 

Sin embargo aunque Dios esta airado con el pecado y la maldad de los hombres, él tiene un pueblo preparado, dice la escritura: “Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón.; Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios." (I Tesalonicenses 5:2-4). Debemos despertarnos del sueño, del letargo espiritual y abrir nuestros ojos: Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos. (Romanos 13:11).

 

En esta oportunidad queremos ver algunos puntos para entender el cumplimiento del fin, y también de nuestra esperanza en el Señor Jesucristo.

 

I.- ISRAEL EL RELOJ DEL CUMPLIMIENTO DEL FIN.

 

El Señor Jesús, habló referente al tiempo del fin, y puso como ejemplo al pueblo de Israel: De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas (Mateo 24:32-33).

 

-Israel es el punto más importante en el cumplimiento de la profecía, los israelitas nacieron nuevamente en el año 1948, cumpliendo de esta manera, lo que dice (Isaías 66:8).

 

-Millones de Judíos vuelven a su tierra cumpliendo lo que dice (Ezequiel 37:21-22). Nunca ningún pueblo que había estado disperso por casi dos milenios ha retornado a la patria de sus mayores desde los cuatro puntos cardinales. Sin embargo hemos visto esta el cumplimiento de esta profecía de (Isaías 43:5-6).

 

-Israel es el epicentro de malestar en la comunidad internacional y esto también es profecía (Zacarías 12:2). La liga Árabe y demás países antisemitas quieren destruir a Israel, pero escrito esta: Porque el que os toca, toca a la niña de su ojo (Zacarías 2:8). Todo aquel que quiera meterse con Israel se mete con Dios.

 

II.- SEÑALES DEL FIN DE LOS TIEMPOS.

 

El Señor Jesús hablo de varias señales sin embargo tocaremos solamente algunas por factor tiempo. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores. Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo (Mateo 24:6-13).

 

Falsos profetas: William Branham, William Soto Santiago, Charles Russel, Elena White, Jose Smith. Cadena Enlace Cash Luna, Guillermo Maldonado. Lamentablemente creyentes Unicistas ven o siguen a estos hombres de la cadena enlace. Y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas (II Pedro 2:3).

 

Guerras: Según la Enciclopedia Wikipedia, en el siglo XX aparte de las dos guerras mundiales, tuvieron lugar más de 42 guerras de importancia. También dice el Proyecto Ploughshares, que ahora mismo se están librando más de 50 conflictos armados en el mundo. EEUU Quiere realizar un ataque a Siria y esto es señal que estamos muy cerca de un nuevo enfrentamiento bélico a nivel mundial.

 

Enfermedades: Enfermedades tales como el SIDA, ebola, el virus Hanta, el dengue, el síndrome agudo respiratorio severo, el virus del Nilo, el virus aviar, etc, subrayan este hecho. Irónicamente hace sólo unas décadas, algunos científicos anticiparon que los avances en la medicina erradicarían muy pronto las enfermedades mortales.

 

Homosexualidad: “Asimismo como sucedió en los días de Lot... Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste” (Lucas 17:28, 30). Hoy la agenda de los homosexuales ha sido impuesta sobre la sociedad, cuando un grupo determinó que la homosexualidad es un problema genético. Todo esto es perversión.

 

III.- NUESTRA ESPERANZA EN ESTE TIEMPO FINAL .

 

Nuestra esperanza en este fin del mundo es irnos con el Señor Jesucristo, nos enseña la escritura que el mismo vendrá por segunda vez a buscarnos: Así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan. (Hebreos 9:28). Estamos cansados de este mundo perverso, dice la escritura: Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo (Filipenses 3:20). El Señor Jesucristo vendrá porque él lo prometió: Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. (Juan 14:3). Tenemos que estar atentos a la venida del esposo y tener aceite en nuestras lámparas (Mateo 25). Esa es nuestra esperanza bienaventurada (Tito 2:13). Cuando oigamos “Sube acá” (Apocalipsis 4:1). Y la Iglesia debe decir: Amen, sea así ven Señor Jesús (Apocalipsis 22:20). Quizás usted podrá decir, el Señor retarda, pero no es así el viene a buscarnos: Porque aún un poquito, Y el que ha de venir vendrá, y no tardará. (Hebreos 10:37). A la hora que menos pensamos el vendrá: Vosotros, pues, también, estad preparados, porque a la hora que no penséis, el Hijo del Hombre vendrá (Lucas 12:40). Un día de estos seremos arrebatados, así que tenemos que estar preparados: Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. (I Tesalonicenses 4:13-17).

 

CONCLUSIÓN: Estamos viviendo los últimos tiempos ¿Ha sido usted salvo? ¿Porque todavía juega a ser cristiano? ¿No será el tiempo que tomemos en serio el evangelio? El Señor viene, este o no este usted preparado, Dios no esperará a los que no tuvieron temor, Dios viene por una iglesia sin mancha y arruga. ¡Maranatha ven Señor Jesús! Su hno. desde el cono Sur Josue Nayib. MARZO 2016.

EL PODER DE LA PALABRA

Obispo Carlos Espiño

 

 

Mateo 8:5-13

 

INTRODUCCIÓN: En el evangelio según San Mateo capítulo 8, encontramos un interesante diálogo de Jesús con un centurión romano, quien se acerca a Jesús para compartir la necesidad de uno de sus criados. Este varón se dio el trabajo de ir personalmente donde Jesús (podría haber enviado a uno de sus criados), esto indica el valor que tenía para él esta persona. Lo importante de este encuentro, es que este centurión, reconoce en Jesús “Una autoridad divina”, y que era el Dios manifestado en carne. La gran mayoría del pueblo judío no reconoció a Jesús como el Mesías, aunque tenían las profecías escritas, las evidencias a la mano, sin embargo, le rechazaron, escrito esta: “11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron 12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; 13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios (Jn.1:11-13). Pero este hombre gentil, pudo discernir lo que Jesús era y representaba. Jesús queda admirado de la acción del centurión, no solo por el hecho da haber venido a ÉL, sino que por la fe y humildad que observó en su acción: “Respondió el centurión y dijo:

 

Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra, y mi criado sanará” vs.8, “Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe” vs.10

 

1.- EL PODER DE LA FE DEL CENTURIÓN: “Entrando Jesús en Capernaúm, vino a él un centurión, rogándole, y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico, gravemente atormentado” (vs. 5-6). Este hombre no velo por sí mismo sino que por su criado, rompiendo toda barrera social, el creyó en este principio bíblico, “Dios no hace acepción de personas...” (2°Cr.19:7). Y entendió que solamente en el Señor Jesucristo encontraría la respuesta de sanidad y restauración, y lo más glorioso es la restauración de Dios. Volveos a la fortaleza, oh prisioneros de esperanza; hoy también os anuncio que os restauraré el doble (Zac.9:12).

 

Este centurión no se siente digno, de que Jesús pose en su casa, y hace una declaración de fe que conmueve al Señor Jesús: “solamente di la palabra, y mi criado sanará”. Lo que Dios quiere de cada uno de nosotros, hoy en día, son declaraciones de fe, porque escrito esta: Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan (He.11:6).

 

Esta actitud humilde, nos indica que a mayor humildad, hay mayor fe, y así lo dice Pedro: “revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes” (1°Pe.5:5). Y la gracia que tienen los humildes es la fe. Este varón tenía la convicción absoluta del poder divino de Jesús, porque el tiene todo el poder: “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra” (Mt.28:18). La clave de todo esto, es que el centurión se dio cuenta quien realmente era Jesús ¿tú sabes realmente quien es Jesús? Aquí no valen lo que me digan mis amigos, o lo que me digan mis padres de Jesús, nosotros mismos tenemos que saber quién realmente es Jesús. Hoy hay muchos creyentes que carecen de una fe sólida porque viven solo de las experiencias de otros, o lo que los otros le han hablado de Dios, pero eso no tiene sentido. Para que Dios obre con poder tenemos que saber quién es Él, Él obrara en nuestras vidas

 

Jesús siempre va a obrar y construir donde encuentra una fe verdadera. Su fe hace que Jesús acceda a su petición: “Entonces Jesús dijo al centurión: Ve, y como creíste, te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella misma hora” (vs.13). Este hecho quedo plasmado, y quedo de ejemplo para cada de uno de nosotros.

 

2.- EL PODER DE LA PALABRA DE JESÚS: “Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré” (vs.7).

 

Frente a la necesidad, Jesús siempre va a estar dispuesto a acudir, sin mirar la condición social, cultural, ni la nacionalidad, porque Jesucristo observa la necesidad real de todo ser humano. Y él está dispuesto hacer todo, “Porque él no se cansa ni se fatiga con cansancio humano...” (Is.40:28). Él es ágil y está dispuesto: ¡Yo iré y le sanaré!

 

No solo estuvo dispuesto a ir, sino que a sanar al enfermo, rompiendo la barrera racial, cultural y religiosa, porque el amor de Dios, rompe todas estas barreras humanas. “El no hace acepción de personas...” (Dt.10:17).

 

Sin embargo Jesús quedo impactado y admirado por la fe de una persona gentil “Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe” (vs.10).

 

El poder de la palabra de Jesús es a un nivel sobrenatural, que trasciende el pensamiento de la lógica de los teóricos, científicos, teólogos, porque la palabra de Dios tiene poder. Aún sin conocer ni tocar a la persona atormentada, porque la fe del centurión aniquiló la distancia.

 

Jesús frente a esta necesidad utilizó las palabras necesarias, dio la orden, y el siervo del centurión sanó de inmediato.

 

3.- EL PODER RADICA EN SABER DE QUIEN VIENE: ¿Qué ha hecho que la fe se haya debilitado en este tiempo? Jesús señala: “Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra? (Lc.18:8)

 

Al centurión le dice “Ve, y como creíste, te sea hecho” se fue tranquilo y confiado, porque sabía de quien venían esas palabras y ese poder sanador.

 

Necesitamos en este tiempo redescubrir el poder de la palabra. No olvidemos que Jesús dijo que cosas mayores que las que ÉL hizo haríamos nosotros.

 

Jesucristo nos transfirió ese poder: “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra, Por tanto, id” (Mt.28:18-19); “pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo” (Hchs.1:8).

 

Pedro entendió de dónde provenía ese poder, el resto de los discípulos también y la iglesia primitiva encarnó ese poder y llenaron el mundo conocido con el poder de la palabra

 

¿Qué ha pasado hoy? Pareciera que nuestro mayor énfasis está más en las estructuras que en predicar la palabra, se impacta más por medio de nuestros templos que por el poder de la palabra y el testimonio “Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda” (Hchs 3:6). El poder de la iglesia primitiva radicaba en que:

 

6.1) Era una iglesia que creyó en las palabras de Jesús.

 

6.2) Era una iglesia que oraba intensamente, lo cual trajo un tremendo avivamiento.

 

6.3) Era una iglesia que amaba a Dios y al prójimo supliendo sus necesidades.

 

6.4) Era una iglesia que renunció a las posesiones terrenales.

 

6.5) Era una iglesia que encarnó la gran comisión y testificaba aún en medio de la sangrienta persecución.

 

CONCLUSIÓN: Cada uno de nosotros debe sacarla. Envió su palabra, y los sanó, Y los libró de su ruina. Salmos 107:20. Que contradicción! Muchos están dispuestos a servir al Señor, pero hay altares en nuestros hogares que deben ser derribados. Obispo Carlos Espiño. República Argentina. Buenos Aires. MARZO 2016.

 

LOS REYES TAMBIEN ENFERMAN”

APOSTOL JOSUE NAYIB

 

 

Y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre, y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén. Apocalipsis 1:5-6

 

INTRODUCCIÓN: La escritura nos señala, que Dios nos ha constituido a través de su sacrificio en la cruz del calvario en reyes y sacerdotes, por lo tanto debemos entender que no somos cualquier tipo de personas sino una estirpe real, así lo dice la escritura: Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable (I Pedro 2:9). Pero aunque por la fe, hemos sido constituidos reyes, no podemos negar que podemos perder nuestra corona, dice la escritura: He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona (Apocalipsis 3:11). Por diferentes motivos podemos perder la corona, puede ser por pecados, debilidades o enfermedades, y en este momento queremos centrarnos precisamente en las enfermedades de los reyes. La biblia nos muestra las características y actitudes de reyes, y estas quedaron escritas para nuestra enseñanza: Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos. (I Corintios 10:11). Grandes reyes decayeron y lo perdieron absolutamente todo, y nosotros como reyes debemos cuidarnos de no tener los problemas y enfermedades que ellos tuvieron, y cuando hablo de enfermedades me refiero al plano espiritual.

 

Enfermedad viene del hebreo H4245 מַחֲלֶה Makjalé enfermedad, dolencia, debilidad. Vamos a analizar detalladamente las enfermedades de los reyes y sus causas y como murieron algunos porque eso es parte de lo que puede estar sucediendo o puede suceder en nuestras vidas sin que nos demos cuenta.

 

I.- LA ENFERMEDAD DEL REY ASA – LOS PIES .

 

Los demás hechos de Asa, y todo su poderío, y todo lo que hizo, y las ciudades que edificó, ¿no está todo escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Judá? Más en los días de su vejez enfermó de los pies. (1 Reyes 15:23).

 

Asa significa médico sanador. Y reinó cuarenta y un años en Jerusalén; el nombre de su madre fue Maaca, hija de Absalón. (I Reyes 15:10). Maaca viene del hebreo H4601 מַעֲכָה Maaká; depresión. Si usted lee la vida de Asa

 

menciona que agrado al Señor, con todo lo que hizo pero en su vejez enfermo de los pies. Los pies definitivamente nos hablan de dos cosas:

 

1ro. Nuestro caminar, (Juan 13:10). Se puede enfermar nuestro caminar, ya no caminamos agradando al Señor. Aquella persona que permite que la vejez espiritual llegue a su vida va experimentar enfermedades típicas de la vejez como la perdida de la visión, el cansancio, entre otros. Muchos creen que ya tienen suficiente tiempo en el Señor y que son maduros pero posiblemente no es que sean maduros sino viejos. Ya no tiene el mismo amor del primer amor, ya no sirven como al principio, ya no ven las cosas como al principio, Se cansan fácilmente (ya sea de buscar o de servir al Señor) Y su caminar ya no está bien. Una persona que no tiene los pies buenos no puede avanzar, o avanza pero muy lentamente.

 

2do. El evangelismo, (Efesios 6:15). Los pies también nos hablan de practicar el evangelismo, muchos reyes están enfermos de los pies porque no evangelizan, no tienen amor, por las almas, son malos padres espirituales.

 

En el año treinta y nueve de su reinado, Asa enfermó gravemente de los pies, y en su enfermedad no buscó a Jehová, sino a los médicos. Y durmió Asa con sus padres, y murió en el año cuarenta y uno de su reinado. II Crónicas 16:12. Asa significa médico, quiere decir que hay personas que buscan la ayuda con personas que están o son igual que ellas. Con nuestro caminar tenemos que tener cuidado y ¿Cómo cuidarlo? Estar con la mirada siempre en el Señor. Salmo 25:15 Mis ojos están siempre hacia Jehová, Porque él sacará mis pies de la red. Que la palabra del Señor este siempre en el corazón. Salmo 37:31 La Ley de su Dios está en su corazón; por tanto, sus pies no resbalarán. Salmo 119:101 De todo mal camino contuve mis pies para guardar tu palabra.

 

II.- LA ENFERMEDAD DEL REY JORAM – LOS INSTESTINOS.

 

Fue elevado, pues, Joram al reino de su padre; y luego que se hizo fuerte, mató a espada a todos sus hermanos, y también a algunos de los príncipes de Israel. (II Crónicas 21:4). Aquí nos está hablando del rey Joram. Joram viene del hebreo 3088 criado de Jehová, Quiere decir que le servía a Dios, ¿De qué manera le servía? Aquí vemos algunas características: 1. Se Hizo fuerte / 2. Mato a sus hermanos / 3. Mato algunos de los príncipes de Israel. Debido a este gran pecado de orgullo, soberbia y homicidio, además de seguir con la adoración a Baal, Dios actuó inmediatamente a través de una carta del Profeta Elías: II Crónicas 21:15 “Y a ti te enviará una enfermedad en las entrañas, tan grave que día tras día empeorará, hasta que se te salgan los intestinos.” ¿Por qué Dios le envío una enfermedad a los intestinos y no a otra parte del cuerpo? Los intestinos son los encargados de absorber lo bueno y desechar lo malo. La enfermedad de los intestinos es falta de discernimiento, es entender al contrario la predicación de la palabra. Por eso al templo del Espíritu Santo no se le debe introducir cosas malas, debe de haber filtro. Dios quiere que el cuerpo espiritual este sano. La palabra intestino también quiere decir “vientre” según la raíz hebrea מֵעֶה mehá, por lo tanto es el Espíritu Santo el filtro que está en el vientre y que sirve para purificar el cuerpo. Hay reyes que están enfermos de los intestinos porque no procesan la palabra, no retienen la santidad, no tienen el filtro del Espíritu Santo. Para que haya sanidad hay que hacer lo contrario que hizo el rey Joram, en vez de hacerse fuerte humanamente, humillarse delante de Dios, restaurar a los caídos, quitar los dioses falsos y glorificar a Dios.

 

III.- LA ENFERMEDAD DEL REY BEN-HADAD – INMOVILIDAD CORPORAL.

 

Luego Eliseo se fue a Damasco. Ben Adad, rey de Siria, estaba enfermo, y cuando le avisaron que el hombre de Dios había llegado. (II Reyes 8:7). El día siguiente, tomó un paño y lo metió en agua, y lo puso sobre el rostro de Ben‐adad, y murió; y reinó Hazael en su lugar. (II Reyes 8:15). Ben-Hadad, significa: Hijo de Hadad, (dios falso). La biblia no dice precisamente la enfermedad de este rey, sin embargo me parece muy ilógico que alguien muera solamente por un paño en la cara. Este rey no tenía movilidad, porque hasta un anciano tiene la capacidad de quitarse un paño de la cara, ósea este rey no podía moverse para ningún lado, no podía mover el brazo y la mano para sacarse ese paño. Hazael solamente con ese paño mato al rey Ben-Hadad. Hay reyes que están inmóviles espiritualmente, están secos como el hombre de la mano seca (Lucas 6:6). No pueden mover sus manos para glorificar a Dios, no pueden arrodillarse para orar, no pueden pedir ayuda, no pueden hacer nada porque están inmóviles, los reyes no pueden estar inmóviles, tienen que rendirse delante de Jesucristo. Y

 

cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación. (Apocalipsis 5:9).

 

IV.- LA ENFERMEDAD DEL REY UZIAS – LEPRA.

 

Así el rey Uzías fue leproso hasta el día de su muerte, y habitó leproso en una casa apartada, por lo cual fue excluido de la casa de Jehová; y Jotam su hijo tuvo cargo de la casa real, gobernando al pueblo de la tierra. (II Crónicas 26:21). El comienzo del rey Uzías fue muy bueno sin embargo se enalteció y comenzó a usurpar funciones que no le correspondían, y Dios lo castigo severamente con lepra. La lepra es una enfermedad que pone la piel insensible y espiritualmente hablando ataca a los reyes orgullosos e insensibles a la presencia de Dios. Dice la escritura: Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo. (I Pedro 5:6). Dios está en contra de los soberbios y orgullosos pero si está cerca de los humildes: pero miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra. (Isaías 66:2). Los reyes orgullosos están enfermos espiritualmente, la manera de ser sanado es a través de la humillación, el rey David dijo: Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios. (Salmo 51:17).

 

V.- LA ENFERMEDAD DEL REY EZEQUIAS – DE MUERTE.

 

En aquellos días Ezequías cayó enfermo de muerte. Y vino a él el profeta Isaías, hijo de Amos, y le dijo: Así dice el SEÑOR: "Pon tu casa en orden, porque morirás y no vivirás. II Reyes 20:1. Ezequías fue grandemente usado por Dios, sin embargo “se le subieron los humos a la cabeza” pensó que los éxitos eran propios y dejo de lado al Dios de Israel. Nosotros no podemos pensar que las victorias, las hemos tenido en base a nuestras propias fuerzas sino gracias al Dios de Israel. Cuando pensamos que es nuestra capacidad y nos ponemos autosuficientes Dios acorta los días de vida. Hay reyes que se creen autosuficientes y creen que saben todo, están muy equivocados, el único que lo sabe todo es Dios. Dios tiene que humillar nuestro orgullo, y nuestra suficiencia y mostrarnos lo bajo que somos.

 

Ezequías recordaba solo sus buenas obras, señalaba su integridad y fidelidad y aparente perfección y Dios le sano (II Reyes 20:5). "Pero... Dios lo dejó, para probarle y conocer todo lo que estaba en su corazón" (II Crónicas 32:31). No era Dios quien necesitaba saberlo, sino el propio Ezequías, y también nosotros ("Laodicea") necesitamos saber que nuestro gran pecado es uno del que "no sabes" (Apocalipsis 3:17). En los 15 años que Ezequías vivió de más, deshizo todo el bien que realizara en los 29 precedentes, engendró a Manasés, y preparó el trono para la ruina nacional que finalmente sobrevino. Debemos ser conscientes de cumplir la voluntad de Dios y dejar de lados nuestros pensamientos y sentimientos humanos.

 

CONCLUSIÓN: Debemos cuidar nuestra corona y estos ejemplos bíblicos atesorarlos en nuestros corazones para que no cometamos los mismos errores de estos reyes que aunque lo tenían todo, tenían grandes fallas espirituales, que Dios nos ayude. Desde el cono sur su hno. Josué Nayib.

 

 

 

 

 

 

® Ministerio Iglesia Apostólica Internacional - Registro Publico 974

Templo central: Calle el resbalón nº1687 - Cerro Navia - Santiago

Días de Reuniones: Martes: 19:30 hrs. - Jueves: 19:30 hrs.

Domingos: Escuela biblica-10.00 am / Reunión de Jovenes-15:00 hrs.

Reunión General: 18:00 hrs.

Derechos Reservados © MIAI 2014

Submitting Form...

The server encountered an error.

Form received.

¿Quieres que oremos por ti o por algún hermano?

Escríbenos