"EL MINISTERIO DEL EVANGELISTA"

pastor diego zenteno

Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo. Efesios 4:11-13.

 

INTRODUCCION: Según esta escritura, el Señor Jesucristo como administrador principal del reino de Dios, designo un cuerpo especial de colaboradores a quienes dotaría de dones y talentos extraordinarios, con la finalidad de que pudieran ejercer el oficio del ministerio cristiano.

 

Jesucristo mismo, actuando como el único soberano y sabio Dios verdadero, y en uso de sus atributos divinos, decidió clasificar el ministerio en 5 categorías: Apóstol, Profeta, Evangelista, Pastor, Maestro. En esta oportunidad quisiéramos detenernos y estudiar el Ministerio del Evangelista.

 

Etimológicamente un Evangelista es aquel que lleva la “buena nueva”, sin embargo un Evangelista es mucho más que eso. Aunque en las escrituras no aparece muchas veces la palabra “Evangelista” puesto que solamente se menciona 3 veces, tenemos claros ejemplos de cómo Dios a través de la historia uso a muchos hombres a través de este glorioso Ministerio.

 

I.- EL PROFETA ISAIAS FIGURA DEL EVANGELISTA CONTEMPORANEO

 

El Profeta Isaías es considerado por los historiadores y grandes estudiosos de la biblia como el 5 evangelista dando alusión a los otros 4 evangelistas que aparecen en el nuevo testamento. Isaías hablo inspirado por el Espíritu Santo acerca del Mesías y declaró su poder, reinado, y gobierno sobre toda la tierra. En este Profeta nosotros vemos caracterizado el carácter y el fervor del Evangelista, por ejemplo cuando comienza a profetizar y a declarar la palabra dice: Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios. (Isaías 40:3). Estamos conscientes que el Evangelista es aquel que lleva la buena nueva, Isaías al hablar estas palabras estaba evangelizando y dando a conocer al precursor del Dios manifestado en carne que fue Juan el Bautista pero además hablo de la potencia del Mesías: Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. (Isaías 9:6).

 

El verdadero evangelista al igual que el profeta Isaías, siempre va a engrandecer el Nombre del Señor Jesucristo. Hoy en día nosotros podemos ver como muchos se han autoproclamado evangelistas y se reconocen a ellos mismos, pero a Dios lo dejan de lado. Todos aquellos evangelistas que se autoproclamen son evangelistas falsos, porque siempre el evangelista exalta a Jesucristo. Ese es el primer precedente con el cual nosotros podemos reconocer el ministerio del evangelista.

 

II.- AUTORIDAD DEL EVANGELISTA

 

El evangelista tiene la autoridad del Espíritu Santo para predicar con denuedo y fluidez la palabra de Dios. Ahora bien hay muchos predicadores que se autoproclaman “evangelistas” pero no tienen ni el don ni el ministerio. El evangelista aunque es uno de los 5 ministerios también necesita la asesoría de un Pastor o de un líder espiritual. Nunca el evangelista se forma solo, siempre tuvo un mentor, tenemos el ejemplo de un Timoteo que creció a los pies del gran Apóstol Pablo, por eso le dice: Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio. (2 Timoteo 4:5).

 

III.- CARACTERISTICAS Y REQUISITOS DE UN EVANGELISTA

 

1.- El Evangelista debe ser un Siervo, el que tenga un ministerio no quiere decir que no deje de servir, muy por el contrario, mientras haya mayor unción, debe haber mayor servicio, acordémonos de Felipe,

 

antes de ser Evangelista fue un perfecto Diacono sirviendo en la mesas y en cualquier necesidad de los Apóstoles. (Hechos 6:5).

 

2.- El Evangelista debe comunicar en forma efectiva la palabra de Dios. El evangelista tiene la cualidad por el Espíritu Santo de hablar más verdades en menos tiempo, no así el Maestro que toca temas más a fondo. Tenemos el claro ejemplo de Felipe que en poco tiempo le explico la palabra al Eunuco y este se arrepintió. (Hechos 8:29-38).

 

3.- El Mensaje que debe tener un evangelista es Espiritu-Centrico, porque para generar un avivamiento genuino independientemente del tema que pueda hablar debe procurar el derramamiento del Espíritu Santo. Acordémonos del avivamiento que hubo en Samaria. (Hechos 8:13).

 

4.- El evangelista debe cuidar su testimonio, porque al ir a lugares siempre la intención del diablo va ser destruirlo. Para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones. (2 Corintios 2:11). Existen evangelistas que han sido barridos por Satanás por cometer pecados de fornicación, y de adulterio, entonces no podemos darle ventaja a Satanás, que el Señor lo reprenda.

 

5.- El evangelista siempre debe exaltar al Señor Jesucristo y nunca su persona, no porque el Señor derrame mas Espíritu Santo quiere decir que tenga más poder o unción, el que hace todas las cosas es Dios, por lo tanto debe tener un carácter humilde. Porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes. Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo. (1 Pedro 5:5-6).

 

6.- El evangelista debe tener siempre un alma inquieta en hacer la obra en algún lugar. Es Imposible que el evangelista sea un pasivo. El evangelista tiene la capacidad de oír el gemido de las almas que se pierden, siempre está buscando algo que hacer. Y dije: No me acordaré más de él, ni hablaré más en su nombre; no obstante, había en mi corazón como un fuego ardiente metido en mis huesos; traté de sufrirlo, y no pude. (Jeremías 20:9).

 

7.- El mensaje del evangelista no debe ser de echar cuentos o chistes a la congregación muy por el contrario debe ser plenamente bíblico. Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren. (1 Timoteo 4:16).

 

8.- El evangelista debe tener una planificación espiritual de ayuno y oración rogando al Señor el quebrantamiento de las almas al escuchar la exposición de la palabra y para adquirir la unción necesaria. Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? (Lucas 14:28).

 

9.- El Evangelista debe tener la aprobación del Cuerpo de Ministros y de la asamblea, no puede ser un flojo que no asiste a la Iglesia y que anda desordenadamente. No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio. (1 Timoteo 4:13).

 

IV.- UN DON DISTINTIVO DENTRO DE LA IGLESIA

 

Notaremos, que si bien los Apóstoles eran evangelistas, no todos los evangelistas eran Apóstoles. El don de evangelista era un don distintivo dentro de la Iglesia cristiana; y si bien todos los cristianos indudablemente cumplían esta sagrada tarea, de la gran comisión, algunos que fueron preeminentemente llamados y capacitados por el Espíritu Santo para dicha tarea.

 

Ser misionero no significa ser evangelista, a la verdad el evangelista tiene la misión de hablar del evangelio pero como bien hemos dicho es un don o ministerio que lo clasifica y lo distingue dentro de

 

la Iglesia, mientras que un Misionero tiene una orientación clave o una misión como bien su palabra lo dice, especifica para hacer en algún lugar. Tenemos el claro ejemplo del Apóstol Pablo que siendo “Apóstol” era misionero y llevaba planes y doctrina y fundamento apostólico especifico a diferentes iglesias, un diacono puede ser misionero, un evangelista puede ser misionero y todo hombre que lleve una misión en particular hacia algún lugar es misionero, cabe señalar que siempre este término fue ocupado en relación a los siervos de Dios.

 

V.- FUNCIONES CLAVES DEL EVANGELISTA SEGÚN EL PANORAMA BIBLICO

 

1. Anunciar el evangelio, Hechos 13:32.

 

2. Enseñar, 1 Timoteo 4:13.

 

3. Hablar con denuedo, Hechos 9:29; 13:46.

 

4. Exhortar, Hechos 2:40; 11:23; 1 Timoteo 4:13.

 

5. Amonestar, Colosenses 1:28; 1 Tesalonicenses 5:14.

 

6. Rogar, 2 Corintios 5:20; Efes. 4:1.

 

7. Disputar, Hechos 9:29.

 

8. Contender, Judas 3

 

9. Discutir, Hechos 17:2, 17; 18:19

 

10. Responder, 1 Corintios 9:3; Filipenses 1:16

 

11. Redargüir, 2 Timoteo 4:2; Mateo 18:15

 

12. Convencer, Tito 1:9.

 

13. Tapar bocas, Tito 1:13.

 

14. Mandar, 1 Timoteo 1:3.

 

15. Desechar, 2 Timoteo 2:23; Tito 3:10.

 

16. Anunciar todo el consejo de Dios, Hechos 20:20, 27.

 

CONCLUSION

 

A través de este estudio hemos aprendido la gran importancia que tiene el Ministerio del Evangelista. También aclarando conceptos y dándole el verdadero realce que tiene este precioso ministerio. Sabemos que el propósito de Satanás es pisotear los ministerios que Dios ha entregado a su pueblo, pero gracias a Dios, que el mismo Señor nos revela su palabra para contrarrestar todo concepto y argumento que se levanta en contra de la doctrina apostólica. Pastor Diego Zenteno. Mayo 2016.

 

MINISTERIO IGLESIA APOSTOLICA INTERNACIONAL.

 

 

 

"ISRAEL EN LA PROFECIA."

HERMANO DEL CONO SUR

 

 

Apreciados hermanos en Cristo Jesús no podemos olvidarnos del 14 de Mayo 1948.Esta fecha es el día de la creación del estado de Israel.

 

Pocos estudios bíblicos son tan emocionantes como el examen del pueblo Israel en la profecía, los judíos son uno de los puntos óptico clave de la profecía bíblica.

 

Tenemos el privilegio de vivir en una época en que Dios está cumpliendo muchas promesas a su pueblo Israel. Lo qué es un testimonio del hecho de que Dios está vivo, Dios está en su trono y en control, y Dios es fiel a sus promesas.

 

Jeremías 31:35-37”Así ha dicho Jehová, que da el sol para luz del día, las leyes de la luna y de las estrellas para luz de la noche, que parte el mar, y braman sus ondas; Jehová de los ejércitos es su nombre: Si faltaren estas leyes delante de mí, dice Jehová, también la descendencia de Israel faltará para no ser nación delante de mí eternamente. Así ha dicho Jehová: Si los cielos arriba se pueden medir, y explorarse abajo los fundamentos de la tierra, también yo desecharé toda la descendencia de Israel por todo lo que hicieron, dice Jehová”.

 

El Dios que llevó de regreso a su pueblo a su tierra ancestral desde los cuatro confines de la tierra tiene un plan moderno para él. Uno que fue revelado por medio de sus profetas hace muchos siglos.

 

Dios bendice a Israel por medio de sus enemigos.

 

Mas no quiso Jehová tu Dios oír a Balaám; y Jehová tu Dios te convirtió la maldición en bendición, porque Jehová tu Dios te amaba. Deuteronomio 23:5

 

Para una mejor comprensión del tema, quisiera introducirlo con un ejemplo bíblico: Bajo el imperio del rey Asuero, Amán, uno de los príncipes más importantes y gozaba del favor del rey. En el libro de Ester, este Aman llamado reiteradamente “enemigo de los judíos”. ¿Cuándo comenzó su enemistad contra el pueblo judío? Encontramos la respuesta en Ester 3:1-6: “Después de estas cosas el rey Asuero engrandeció a Amán hijo de Hamedata agagueo, y lo honró, y puso su silla sobre todos los príncipes que estaban con él. Y todos los siervos del rey que estaban a la puerta del rey se arrodillaban y se inclinaban ante Amán, porque así lo había mandado el rey; pero Mardoqueo ni se arrodillaba ni se humillaba. Y los siervos del rey que estaban a la puerta preguntaron a Mardoqueo: ¿Por qué traspasas el mandamiento del rey? Aconteció que hablándole cada día de esta manera, y no escuchándolos él, lo denunciaron a Amán, para ver si Mardoqueo se mantendría firme en su dicho; porque ya él les había declarado que era judío. Y vio Amán que Mardoqueo ni se arrodillaba ni se humillaba delante de él; y se llenó de ira. Pero tuvo en poco poner mano en Mardoqueo solamente, pues ya le habían declarado cuál era el pueblo de Mardoqueo; y procuró Amán destruir a todos los judíos que había en el reino de Asuero, al pueblo de Mardoqueo.”

 

Pero en primer lugar quería matar a Mardoqueo. Tomo consejo de su mujer y sus amigos en este asunto y preparó una horca para hacer colgar en ella a su enemigo: “Y le dijo Zeres su mujer y todos sus amigos: Hagan una horca de cincuenta codos de altura, y mañana dí al rey que cuelguen a Mardoqueo en ella; y entra alegre con el rey al banquete. Y agradó esto a los ojos de Amán, e hizo preparar la horca.” (Ester 5:14). Aman estaba muy seguro que el rey iba a corresponder inmediatamente a su ruego de ahorcar al judío Mardoqueo.

 

Pero ¿Qué, pues, hizo el Señor, cuyo nombre no se menciona ni una sola vez en el libro de Ester? Bendijo al judío Mardoqueo a través de su enemigo acérrimo, Aman, y esto de la siguiente manera: Aquella misma noche se le fue el sueño al rey, y dijo que le trajesen el libro de las memorias y crónicas, y que las leyeran en su presencia. Entonces hallaron escrito que Mardoqueo había denunciado el complot de Bigtán y de Teres, dos eunucos del rey, de la guardia de la puerta, que habían procurado poner mano en el rey Asuero. Y dijo el rey: ¿Qué honra o qué distinción se hizo a Mardoqueo por esto? Y respondieron los servidores del rey, sus oficiales: Nada se ha hecho con él. Entonces dijo el rey: ¿Quién está en el patio? Y Amán había venido al patio exterior de la casa real, para hablarle al rey para que hiciese colgar a Mardoqueo en la horca que él le tenía preparada. Y los servidores del rey le respondieron: He aquí Amán está en el patio. Y el rey dijo: Que entre. Entró, pues, Amán, y el rey le dijo: ¿Qué se hará al hombre cuya honra desea el rey? Y dijo Amán en su corazón: ¿A quién deseará el rey honrar más que a mí? Y respondió Amán al rey: Para el varón cuya honra desea el rey, traigan el vestido real de que el rey se viste, y el caballo en que el rey cabalga, y la corona real que está puesta en su cabeza; y den el vestido y el caballo en mano de alguno de los príncipes más nobles del rey, y vistan a aquel varón cuya honra desea el rey, y llévenlo en el caballo por la plaza de la ciudad, y pregonen delante de él: Así se hará al varón cuya

 

honra desea el rey. Entonces el rey dijo a Amán: Date prisa, toma el vestido y el caballo, como tú has dicho, y hazlo así con el judío Mardoqueo, que se sienta a la puerta real; no omitas nada de todo lo que has dicho. Y Amán tomó el vestido y el caballo, y vistió a Mardoqueo, y lo condujo a caballo por la plaza de la ciudad, e hizo pregonar delante de él: Así se hará al varón cuya honra desea el rey. (Ester 6:1-11).

 

¡Aquí vemos claramente como Dios puede cambiar todo y hasta transformarlo en lo contrario! La bendición, la honra y la gloria que Aman se había atribuido a sí mismo, le fueron quitados y dados a su mejor enemigo, al judío Mardoqueo. Con esto, Amán bendijo contra su voluntad a Mardoqueo. ¡Así lo hace Dios también con nuestros enemigos!

 

LA SOLUCION FINAL DE LA CUESTION JUDIA, MILENIOS ATRÁS.

 

Como hemos mencionado al principio, también durante el gobierno persa, Israel estaba bajo la amenaza mortal. El enemigo de los judíos Aman, un favorito del rey Asuero, ya en aquel entonces quería realizar la “solución final”. Dicho con toda claridad: planeaba la aniquilación del pueblo judío por completo. En Ester 3:8-9 leemos como quería hacerlo: Y dijo Amán al rey Asuero: Hay un pueblo esparcido y distribuido entre los pueblos en todas las provincias de tu reino, y sus leyes son diferentes de las de todo pueblo, y no guardan las leyes del rey, y al rey nada le beneficia el dejarlos vivir. Si place al rey, decrete que sean destruidos.

 

Asuero acogió favorablemente este plan, ya que con su inmenso reino, que abrazaba 127 países, no sabía apenas quienes y que eran los judíos y cual fuera su delito. Confió ciegamente en el enemigo de los judíos, Amán. Con esto, la amenaza mortal para todo Israel comenzó a tomar forma.

 

Pero Dios comenzó a salvar y a bendecir a Israel a través de Amán, este enemigo de los judíos, y por medio de una débil mujer judía, la reina Ester. Por boca del poderoso Asuero, el Señor preguntó, figuradamente hablando, a Israel personificado por Ester, que bien le podía hacer: “Fue, pues, el rey con Amán al banquete de la reina Ester. Y en el segundo día, mientras bebían vino, dijo el rey a Ester: ¿Cuál es tu petición, reina Ester, y te será concedida? ¿Cuál es tu demanda? Aunque sea la mitad del reino, te será otorgada.” (Ester 7:1-2).

 

¡Así es nuestro Dios! El, nuestro Asuero celestial, también te pregunta a ti, en presencia de todos tus enemigos: ¿Cuál es tu petición, y te será concedida? Ya David reconoció esto, pues canto: Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa de Jehová moraré por largos días. (Salmos 23:5-6). Volvamos a Amán: Al comienzo, nos hemos preguntado cómo había llegado a odiar a los judíos. Encontramos la respuesta en Ester 3:1-6: El judío Mardoqueo se negó resueltamente a inclinarse ante Amán, por lo que este quiso hacer matar primero al mismo Mardoqueo y luego también a todos los otros judíos en todo el reino de Asuero. ¡Pero Dios cambio todo para bien!

 

Cuando la valerosa reina Ester se puso en la brecha intercediendo ante Asuero a favor de su pueblo, acontecieron tres cosas:

 

1. “En el mes duodécimo, que es el mes de Adar, a los trece días del mismo mes, cuando debía ser ejecutado el mandamiento del rey y su decreto, el mismo día en que los enemigos de los judíos esperaban enseñorearse de ellos, sucedió lo contrario; porque los judíos se enseñorearon de los que los aborrecían”. (Ester 9:1). Veremos más adelante como sucedió esto.

 

2. Cuando Amán había levantado una horca en su jardín para hacer colgar en ella a Mardoqueo con el consentimiento del rey, sucedió lo siguiente: Amán fue desenmascarado por Ester delante de Asuero. En Ester 7:5-10 leemos al respecto: Respondió el rey Asuero, y dijo a la reina Ester: ¿Quién es, y dónde está, el que ha ensoberbecido su corazón para hacer esto? Ester dijo: El enemigo y adversario es este malvado Amán. Entonces se turbó Amán delante del rey y de la reina. Luego el rey se levantó del banquete, encendido en ira, y se fue al huerto del palacio; y se quedó Amán para suplicarle a la reina Ester por su vida; porque vio que estaba resuelto para él el mal de parte del rey. Después el rey volvió del huerto del palacio al aposento del banquete, y Amán había caído sobre el lecho en que estaba Ester. Entonces dijo el rey: ¿Querrás también violar a la reina en mi propia casa? Al proferir el rey esta

 

palabra, le cubrieron el rostro a Amán. Y dijo Harbona, uno de los eunucos que servían al rey: He aquí en casa de Amán la horca de cincuenta codos de altura que hizo Amán para Mardoqueo, el cual había hablado bien por el rey. Entonces el rey dijo: Colgadlo en ella. Así colgaron a Amán en la horca que él había hecho preparar para Mardoqueo; y se apaciguó la ira del rey.

 

3. En la época de Asuero, pues, de repente se oyó decir: ¡Amán está muerto! Sobre el gran alivio, gozo y jubilo que se manifestó entonces entre el pueblo judío acosado hasta la muerte, leemos en Ester 8:15-17: “Y salió Mardoqueo de delante del rey con vestido real de azul y blanco, y una gran corona de oro, y un manto de lino y púrpura. La ciudad de Susa entonces se alegró y regocijó; y los judíos tuvieron luz y alegría, y gozo y honra. Y en cada provincia y en cada ciudad donde llegó el mandamiento del rey, los judíos tuvieron alegría y gozo, banquete y día de placer. Y muchos de entre los pueblos de la tierra se hacían judíos, porque el temor de los judíos había caído sobre ellos.”

 

Con esto hemos bosquejado brevemente como los judíos dispersados en el imperio medo-persa, fueron extraordinariamente bendecidos, librados, ensalzados y engrandecidos por Dios, a través de la malicia de sus enemigos acérrimos. Por eso, la Palabra dice: “Amad a vuestros enemigos” (Mateo 5:44), pues Dios los usa como instrumentos de bendición para nosotros. Esta exhortación del Señor Jesús tiene muy especialmente validez en el sentido neo testamentario espiritual: ¡Ama a los que hieren de la manera más sensible y dolorosa! Pues ellos son las duras piedras de afilar por las cuales eres transformado más y más en la imagen de Jesús. Y esto es muy necesario, pues Pablo dice en Gálatas 4:19: “Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros” Y en Romanos 8:29: Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.

 

DIOS TRANSFORMA LAS MALDICIONES PARA BIEN.

 

Tenemos el ejemplo de los hermanos de José, que lo odiaban. José les dijo más tarde, cuando su padre Jacob había muerto y ellos tenían miedo que cuando su padre Jacob había muerto y ellos tenían miedo que él se vengara de ellos: “Y les respondió José: No temáis; ¿acaso estoy yo en lugar de Dios? Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo. Ahora, pues, no tengáis miedo; yo os sustentaré a vosotros y a vuestros hijos. Así los consoló, y les habló al corazón.” (Génesis 50:19-21).

 

José es una clara representación profética de nuestro Señor Jesucristo, quien siendo rechazado y crucificado por los suyos ante las manos de los romanos, llego a ser el Salvador del mundo: “…Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios. Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él”. (2 Corintios 5:19-21).

 

Aquí se revela el secreto más profundo de la eterna bendición para Israel y el mundo entero por medio de los enemigos mortales del Señor: “Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo…” Dios mismo es el que actúa; los enemigos acérrimos son solamente instrumentos en Su mano, para bendecirnos. Y justamente así, Él es honrado y ensalzado, pues leemos en Salmos 76:10: “Ciertamente la ira del hombre te alabará; tu reprimirás el resto de las iras” otra versión nos dice: “Pues el furor del hombre te alabará; con residuo de furor te ceñirás”. El que comienza a conocer este secreto, llega a ser gozoso y libre en el Señor y a bendecir a los que los maldicen. Si, hace bien a los que le odian y ora por los que le ofenden y persiguen, porque sabe que su odio y su enemistad, al fin y al cabo, le serán solamente de bendición. Por la amenaza del enemigo, llega a estar en intima comunión con el Señor, y triunfa con David: “Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores: unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando” (Salmos 23:5).

 

La misericordia y la fidelidad de Dios para mantener sus promesas al pueblo DE Israel debe ser una fuente de ánimo para todos los cristianos. Mientras vemos a Dios cumplir promesas que Él hizo a su pueblo miles de años atrás, podemos estar absolutamente seguros de que Él será fiel para cumplir todas las promesas que ha hecho a la Iglesia. Su hno. Desde el Cono Sur. Josué Nayib.

 

 

 

MINISTERIO IGLESIA APOSTOLICA INTERNACIONAL.

 

MAYO 2016.

 

 

"LA TELEVISIÓN Y SUS PERJUICIOS"

pastor israel fuentes

“El que camina en justicia y habla lo recto; el que aborrece la ganancia de violencias, el que sacude sus manos para no recibir cohecho, el que tapa sus oídos para no oír propuestas sanguinarias; el que cierra sus ojos para no ver cosa mala; éste habitará en las alturas; fortaleza de rocas será su lugar de refugio; se le dará su pan, y sus aguas serán seguras”. Isa 33:15-16

 

La televisión llegó a los Estados Unidos en el año 1940 y desde entonces se ha convertido en la principal ventana a través de la cual, la mayor parte de la sociedad industrializada percibe el mundo que le rodea. A mediados de 1945 ya existían 23 estaciones de televisión en los Estados Unidos, y para 1959 habían 50 millones de aparatos de televisión en los hogares norteamericanos. Desde 1970 las transmisiones por cable y vía satélite se han incrementado rápidamente.

 

La televisión es un poderoso medio de difusión masiva y constituye un gran adelanto tecnológico. El grave problema se presenta en el mal uso que ha tenido en el transcurso del tiempo y en los terribles efectos negativos que ha causado en medio de la comunidad receptora. Veamos algunos de ellos.

 

EFECTOS DE LA TELEVISIÓN EN LOS NIÑOS

 

Cada día abundan más la pruebas de que la televisión tiene un gran poder de persuasión que conduce a una adicción de mirarla en forma indiscriminada. Este comportamiento es nocivo para el desarrollo normal del niño. La televisión se ha constituido en una parte considerable del mundo de los niños. El tiempo que la televisión les consume es un verdadero escándalo. Anualmente, la mayoría de niños pasan igual número de horas frente a la pantalla chica como frente a sus maestros.

 

La televisión está disponible con tanta facilidad que ejerce una fuerte presión en los niños para que la vean en exceso. El abuso excesivo de la televisión convierte al niño en una persona más pasiva, menos creativa y de menor rendimiento académico.

 

Este análisis fue demostrado científicamente en un ensayo llamado "La Inyección Electrónica" publicado por el gobierno de los Estados Unidos. En ese estudio se mencionan dos semejanzas entre el consumo de drogas y ver demasiado la televisión:

 

1. Ambos hábitos borran el mundo de la realidad.

 

2. Ambos hábitos facilitan las actitudes pasivas.

 

El estudio de investigación también demostró que los niños que ven demasiado la televisión obtienen calificaciones muy inferiores comparados con otros niños que no la miran. La televisión afecta el rendimiento escolar y es la principal causa de que muchos niños dejen a la ligera sus deberes escolares.

 

Los niños, al igual que los jóvenes, son los más propensos a ser las víctimas de los efectos negativos de la televisión. Ellos todavía no tienen una personalidad bien definida o un comportamiento estable. Los programas que se transmiten exaltan encubiertamente la morbosidad, la sensualidad, la curiosidad insana, la inmoralidad, la violencia, el robo, la prostitución, la drogadicción, la homosexualidad, y en fin, toda clase de fuerzas insi-diosas y destructivas que los estimula a salir a la calle y cometer cualquier tipo de fechoría. La televisión, directa o indirectamente, des forma la mente de niños y los ayuda a crecer con una inclinación a la desviación.

 

Si observamos los efectos negativos de la televisión en los niños menores de cinco años, notamos que ellos son seriamente vulnerables a los engaños verbales que lanzan los anuncios comerciales. Ellos se irritan fácilmente

 

ante los mensajes engañosos o exagerados. La frecuente exposición a las intrigas, manipulaciones y engaños que aparecen en la televisión, menoscaba el sentido de confianza que el niño aprende de sus cariñosos padres.

 

Los niños que aun no están en edad escolar juegan menos con otros niños de su edad si se aficionan a la televisión. El resultado es terriblemente perjudicial para los niños, ya que el juego es un factor muy importante para su desarrollo integral. El juego les ayuda a ser mas imaginativos y mas sociables.

 

La televisión vuelve a los niños menos comunicativos. En cambio, la interacción con los compañeros de juego no solo mejora sus habilidades verbales, sino que también los enseña a disputar y competir sin dejar de ser buenos amigos.

 

Los niños menores tienen una fuerte tendencia a imitar lo que ven. Quieren hacer lo que hacen los demás, especialmente los adultos. Hay una famosa fotografía que muestra a una niña calzando los zapatos altos de la madre y un niño con el traje y la corbata del papá. Están en una etapa imitativa. Esta también es la razón por la cual se han registrado muchísimos casos de niños que se han lanzado al vacío desde la ventana de un edificio queriendo imitar a Superman. Lamentablemente este hecho ha producido un gran número de dolorosas tragedias.

 

EFECTOS DE LA TELEVISIÓN EN LOS JÓVENES

 

Las abundantes descripciones de crímenes y violencia que ofrecen en los programas de la televisión están directamente relacionadas con la creciente ola de delincuencia juvenil que existe en nuestro tiempo. En la televisión se observan con minuciosos detalles una gran cantidad de asesinatos, atracos, violaciones, mutilaciones, sacrificios satánicos, suicidios, tiroteos, prostitución, sadismo, en fin, una gran cantidad de actos delictivos que convierten la televisión en una gran escuela de la delincuencia juvenil. Las imágenes de violencia que ofrece este medio de comunicación a los jóvenes no provocan necesariamente una reacción inmediata. El efecto negativo se desarrolla lentamente, provocando una consternación de torcidos deseos y una fuerte tendencia hacia el delito. Muchos padres son culpables de que sus hijos sufran de trastornos de la conducta porque no les han enseñado los efectos nocivos de la televisión. Los mismos padres son víctimas que en muchas oportunidades prefieren que sus hijos pasen el tiempo mirando la televisión para ellos estar desocupados y poder realizar otras actividades.

 

EFECTOS DE LA TELEVISIÓN EN LOS ADULTOS

 

Al hablar de los efectos de la televisión en los adultos tenemos que hablar de las telenovelas, las cuales están generalmente dirigidas a la base de la pirámide poblacional, es decir, la clase de bajos recursos económicos. Casi siempre se presenta en un papel protagonista a una muchacha pobre que aspira resolver sus conflictos de clase casándose con un hombre rico, un profesional acomodado o recibiendo una herencia.

 

Las telenovelas presentan dramas que por lo general responden a las mismas motivaciones: pleitos, infidelidad, divorcio, engaño, trío amoroso, etc. Las telenovelas promueven un estilo de vida de inmoralidad. Muchas mujeres disfrutan y gozan con las telenovelas porque a través de ellas se liberan de emociones reprimidas. Les gusta la oportunidad de llorar y se sienten mejor al saber que otras mujeres también tienen problemas. El televisor actúa como un consultorio sentimental sin que las personas que la miran se den cuenta de que están perdiendo un tiempo muy valioso que pudieran estar ocupando en educarse, trabajar o dedicarse a su familia. En las telenovelas siempre están presentes las escenas eróticas que se convierten en un fetiche de fantasía sexual. La televisión presenta a cada momento un mensaje subliminal que pretende manipular a la vasta audiencia para manejar a su antojo y capricho a los televidentes. Todo esto conduce a una descarada desmoralización que pervierte los valores y los principios de nuestra sociedad.

 

El verdadero cristiano es consagrado a Dios y apartado de todo mal. El cristiano no se detiene a escuchar mentiras que no le edifican, sino que inclina su oído a la palabra de los sabios y aplica su corazón a la sabiduría, porque le es cosa deliciosa (Proverbios 22:17-18).

 

EFECTOS DE LA TELEVISIÓN EN LA VIDA ESPIRITUAL DEL CRISTIANO

 

Así como la televisión produce efectos negativos en los niños, en los jóvenes y en los adultos, también lo causa en los cristianos, menguando su vida espiritual. Ese no es el propósito de Dios. Las Sagradas escrituras nos enseñan en la Segunda Epístola de Pedro, capitulo 3 y verso 18 "Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo."

 

El cristiano que se detiene frente a la televisión está perdiendo el tiempo tragando basura. La Biblia dice "Aprovechando bien el tiempo, porque los dias son malos..." (Efesios 5:16). La venida de nuestro Señor Jesucristo está mucho más cerca de lo que nosotros pensamos. Es necesario que nos dediquemos más a Él para que cuando ese glorioso evento suceda nos encontremos preparados.

 

Es verdad que la Biblia no menciona directamente la palabra "televisión," pero si hay muchos versículos en la Biblia que en forma indirecta hacen referencia en su contra. Los siguientes son solo un ejemplo.

 

Efesios 5:11-12 "No participéis de las obras infructuosas de las tinieblas, sino mas bien reprendedlas, porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto."

 

1 Corintios 6:12 "Todas las cosas me son licitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son licitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna."

 

1 Corintios 10:23"Todo me es licito, pero no todo edifica."

 

Salmos 101:3 "No pondré delante de mis ojos cosa injusta."

 

Para concluir, quiero decirles a mis apreciados hermanos en la fé de Jesucristo que si alguno se siente atado de alguna forma a la televisión o al cine, es tiempo de reflexionar. Si usted tiene un aparato de televisión en su casa, sácalo inmediatamente. Ya ustedes saben lo dañino y perjudicial que es para su familia y para la vida espiritual del creyente en Cristo Jesús.

 

Considero una gran ironía que recientemente se hayan levantado una gran cantidad de grupos seculares que protestan en contra de los mensajes de violencia e inmoralidad que se transmiten en los programas de televisión, mientras que la iglesia permanece pasiva y sigue perdiendo terreno lentamente ante este mortal enemigo. Recordemos que si nuestra justicia no fuese mayor que la de los escribas y fariseos, no entraremos en el reino de los cielos (Mateo 5:20) Pastor Israel Fuentes.

 

 

MINISTERIO IGLESIA APOSTOLICA INTERNACIONAL.

 

MAYO 2016.

 

 

“GEDEON ELEGIDO POR DIOS”

el hermano del cono sur

 

“Gedeón estaba sacudiendo el trigo en el lagar, para esconderlo de los madianitas. Y el ángel de Jehová se le apareció, y le dijo: Jehová está contigo, varón esforzado y valiente…Y ahora Jehová nos ha desamparado, y nos ha entregado en mano de los madianitas. Y mirándole Jehová le dijo: Ve con esta fuerza, y salvarás a Israel de la mano de los madianitas” Jueces 6:11-14.

 

Estoy convencido que en cada ciudad, país y en cada familia Dios está buscando a un hombre esforzado y valiente a quien enviar para derrotar a todos sus enemigos y poner fin a la vergüenza y a la derrota. Jeremías 5: 1 “Recorred las calles de Jerusalén, y mirad ahora, e informaos; buscad en sus plazas a ver si halláis hombre, si hay alguno que haga justicia, que busque verdad; y yo la perdonaré.”Lo que Dios quiere utilizar el corazón del hombre para llenarlo de su presencia. Para que el hombre débil y natural se transforme en una persona FUERTE y con PODER. Para que seamos "hombres naturales con poderes sobrenaturales".

 

Gedeón, sorprendido dijo: “Si Jehová está con nosotros, ¿por qué nos ha sobrevenido todo esto? ¿Y dónde están todas sus maravillas, que nuestros padres nos han contado...?” (Jueces 6:13). Él se analiza y distingue el hecho de que si Dios Todopoderoso, estaba con él, no era posible que estuvieran siendo humillados y subyugados por el mal.

 

Nadie puede hacer la obra, llevar a cabo el propósito de Dios, seguir la voluntad del Señor y hacer proezas, si Dios realmente no está con él. Debemos procurar que la manifestación del poder de Dios no sea una vez por año, esporádica, sino que realmente se cumpla lo que dijo Jesús: “He aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:20).

 

A Dios le interesa más lo que somos, que lo que hacemos. No se puede impresionar a Dios por las muchas cosas que podamos hacer, ni haciendo ostentación de lo que se ha hecho. La Biblia dice que: “Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?” (Mateo 7:22). Refiriéndose a la obra que hicieron, pero el Señor les dirá: “Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad” (Mateo 7:23). Quiere decir que no vivieron para Él, no caminaron como Él quería. Entonces de nada le sirvió todo lo que pudieron haber hecho, por no haberse conservado, por no haber sido como Dios quería, por no haberse mantenido en la Palabra, en la obediencia.

 

Dios también le dice a Gedeón varón esforzado. O sea, que la percepción que Dios tenía de Gedeón era la de un creyente fuerte, sólido, de un espíritu varonil, de una sola pieza. No de doble ánimo, sino de una persona estable, de principio, firme. Estos son los hombres que Dios está buscando, gente con firmeza, esforzada, con la cual se puede contar, que hayan tenido una experiencia con Dios.

 

Luego le dice valiente. Sabemos que el mundo entero está lleno de cobardes. No hay nada positivo escrito sobre los cobardes. . (Apo 21:8 Pero los cobardes e incrédulos,…tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda). Lo único que sabemos de ellos es que se escondieron, que huyeron, que fueron derrotados, que fueron vencidos. Actualmente encontramos a muchos que son simples religiosos, que asisten a un templo, pero que son cobardes, porque constantemente viven rindiéndole culto a la mundanalidad, rindiéndole culto a cuanta moda aparece, rindiéndole culto a cuantas cosas y embelecos de las tinieblas aparecen, inclinados ante estos y adorándolos. Si buscamos, notaremos que son pocos los que ven una vida de integridad, una vida de testimonio, una vida de servicio, una vida de entrega. La mayoría está en otros asuntos, no quieren sacrificarse, no quieren esforzarse, no quieren darse al Señor.

 

Observemos la manera humilde que Gedeón le responde al Señor. Dice: “Ah, señor mío, si Jehová está con nosotros, ¿por qué nos ha sobrevenido todo esto?...” No se sintió superior a nadie por el hecho de que Dios lo hubiera distinguido. No se jactó, no se enorgulleció, no se enalteció, sino que se mantuvo en iguales condiciones que el pueblo. Y no sólo quiso que la presencia de Dios estuviese con él, sino también con todo el pueblo.

 

Lo que si tenemos que reconocer que Gedeón se había esforzado a sembrar el trigo y la cebada. Él sabía que los madianitas esperaban que los hebreos sembraran para luego ellos ir a recoger la cosecha. Pero se dijo: he sembrado el trigo y la cebada, lo he hecho a costa de muchas cosas; de privaciones y temores, pero me he esforzado. Recogeré la cosecha cueste lo que cueste. Observamos que no se escondió, no se metió más en la cueva, actuó con valentía. Gedeón salió a recoger la cosecha, le pudo demostrar a su gente que se puede recoger el fruto y salir adelante en medio de la oposición, en medio del ataque, en medio de la incertidumbre, en medio de la pobreza y de tantas cosas, ¡se puede! Hoy es igual, amado hermano(a), se puede ir adelante, se puede hacer la obra de Dios, se puede servir, se puede ir a donde Dios nos diga; aunque haya oposición, difamación, crítica y amenaza por doquier.

 

2 Timoteo 1:7 “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder”...

 

Cada enemigo del pueblo de Dios tiene su carácter propio y su manera particular de actuar. El método de Madián consistía en destruir los productos del país, con el fin de empobrecer al pueblo. Podemos preguntarnos cuál es el enemigo que hoy día, quiere arrebatarnos nuestro alimento espiritual. Impedir que disfrutemos de JESUS y de los frutos de la Caanán celestial. Este enemigo, no es otro que Madian mismo y tenemos que eliminarlo.

 

Gedeón se acordó de la condición de sus hermanos. Debemos trabajar no para sentirnos grandes, ni superiores; no debemos atraer la mirada de la gente hacia nosotros, para que nos endiose y exalte. No, sino por el contrario,

 

trabajemos para atribuirle a Dios toda la gloria. Cuando Gedeón terminó la batalla, el pueblo quiso elegirlo como alguien especial, como gobernante, pero él dijo que no sería así, ni él ni sus hijos reinarían, porque Jehová era el que reinaba sobre el pueblo.

 

Él quería la dirección y el gobierno de Dios, y no la de los hombres. Dios se agrada cuando tenemos un corazón sencillo, humilde, dispuesto a que se le rinda tributo a Él. Dice que mirándole Jehová, le dijo “Ve con esta tu fuerza, y salvarás a Israel de la mano de los madianitas, ¿No te envío yo?” (Jueces 6:14). Gedeón entonces le respondió: “Ah, Señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo el menor en la casa de mi padre” (Jueces 6:15). Los hombres y mujeres que Dios llama siempre piensan bien de los demás, nunca se ven superiores a nadie. No compiten espiritualmente para ganarles a otros.

 

Dios no estaba interesado en la fuerza física de Gedeón, (Sal 147:10 “No se deleita en la fuerza del caballo, Ni se complace en la agilidad del hombre”), Él estaba interesado en su disposición, en la fuerza de su voluntad para encarar el problema, para no dejarse doblegar por el mal, para no ceder ante el ataque y la amenaza. Dios quiere esa fuerza que cuando venga la tentación lo resista y diga no me vencerás, no me seducirás, no me harás arrastrar por el pecado. Esa fuerza es la que Dios quiere de nosotros, fuerza para decirle no a todo lo que quiera dañarnos. Se necesita esa fuerza para decirle al diablo estás derrotado, mi vida le pertenece a Jesús.

 

Dios quiere que le rindamos toda nuestra voluntad, que haya una entrega total, tanto a Él como a su obra. Que podamos decir como dijo el salmista: “Jehová cumplirá su propósito en mí; tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; no desampares la obra de tus manos”, Salmo 138:8. Amén.

 

Esto nos confirma que es Dios el que elije a sus soldados, por que el nos conoce más que a nadie, y sabe que daríamos la vida por él, pero por muchas ganas que tengamos de morir como mártires, es Dios quien asigna los puestos de trabajo o de batalla, Efesios 4:11 Él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; y a otros, pastores y maestros. De modo que, si aun no nos ha puesto en algún lugar o no nos ha dado algún trabajo no quiere decir que no nos ame o que no sirvamos, sino que tiene otra labor para nosotros igual de importante que la de un mártir, porque para Dios nadie es más o menos importante, la idea es no dejar de buscarlo y no afanarse tratando de servirle, porque no importa lo que queramos hacer para él, sino lo que él quiera hacer con nosotros, Lucas 10:38-43” Mientras iba de camino con sus discípulos, Jesús entró en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Tenía ella una hermana llamada María que, sentada a los pies del Señor, escuchaba lo que él decía. Marta, por su parte, se sentía abrumada porque tenía mucho que hacer. Así que se acercó a él y le dijo: –Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sirviendo sola? ¡Dile que me ayude! –Marta, Marta –le contestó Jesús–, estás inquieta y preocupada por muchas cosas, pero sólo una es necesaria. María ha escogido la mejor, y nadie se la quitará”.

 

Lo que Dios usa para mostrar su Poder es justamente la debilidad y la fragilidad del hombre. Para que nadie diga "yo lo hice" Dios lleva al hombre hasta situaciones de necesidad y debilidad extremos (muerte, debilidad, hambre, escasez, enfermedad, adversidad, soledad...). Para que los enemigos no digan "dónde está tu Dios que te ayuda?"

 

Lamentablemente hoy se considera más la cantidad más importante que la calidad, que es la idea que hoy prevalece en general en la iglesia, porque en la iglesia ya no se habla de la calidad de los creyentes, sino de la cantidad de los creyentes que hay en la congregación, aunque para Dios la calidad sea más importante que la cantidad. Dios veía en Gedeón valor , Gedeón veía insignificancia. Dios hace notorias sus maravillas y su grandeza, hace cosas que nadie puede explicar, hace cosas que nadie puede Dios no necesita la fuerza del hombre ni cantidad de hombres... PORQUE ÉL ES LA FUERZA. No necesita los recursos ni los muchos recursos... PORQUE ÉL ES EL RECURSO. No necesita las armas ni las muchas armas para llevar a cabo sus planes... PORQUE DIOS ES NUESTRA PODEROSA ARMA ESPIRITUAL A TRAVÉS DE SU ESPIRITU SANTO EN NOSOTROS. "No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu..." (Zacarías 4:6)

 

En Jueces 7:3 dice el Señor a Gedeón: “Ahora, pues, haz pregonar en oídos del pueblo, diciendo: Quien tema y se estremezca, madrugue y devuélvase desde el monte de Galaad. Y se devolvieron de los del pueblo veintidós mil, y quedaron diez mil”. Pero lo que desconocía Gedeón que muy pronto vendría, el zarandeo que serviría para eliminar a los que se habían manchado con la idolatría, y para apartar a los hombres de valor y fe, cuya confianza en Dios no había sido viciada por el culto y las prácticas de la idolatría. Tenían la fe necesaria para creer que si Dios estaba con ellos, podrían tener éxito aunque fueran pocos. Como Jonatán más tarde le recordó a su paje de armas, el número de soldados era de poca importancia a la vista de Dios 1 Sam. 14: 6 “Dijo, pues, Jonatán a su paje de armas: Ven, pasemos a la guarnición de estos incircuncisos; quizá haga algo Jehová por nosotros, pues no es difícil para Jehová salvar con muchos o con pocos”.

 

Nos parece que cuando Gedeón miraba a sus treinta y dos mil soldados, tal vez bien uniformados, bien armados y que lucían como imponentes, como fuertes, pensaría que con estos hombres acabaría al enemigo. Gedeón creía que estaban dispuestos a combatir, que se identificaban y que estuviesen dispuestos a batallar contra el enemigo; estos sólo estaban por apariencia, no estaban identificados con la obra ni con la visión. Hay algo que es innegable. En la

 

actualidad, se está reemplazando la calidad por la cantidad. Se busca principalmente llenar los templos, con cuantas más personas mejor. La idea de tener a miles de personas abarrotando una mega congregación, esta imponiéndose sobre la calidad de los que están en la congregación; lo único que importa es el número. Pero, ¿podrán aquellos que están imponiendo la idea de cuantos más seamos, mejor, derrotar a los enemigos de la obra de Dios? De nada sirve la cantidad, cuando no hay calidad en el pueblo, para la batalla de la fe. Que importante es la calidad para Dios. La calidad es la propiedad o conjunto de propiedades inherentes a algo, que permiten juzgar su valor. En los creyentes hay propiedades inherentes, es decir, que no se pueden separar del creyente por estar unidas a el por naturaleza, por medio de las cuales el creyente da testimonio de su valor, de lo que el vale. La calidad de los creyentes es la que permite juzgar su valor. Para Dios la cantidad no puede reemplazar la calidad.

 

Aunque Gedeón y su ejército eran pocos y mal equipados según las normas humanas, su victoria fue total porque su obediencia fue total. Dios específicamente les mandó usar tácticas militares no convencionales para que todos pudieran ver quién fue el causante de su triunfo arrollador. Está escrito en el libro de Dios: Job 5:20 “En el hambre te salvará de la muerte, Y del poder de la espada en la guerra”.

 

Gedeón es el hombre de Dios para dirigir al pueblo en sacudir ese yugo opresor de los Madianitas ¡una asignación que Gedeón no está ansioso de aceptar! Pero una vez convencido de su llamamiento mediante dos señales milagrosas, guía un ejército humilde de 300 hombres equipados solo con cantaros, teas, y trompetas, a una victoria contundente contra las poderosas fuerza de los madianitas. Las armas no convencionales y el plan de batalla raro de Israel no dejan lugar a dudas. ¡La Victoria es del Señor ¡ El ángel le habla a Gedeón y le dice: “Jehová está contigo”.

 

Que la presencia de Dios beneficie a los demás y se manifieste en toda la congregación, en toda la obra. Que Dios salve al perdido, sane al enfermo, que fortalezca al débil, que levante al caído.

 

Recordemos por la palabra de Dios las grandes hazañas realizadas por sus siervos. Cuyo triunfo no lo llevo a cabo por las cantidades ejércitos ¡NO! quien determinó los resultados de las difíciles batallas fue y seguirá siendo Dios por ejemplo la batalla David Vs. Goliat…. Moisés Vs. Faraón…. Josué Vs. Jericó…. Verdaderamente, en el caso de Israel se puede decir!! No es el tamaño del ejército en la batalla, sino el tamaño de Dios en el ejército!

 

¿Dónde hay “madianitas “siempre habrá oposición y resistencia en tu Iglesia, familia y vida, esos temibles problemas aparentemente inconquistables que enfrentas? Los hombres y mujeres que Dios llama siempre piensan bien de los demás, nunca se ven superiores a nadie. No compiten espiritualmente para ganarles a otros.

 

No importa que la fe sea pequeña o grande, lo importante es creer que DIOS TIENE EL PODER, que DIOS TODO LO PUEDE, que DIOS ES TODOPODEROSO. Jesús dice: "si tuvieres fe como un grano de mostaza..." (Mateo 17:20) porque el PODER de la fe no está en el TAMAÑO de la fe, sino en DIOS que tiene el Poder.

 

Como te sientes ante tu Dios ¿insignificante? pobre? Dios no necesita autosuficiencia o riqueza para trabajar solo necesita tu corazón, y tus fuerzas, Dios vio en Gedeón un hombre de valor. Que Dios ve en ti? que Dios ve en mi ?

 

Gedeón nunca se imaginó que Dios ocupara esos artefactos para vencer a los Madianitas, pero quiero decirte lo que Dios me hablo a cerca de esto.

 

Cántaro: Somos nosotros , solo tenemos que saber que aunque somos barro, él nos ocupa como si fuéramos acero, pero tenemos que romper con el orgullo que no nos deja creer que Dios nos puede ocupar para Bendición, solo tenemos que rompernos, hacernos pedazos, dejar que Dios nos ocupe, quebrantarnos y dejar que salga la :

 

Tea: O sea la luz que hay en ti, esa perfecta luz que puso Dios en ti para que puedas ser “lumbrera” a otros y poder luchar juntos, como él ejercito de Gedeón, contra las huestes del diablo, o todas aquellas cosas que piensas que las puedes hacer solo y sin romperte. De esto se trata: Rompe tu Corazón, Quebrántalo, así podrás ser ocupado, el ejercito venció cuando quebraron las cantaros y salieron las teas encendidas, la luz los deslumbro y comenzaron a herirse entre ellos, esa luz que salió de ellos fue una instrucción de Dios, que obedeció Gedeón, y pudieron vencer, así que, quebrántate y rómpete para que salga la luz que ha puesto Dios en ti, y puedas ser ocupado efectivamente.

 

Trompeta: La victoria, el sonido de trompeta significa victoria.

 

Recuerda que cuando sonó la trompeta, los soldados comenzaron a enloquecer, y Dios le dio la victoria a Gedeón, y así el hombre de Dios ganó la batalla, con estas tres cosas Dios le dio la victoria a Gedeón y el, pudo vencer a los madianitas, pero solo subsistieron y vieron ese momento, aquellos que se atrevieron a creer en Dios, aquellos que en su corazón fueron capaces de albergar la victoria ya dada a Gedeón por Dios, en aquella noche de victoria.

 

Atrévete a creerle a DIOS y no a las circunstancias naturales que vean tus ojos! Bendiciones de forma abundantes en Jesús para cada uno de Ud.(s) Su hermano desde el Cono sur . Josué Nayib. Mayo 2016

 

 

® Ministerio Iglesia Apostólica Internacional - Registro Publico 974

Templo central: Calle el resbalón nº1687 - Cerro Navia - Santiago

Días de Reuniones: Martes: 19:30 hrs. - Jueves: 19:30 hrs.

Domingos: Escuela biblica-10.00 am / Reunión de Jovenes-15:00 hrs.

Reunión General: 18:00 hrs.

Derechos Reservados © MIAI 2014

Submitting Form...

The server encountered an error.

Form received.

¿Quieres que oremos por ti o por algún hermano?

Escríbenos